Más paradas y de mayor tamaño

La Xunta prevé ampliar las paradas de bus en cuesta de A Palloza y la entrada al puerto, y crear dos más junto al edificio de UGT y el parque infantil de Fdez. Latorre

22.08.2016 | 11:52

El plan de la Xunta para promover la llegada al centro de autobuses procedentes de los municipios de la comarca prevé cambiar los flujos de tráfico del transporte público, haciendo necesaria una adaptación de las actuales paradas -monopolizadas por el transporte urbano- y la creación otras nuevas que se adapten a las futuras rutas. A partir de los estudios realizados con simuladores de tráfico, el Gobierno gallego ha encontrado cuatro ubicaciones que, en la segunda fase del plan, necesitarían una serie de obras de adaptación para acoger a los autocares comarcales. Es uno de los puntos que más sorprende al Concello en sus alegaciones, al entender que el plan le impone sin consultar trabajos sobre suelo público municipal, eliminando plazas de parking, además de no indicar su coste ni la administración que lo pagará.

Cuesta de A Palloza, 5. La parada de bus urbano de esta calle, situada al otro lado del edificio sindical de UGT, deberá ser ampliada en 34 metros, eliminando seis plazas de aparcamiento. Actualmente el espacio que tienen los buses es de 22 metros, una longitud "pésima", de acuerdo con el informe de la Xunta, que alerta de problemas cuando coincide más de un autobús. "La solución a la que recurren los conductores de los autobuses es a la invasión de los espacios próximos, aunque no estén destinados a ello", remarcan. El plan prevé ampliar la parada a un total de 60 metros, que dé comienzo en el paso de peatones, permitiendo la parada de hasta cuatro autobuses al mismo tiempo.

Calle Fernández Latorre, junto al parque infantil. La creación de una parada en este punto se hace necesaria ante la probable saturación que padecerá la parada de la rotonda de Cuatro Caminos, situada junto al Remanso. Este nuevo apeadero contaría con 18 metros de longitud, suprimiendo dos plazas de aparcamiento. Al delimitar este espacio como reservado para la parada de transporte público, los buses podrían parar sin entorpecer el tráfico.

Plaza de Ourense, junto a la entrada al Puerto. La parada de autobús de la plaza de Ourense, situada junto a la entrada al puerto, es uno de los puntos más delicados que analiza el plan. Ahora mismo, la plataforma solo tiene espacio para el estacionamiento de un bus, algo incompatible con los nuevos flujos previstos, que convertirán a esta parada en punto de escala de decenas de buses. El plan es extender la parada por delante de la puerta de acceso al Puerto, ampliándola a unos 62 metros y permitiendo la presencia de cuatro vehículos de este tipo.

El Concello advierte de que la ampliación prevista invade el principal acceso al Puerto, al que cree que el Gobierno gallego ni ha consultado. La Xunta considera "insignificante" el entorpecimiento que esto generaría al tráfico generado en los muelles. "En ningún caso llegaría a suponer un malestar superior a las ventajas de la ampliación de la parada que evitaría que dicho entorpecimiento se produzca en la propia carretera, poniendo en peligro a los pasajeros y demás usuarios de la vía".

Cuesta de A Palloza, junto al edificio de UGT. El número 4 de la cuesta de A Palloza, es decir, en el lateral de la calle situado junto al edificio de UGT, será el lugar donde se instalará una nueva parada de autobuses, ejerciendo como apeadero para los buses que usen este vial para llegar a Cuatro Caminos. La nueva parada para el transporte interurbano tendrá 30 metros de longitud, ocupando un espacio que hasta ahora se utilizaba como aparcamiento de cuatro vehículos. Con esta longitud, se permitiría la parada de dos autobuses, sin entorpecer el tráfico en la zona.

Paradas eliminadas para el transporte metropolitano. No todas las paradas en las que suelen hacer escala los buses rojos de Tranvías de A Coruña servirán como apeadero en las rutas que el transporte comarcal realice por el centro de la ciudad. Por ejemplo, la parada de la ronda de Outerio-Os Mallos se suprime en estas rutas interurbanas para forzar la entrada a las expediciones por el corredor oeste, por la avenida Finisterre. También se elimina la parada de Linares Rivas, ya por ahí pasarán muy pocas líneas y existe un alternativa próxima en la zona de Cuatro Caminos.

También se propone que se elimine la de Pérez Ardá, una parada que la Xunta entiende que no tiene sentido ya que los transportes deberían entrar en la estación de autobuses. Algo similar ocurre con la de la Casa do Mar, que se suprime al existir la alternativa de Cuatro Caminos, que está muy próxima. También la ubicada en el número 10 de la calle Juan Flórez, en sentido entrada, que tiene alternativa a pocos metros, en la plaza de Pontevedra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine