Tienda insignia de Inditex Día de compras

Esprint para ser los primeros

Las clientas más ansiosas se congregaron en la puerta antes de las diez de la mañana, cuando abrió al público la tienda insignia de la marca, una de las más grandes de España

02.09.2016 | 09:19
Esprint para ser los primeros
El Zara de Juana de Vega, ayer, cerrado.

"Puse el primer pie, ¡qué emoción!", exclamaba Josefina Rial Ferro, de 65 años, la primera clienta en entrar en la nueva tienda de Zara, a la que se accede por la calle Compostela y Sánchez Bregua. La apertura al público de la primera flagship store -tienda insignia- de la marca en Galicia, una de las más grandes de España, causó gran expectación. Las clientas más fieles a la firma se congregaron antes de las diez de la mañana en la puerta ansiosas por descubrir cada rincón del emblemático edificio y hacerse con algunas de las prendas que Zara ofrece en exclusiva en el establecimiento de seis pisos situado en la milla de oro de la ciudad. Marta Ortega, hija del fundador de Inditex, Amancio Ortega, tampoco se quiso perder la apertura al público de la tienda, a donde acudió por la tarde de compras con amigas.

En cuanto el vigilante de seguridad permitió la entrada más de una veintena de personas, la mayoría mujeres, desfilaron apresuradamente hacia el interior. En el sprint por ser las primeras en entrar incluso hubo algún roce. Muchas, entusiasmadas, inmortalizaron el momento con sus teléfonos móviles. Dentro, el personal y los directivos del grupo las recibieron con aplausos. "¡Me encanta!", susurraba una adolescente a otra mientras subía por las escaleras mecánicas al primer piso en búsqueda de las prendas pintadas a mano de la colección de Trafaluc, la línea joven de la marca, diseñadas especialmente para la flagship store gallega.

"En los probadores entras y ya te ponen en una tablet las prendas que llevas", cuenta entusiasmada Carmen Acción, de 18 años, quien acudió a la apertura de la tienda con su amiga Marta Rosende. Las funciones de los probadores virtuales, que permiten solicitar otra talla sin moverse del habitáculo, apenas fueron utilizadas por los primeros clientes. Chus Méndez fue uno de los pocos usuarios del nuevo sistema. "Es muy gratificante porque te da alternativas, te soluciona un look entero. Tienes una atención personalizada en los probadores y es muy fácil de utilizar, solo tienes que pulsar un botón", comentó Méndez.

Los compradores más fashion acudieron a Zara deseosos de llenar sus armarios con prendas de la nueva colección otoño-invierno que la marca ofrece desde ayer en sus nuevas instalaciones de A Coruña y que llegará al resto de tiendas de la firma a mediados de este mes. Los más de veinte grados del exterior no fueron impedimento para que llenasen las bolsas de abrigos, jerséis e incluso botas. "Todo esto se lo llevo a mi hija, me dijo que comprase todo lo que me gustase y que luego ya elige ella en casa", le contaba una mujer que amontonaba prendas entre sus manos a una amiga a la que acababa de saludar. "Es que es todo monísimo", le respondía su conocida.

El inmueble, que recupera las fachadas originales y las galerías, cautivó a los primeros compradores, quienes destacaron sus dimensiones: 4.900 metros cuadrados de superficie total y 2.400 de espacio comercial. La planta baja y las dos primeras se destinan a la moda femenina, con las colecciones de Woman, Trafaluc y Basic, cada una de ellas en un piso. La ropa infantil está en la tercera planta; la de hombre, en la cuarta; y las otras dos son para almacén y personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine