Bolsitas de ropa reciclada para una merienda solidaria

Los usuarios del albergue de Padre Rubinos crean bolsitas infantiles como parte de un proyecto de integración social y laboral

26.08.2016 | 01:05
Representantes de A Grela, Padre Rubinos y la escuela infantil, acompañados de dos ediles del PP, ayer.

La Institución Benéfico Social Padre Rubinos presentó ayer junto a la Asociación de Empresarios de Agrela sus bolsitas infantiles solidarias, que los usuarios del albergue fabrican a partir de excedentes de la ropa recogida en los contenedores que la entidad tiene repartidos por la ciudad. Las prendas que no se pueden usar son convertidas en retales para después crear con ellos las bolsitas de merienda infantiles, bolsos y mandiles, entre otros.

Estas bolsitas solidarias, que pueden ser personalizadas con un nombre bordado o pintado a mano, forman parte de un proyecto de Padre Rubinos que consiste en un taller pre-laboral en el que se forma a personas en riesgo de exclusión social en técnicas de diseño, patronaje y ensamblaje textil para mejorar su empleabilidad. La educadora social del albergue y coordinadora del proyecto de Padre Rubinos, Esther Patricio, explica que con esta iniciativa se pretende "capacitar a los usuarios con otras habilidades, como las sociales, que han perdido por llevar mucho tiempo en el paro, y capacitarlos a nivel personal en cuestiones como el compañerismo, el orden y la puntualidad". De esta forma, los participantes lograrán un mayor nivel de autonomía personal y de autoestima.

El objetivo que persigue la institución con estos talleres es la integración social y laboral de sus participantes, usuarios del albergue, lo que consiguen con una formación laboral en el ámbito textil, de forma que los asistentes que los completen estén habilitados para trabajar en cualquier empresa especializada en tejidos. Además, cumplen una segunda función, que consiste en la reutilización y reciclaje de prendas de ropa que no podían ser utilizadas a las que se les da un valor añadido tanto social como medioambiental.

El primer grupo del taller pre-laboral comenzó en abril con doce horas semanales y terminará en agosto, explica Esther Patricio, pero está previsto el inicio de un segundo taller en septiembre con un grupo de iniciación y otro de perfeccionamiento. La coordinadora del proyecto explica que este servicio sirve para completar la oferta del albergue, que "tenía muchos, pero le faltaba una formación interna para alcanzar la integración social y laboral de sus usuarios".

La presentación de las bolsas de merienda infantiles, a la que acudieron entre otros el presidente de la Asociación de Empresarios Agrela, Javier González, el director del albergue de Padre Rubinos, Jorge Sampedro, y Esther Patricio, se desarrolló en la Escuela Infantil Trastes, una entidad asociada a Agrela, que las promocionará entre los padres que acudan al centro.

Esta colaboración responde a un acuerdo firmado el pasado 17 de junio entre Padre Rubinos y la Asociación de Empresarios de Agrela. Gracias a este convenio, las más de 300 empresas asociadas a la patronal del polígono recibirán los perfiles de aquellas personas albergadas en Padre Rubinos capacitadas para optar a un puesto de trabajo. En esta línea, Agrela ha solicitado ya la colocación de dos contenedores de recogida de ropa de Padre Rubinos en el polígono homónimo y ha organizado una visita de los alumnos del taller a una fábrica textil de una de sus empresas asociadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine