El mercado inmobiliario se invierte

El mercado inmobiliario se invierte en cinco años y los alquileres superan a las hipotecas

Los hogares coruñeses con préstamo bancario caen más de 5 puntos desde 2010, y los arrendamientos crecen casi 7 puntos, hasta el 27,15%, el mayor porcentaje de Galicia

24.08.2016 | 12:30
El mercado inmobiliario se invierte en cinco años y los alquileres superan a las hipotecas

Las familias coruñesas han cambiado sus hábitos inmobiliarios. El mercado ha dado un vuelco notable en cinco años: bajan las viviendas en régimen de propiedad con hipoteca y sube aún más el número de hogares que pagan alquiler. Mientras hace seis años las propiedades con préstamo bancario pendiente de pago representaban siete puntos más que el alquiler, la situación se ha invertido y los arrendamientos han tomado la delantera al superar a las viviendas con hipoteca en más de cinco puntos, según los últimos datos publicados por el Instituto Galego de Estadística (IGE).

Los ciudadanos se piensan mucho más la compra de un piso. Es el principal cambio que se ha producido en el mercado inmobiliario, según se desvela de la comparación de los datos de 2010 y 2015. El número de viviendas en propiedad con hipoteca cayó cinco puntos, hasta el 21,95% del total de viviendas, entre dichas fechas

Esta cifra contrasta con la subida de casi siete puntos en los alquileres registrada en el mismo intervalo temporal. Los arrendamientos se situaron en un 27,15% respecto al total, es decir, más de una de cada cuatro casas están en régimen de alquiler. Este dato resulta muy elevado en comparación con el resto de ciudades gallegas. La siguiente ciudad en porcentaje de casas en alquiler es Vigo que, en relación a la cifra de A Coruña, se encuentra a más de ocho puntos por debajo.




Haz click para ampliar el gráfico

Según estos datos, el mayor colectivo está formado por aquellos coruñeses que son propietarios pero ya no tiene que pagar la hipoteca de la vivienda en la que residen. Son 44.847 del total de 102.687 hogares del término municipal, lo que representa un 43,67% del total. Estas cifras han sufrido una leve bajada de casi dos puntos durante estos cinco años, circunstancia que contrasta con la subida de este dato en el resto de ciudades gallegas salvo Santiago de Compostela y que sitúa a la ciudad como la que tiene la cifra más baja de Galicia, a más de cinco puntos de diferencia de Pontevedra, que ostenta el segundo porcentaje más bajo.

"Auge" de los alquileres

Según el secretario general de la Asociación Provincial de Promotores Inmobiliarios de A Coruña, Juan José Yáñez, esta situación proviene de los peores años de la crisis, ya que el mercado de alquiler "alcanzó su auge" al "servir como refugio de la gente que no conseguía que los bancos financiasen su compra".

Para Yáñez el mercado de compra venta "crecerá en detrimento del de alquiler" según se vaya consiguiendo una "mayor estabilidad económica y laboral" y se mantengan las ofertas financieras "favorecidas por los bajos valores del Euribor".

Según el secretario general, esta bajada, junto al descenso de los precios de las viviendas, ofrece las dos condiciones necesarias para que esta situación cambie y la gente vuelva a comprar. A pesar de ello, asegura que el mercado de alquiler cumple una función "muy importante" al "facilitar la emancipación de los jóvenes sin seguridad laboral", y para permitir que las personas que se encuentren en situaciones especiales "por motivos temporales o de traslados" puedan realizarlas sin dificultades.

Yáñez hace referencia a los estudios para asegurar que, en la situación actual, "sale mejor comprar", ya que "el alquiler tiene el mismo coste que la hipoteca pero, con la segunda opción, se compra algo que más adelante podría llegar a aportar beneficios", mientras que con el alquiler "lo único que se hace es pagar".

La abogada de la Asociación de inquilinos de la ciudad, Verónica Urreaga, liga el problema al "boom de las hipotecas y los problemas surgidos de su impago", hecho que ha motivado que la gente, según la representante legal, opte por arrendar. "El principal problema es que la gente no sabe si va a poder pagar la hipoteca por temor a quedarse sin trabajo" asegura Urreaga, tras lo que recuerda que el no pagar un préstamo, "provoca que las deudas puedan quedar de por vida" mientras que el alquiler "únicamente provoca el desahucio", sin dejar deudas que sean tan elevadas.

Los datos del IGE demuestran que esta situación es similar en otras ciudades gallegas cómo Vigo o Lugo, donde el descenso de las viviendas en régimen de propiedad con hipoteca contrasta frente al aumento de los alquileres que se produjo durante el último lustro. En este mismo periodo de tiempo, la situación en Ourense se erige como la más estable de la comunidad.

Pontevedra presenta un crecimiento de cuatro puntos en las cifras de propiedades con hipoteca frente a un descenso de casi cinco que deja en 10,39% la cifra de alquileres frente al total. Así, se convierte en la ciudad gallega que presenta menos viviendas de estas características. En Santiago ambas cifras suben en detrimento del dato de hogares en régimen de propiedad sin hipoteca mientras que en Ferrol, tanto las propiedades con hipotecas como las que están en alquiler, caen.

La mayoría de las ciudades gallegas presenta datos que se encuentran por encima del 50% en las viviendas en régimen de propiedad sin cargas con las excepciones de A Coruña y Pontevedra. Lugo registra el porcentaje más elevado en este sentido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine