El acusado de violaciones, que se declara inocente, dice que fue denunciado "por maldad"

Las acusaciones particulares han afirmado que el acusado "vejaba, aislaba y maltrataba" a las víctimas

08.09.2016 | 19:49

El acusado de haber violado presuntamente a su mujer y a las tres hijas de esta durante casi una década en A Baña se ha vuelto a declarar hoy "inocente" y ha dicho que si está sentado en el banquillo es "por las maldades humanas", en referencia a una posible denuncia falsa de su expareja.

La sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido hoy la última sesión de la vista oral del juicio en el que la Fiscalía acusa a un varón de haber violado, vejado y maltratado presuntamente a su exmujer y las tres hijas de esta, por lo que pide 67 años de prisión.

El procesado ha hecho uso de su última palabra al final de la vista oral y se ha declarado "inocente" asegurando que "siempre" se ha "preocupado" por su "familia".

"He trabajado de lunes a lunes para que no les faltase de nada, pero las maldades humanas son las que me han traído aquí", ha concluido.
Antes de su turno han declarado dos peritos que han asegurado que las denuncias de las supuestas víctimas son "ciertas" y que "el relato contaba que habían sido víctimas de abusos y violencia".

La psicóloga que hizo dos entrevistas semiestructuradas a las presuntas víctimas, ha afirmado que no le cabe duda de que "pudiese ser inventado", ya que "hay situaciones que son muy difíciles de inventar o manipular, como aquí ocurre".

También ha declarado, por videoconferencia, el exnovio de la hija mayor, quien ha comentado que "las niñas querían al acusado y daban muestras de cariño", aunque "le regañaba porque ella no hacía nada en casa".

Este testigo ha asegurado que fue "portador" de una enfermedad de transmisión sexual y que recibió "tratamiento", además de que la hija mayor de la exmujer del acusado le manifestó que "tenía la enfermedad".

Ha afirmado que la supuesta víctima "no era virgen" al inicio de la relación y que tuvo "relaciones sexuales" con ella, aunque no supo concretar el periodo de tiempo en el que estas ocurrían.

El fiscal ha explicado que son "muchos los profesionales que han valorado la validez del testimonio de las víctimas" y que "está fijada la cronología de los hechos"

Ha solicitado que se declare "falso testimonio" la intervención del exnovio de una de las jóvenes que ha declarado hoy y ha pedido solicitar información a los hospitales debido a las "inconcreciones de las fechas".

También ha opinado que "las penas son suficientemente descriptivas" y ha explicado que "el trauma existe, que está ahí", y denomina como "inverosímil" la idea de que "se estén formando el testimonio durante dieciséis años".

Las acusaciones particulares han afirmado que el acusado "vejaba, aislaba y maltrataba" a las víctimas y lo ejemplificaron al explicar que "no supo dar el nombre de ninguna de las amigas de las niñas" y "no quería" que su exmujer trabajase "porque era extremadamente celoso".

Han explicado que el informe emitido por el Instituto de Medicina Legal de Galicia, pese a que la defensa del acusado "cuestiona profundamente" porque "no ha sido realizado por personas expertas", muestra como las víctimas tienen "depresión y estrés postraumático".

Por estas "secuelas psíquicas", la acusación particular ha justificado "la cuantía de la indemnización" puesto que "no se puede modificar el cerebro para mostrar el trauma".

Además, niegan "la existencia de relaciones sexuales" con el testigo de la defensa y han pedido que esta declaración sea "valorada", mientras que han estimado "contundentes" las condiciones periciales "para mantener la condena".

El abogado defensor, Estanislao de Kostka Fernández, ha asegurado que el acusado "no es autor responsable de los delitos que se le acusan" y ha explicado que "no existe una fundamentación suficiente para decretar y mantener al acusado en prisión".

De Kostka califica como "inverosímil" que "nadie haya oído, visto o escuchado algo si la violencia" era "tan brutal" y ha asegurado que existen "contradicciones en los sitios y las veces que fueron violadas" y que hay "una falta de objetividad e imparcialidad manifiesta en los informes".

Ha dicho que el acusado "era un padrastro que se preocupaba por ellas, les buscaba trabajo, las quería" y ve como "imposible" que ejerciese control sobre ellas pues "pasa más tiempo fuera de casa que en casa".

Por todo eso, y tras "rechazar la metodología" con la que se hizo el informe, el abogado defensor ha solicitado "la libre absolución" ya que creen que "fue a prisión por cuidar a su familia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine