El sistema que evitará desvíos en Alvedro podrá ser evaluado antes de final de año

Una comisión integrada por los ministerios de Defensa y Fomento decidirá si aprueba que las compañías aéreas automaticen el aterrizaje por la cabecera más alejada de la ría tomando como referencia unas coordenadas fijas

27.08.2016 | 10:26
El sistema que evitará desvíos en Alvedro podrá ser evaluado antes de final de año

El proyecto de implantación de un sistema que ayude a los pilotos a aterrizar de forma segura en la cabecera 03 de Alvedro, la que está más alejada de la ría, tiene un calendario de ejecución que fija como horizonte decisivo el mes de diciembre, según fuentes aeroportuarias. El sistema, que consiste en que las compañías aéreas incluyan en su plan de vuelo unas coordenadas fijas por las que han de pasar los pilotos para tomar tierra, no requiere que se realicen obras ni que se instalen sistemas como el ILS, que está operativo en la otra cabecera de la pista, la 21.

La puesta en marcha de este nuevo sistema tiene que recibir, todavía, la validación de la comisión interministerial de Defensa y Fomento (Cidefo), de la que forma parte la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, según revelan fuentes de Enaire, el gestor aeroportuario encargado del tránsito aéreo además del responsable de decidir cuál es la alternativa más operativa para reducir los desvíos en Alvedro. Y es que, tan solo el pasado jueves, más de 1.300 pasajeros se vieron afectados por la niebla. Seis aviones procedentes de Madrid, Barcelona, Bilbao y Lisboa no pudieron aterrizar, por lo que sus enlaces, uno de ellos a Londres, tuvieron que despegar también desde Santiago.

El calendario de actuaciones para la implantación de este sistema no está todavía fijado, ya que, si bien Enaire ha iniciado sus comprobaciones para ponerlo en práctica, y la aerolínea Air Europa ha colaborado en estas tareas, Enaire necesita todavía realizar un vuelo de validación y un estudio de seguridad en el que tendrá que contar también con las aportaciones de la empresa concesionaria de la torre de control de Alvedro, Ferronats.

Cuando Enaire envíe el estudio a la comisión Cidefo tendrá que esperar a su resolución final, si es positiva, el sistema podría implantarse en Alvedro; si es negativa, se podrán realizar ajustes sobre el proyecto inicial para conseguir el visto bueno de esta comisión interministerial.

Las estimaciones en el ámbito aeroportuario indican que el vuelo y los informes de Enaire podrían estar rematados en un plazo aproximado de unos dos meses, por lo que Cidefo podría emitir su dictamen a finales de año, ya que sus reuniones no son diarias ni semanales.

Actualmente en Alvedro, los aviones aterrizan por la cabecera 21, que es la que tiene instalado el sistema ILS, que se activa cuando hay condiciones adversas de visibilidad, y que emite un haz de luz hacia el avión que facilita que el piloto tome tierra. Cuando no es posible aterrizar por esta cabecera, por ejemplo, porque el viento sopla muy fuerte a favor del movimiento del avión y para realizar esta maniobra se requiere que esté en contra, los pilotos intentan la aproximación por la cabecera 03, aunque aquí han de hacerlo sin ayuda, solo con la información que son capaces de ver directamente desde la cabina del avión.

El nuevo sistema permite que, aunque no puedan ver las referencias, los pilotos sepan dónde están, de modo que esta maniobra no la haga cada uno de los profesionales a su manera, sino que existan unas coordenadas fijas que les sirvan como guía para poder tomar tierra en situaciones de meteorología adversa. Las coordenadas, según el estudio de Enaire, trazan además la ruta para pasar de la cabecera 21 a la 03.

Desde Enaire especifican que este sistema permitirá "evitar en algunos casos" los desvíos de los vuelos y que, además, aumentará la seguridad de la maniobra, ya que todos los pilotos la realizarán de manera automática y no cada uno tomando unas referencias diferentes.

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) explicó a este diario, ya en el mes de marzo, cuando Enaire emitió el informe que descartaba la instalación de un ILS en la cabecera 03, así como de unos satélites, y optaba por la automatización de la maniobra, que la de la inclusión de las coordenadas en el plan de vuelo era una solución que se había adoptado ya en otros aeropuertos y que se había acreditado que evitaba desvíos y cancelaciones, incluso en condiciones orográficas más complicadas que las que presenta Alvedro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine