Capitanía conecta con el exterior

La Fuerza Logística Operativa muestra, por el aniversario de su creación, cómo se comunican periódicamente con las tropas españolas en Irak, Líbano, Turquía y Mali

09.09.2016 | 10:20
Capitanía conecta con el exterior

Para conmemorar el aniversario su creación, la Fuerza Logística Operativa organizó ayer una videoconferencia en el Palacio de Capitanía para dar a conocer la labor de las unidades españolas en el extranjero y el apoyo que les ofrece la FLO en las operaciones que desarrollan en Líbano, Irak, Turquía y Mali. Son comunicaciones que la organización mantiene periódicamente y que, como medida excepcional, decidieron abrir a medios de comunicación.

"Esto evidentemente no es A Coruña", afirmó el coronel Pedro Vázquez de Prada Palencia, jefe del contingente, "pero no estamos ni muchísimo menos en el frente". La operación Alfa India Irak trabaja, por una parte, en el adiestramiento de las fuerzas convencionales, con las que se centra especialmente en la lucha contra otras unidades del Daesh, y, por la otra, de la formación las fuerzas especiales, más orientadas a la lucha contra francotiradores y artefactos explosivos improvisados, que, en palabras del coronel, "no tienen nada de improvisación". Los soldados españoles se encuentran lejos del frente y, por tanto, "las condiciones de seguridad son las adecuadas sabiendo que esto es Irak, no Madrid ni A Coruña".

A pesar de que Pedro Vázquez no se "atrevió" a comentar la efectividad de la lucha contra el grupo terrorista, ya que su función allí se limita al adiestramiento del ejército iraquí, sí que comentó que "desde que se ha empezado la misión, el Daesh no ha hecho más que retroceder", habiendo perdido este año "el 40% del territorio que tenía en Irak". El coronel explicó que solo es un paso en la lucha antiterrorista, que no se gana "en dos años".

La operación Alfa India Irak no es la única que dedica su tiempo al adiestramiento. La Misión de Entrenamiento de la UE en Mali (EUTM-Mali) es el "entrenamiento del ejército maliense", afirmó el teniente coronel Carlos Gallego, jefe del contingente. Sus tareas incluyen actividades con las fuerzas malienses, cursos de adiestramiento, conferencias en centros de formación, asesoramiento diario a nivel oficial en ministerios y otros organismos y el refuerzo de la seguridad de los entrenadores y de la fuerza europea desplegada. La operación Alfa Tango Turquía se encarga de la protección de la ciudad de Adana de posibles ataques procedentes de Siria, por lo que su personal debe estar preparado las 24 horas del día para "hacer fuego ante cualquier misil balístico que pueda caer en esta ciudad", explicó el teniente coronel Luis Pardo, jefe del contingente.

La situación para este contingente en Turquía, comentó su jefe, solamente ha ido a mejor desde el primer día, ya que hicieron relevo "la semana posterior al intento de golpe de estado", encontrándose al llegar sin suministro eléctrico. A pesar de la situación, el Pardo afirmó que continuaron cumpliendo la misión operativa que ya desarrollaba el contingente anterior, hasta que el décimo día tras el golpe se restituyó el servicio eléctrico "y lo único que nos afectó fue la incomodidad propia de un verano muy caluroso".

Entre los principales trabajos que llevan a cabo en la operación Libre Hidalgo, en Líbano, se encuentra el suministro del "apoyo logístico a todas las unidades de la brigada", explicó el jefe de la unidad logística, el teniente coronel Gonzalo Perallón García. En concreto, se ocupan del abastecimiento de agua, carburantes y alimentación, entre otros. Se encargan también de la asistencia sanitaria, que incluye equipos de veterinarios y farmacéuticos y que está destinada principalmente al personal del contingente español, aunque también se proporciona apoyo "dentro de nuestras limitaciones", afirmó el jefe de la unidad, a los batallones de otros países.

Gallegos en Irak

El sargento Daniel Vázquez, un informático procedente de Vigo, y el cabo Jaime Mínguez, nacido en Ourense y que se dedica al mantenimiento, son dos de los soldados que forman parte de la operación Alfa India Irak. El jefe de su contingente, Pedro Vázquez, explicó cómo Daniel Vázquez había encontrado unos simuladores en una escuela acorazada perteneciente al ejército iraquí que ni siquiera habían sido sacados de sus cajas y montados. "En su tiempo libre, como si no tuviera suficiente trabajo, se ha ido todos los días a la escuela acorazada para montar los simuladores", contó el coronel. El sargento explicó que lo que se encontraron al llegar fueron "unos simuladores de tiro y de conducción de vehículos acorazados" que llevaban en cajas desde que se fabricaron en 2008. Además de esto, se encontraron con "unos manuales en un inglés bastante macarrónico y los esquemas de las conexiones eléctricas en ucraniano". Los simuladores están ya operativos, pendientes de la instrucción del personal iraquí para su uso.

El cabo ourensano Jaime Mínguez pertenece al grupo logístico 22, que realiza un "papel fundamental" en palabras del jefe de su contingente, que destacó la "dificultad del apoyo logístico", que se encarga de llevar a la misión todo lo que necesitan. El último eslabón de la cadena es la persona que pone las piezas de repuesto, explicó el coronel, que debe hacerlo a temperaturas de 50 grados. "A la hora de trabajar con vehículos, es bastante complicado por el calor", comentó Jaime Mínguez. Otra de las dificultades a las que se enfrentan es la falta de piezas, por lo que deben "ir tirando con lo que hay" para que se puedan realizar "las labores correspondientes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine