Riazor inicia la temporada sin obras en la cubierta

El edil de Culturas afirma que en los próximos días informarán de cómo se resolverá el conflicto con Dragados, que puede acabar en la rescisión del contrato y una nueva licitación

21.08.2016 | 19:18
Operarios proceden a reparar la cubierta de Riazor de los desperfectos de los temporales, el pasado abril.

La temporada 206-2017 en Riazor ha empezado sin obras en la cubierta de Riazor. En el aire aún, la resolución del conflicto entre el Concello y Dragados, ganadora del concurso para ejecutar la obra millonaria y que, tras realizar una auditoría previa, concluyó que no podía ejecutar parte del proyecto con el presupuesto pactado. El Concello, con informes técnicos, concluyó que sí es ejecutable. La solución llegará en breve, comentó ayer el concejal de Culturas, José Manuel Sande, en una entrevista en Radio Coruña. No descarta que la única salida sea la rescisión, que obligaría a comenzar la licitación de nuevo. "Va a haber una labor de mantenimiento ingente para evitar, no solo la incomodidad, sino todo atisbo de inseguridad", prometió.

"En los próximos días se tomarán las decisiones definitivas y se transmitirán", respondió el edil, que insiste en que, aunque no se inicien de inmediato las obras, están obligados a realizar una labor de mantenimiento "para evitar cualquier riesgo". Sande afirma que el Ejecutivo municipal tiene "un compromiso absoluto" con la seguridad de los aficionados y con que las obras se ejecuten "con todas las garantías del mundo".

El proyecto de reforma tiene fecha de diciembre de 2013. En él se alerta de la importante corrosión de la estructura, afectada por el óxido y su proximidad con el mar. La duración prevista de la obra es de dos años. El contrato salió a concurso en julio de 2014 y quedó adjudicado antes del cambio de gobierno en el Palacio de María Pita, en abril. Lo ganó Dragados, que se comprometía a rebajar de 2,9 a 2,6 millones de euros el presupuesto de la licitación.

En un informe previo, la constructora concluyó, en noviembre de 2015, que el proyecto era inviable. El Concello abrió un expediente para analizar la cuestión técnica y jurídicamente. La decisión que se tome sobre si se aceptan o no las reclamaciones de Dragados podría tener consecuencias en el coste de la obra (con una partida consignada en los presupuestos de 2016), el proceso de adjudicación, en los plazos e incluso llegar al Contencioso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine