La Xunta insta a Hércules a cumplir sus "compromisos" industriales

El Gobierno gallego asegura que dará apoyo a la concesionaria de la fábrica de armas si encabeza un proyecto "que tenga viabilidad"

20.09.2016 | 00:54
Trabajadores salen de las instalaciones de la fábrica de armas.
Trabajadores salen de las instalaciones de la fábrica de armas.

En 2015, la cifra de negocio de la empresa apenas llegó a 28.000 euros

El Conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, reclamó ayer a la concesionaria de la fábrica de armas, Hércules de Armamento, que cumpla su "compromiso" de dar un proyecto industrial a la fábrica de armas. El responsable autonómico indicó que la Xunta siempre ofrecerá apoyo al proyecto siempre "que tenga viabilidad" y que permita tener "actividad industrial" y reclamó a la firma "responsabilidad".

Los trabajadores de la fábrica acumulan cerca de un año de impagos de salarios, según denunció recientemente su comité de empresa. El presidente del comité, Xabier Riobóo, reclama que las diferentes administraciones se sienten, no solo con ellos, sino también con la empresa Hércules de Armamento. El próximo mes de octubre se cumplirán dos años desde que Defensa le otorgó la concesión, que ahora mismo incumple el proyecto industrial con el que ganó el concurso a IFFE.

Según el balance contable del ejercicio 2015 presentado en el Registro Mercantil, la cifra de negocio apenas llegó a los 28.000 euros, mientras que el saldo al final del año alcanzó unas pérdidas de cerca de 520.000 euros, casi el doble que las del ejercicio anterior, algo más de 266.000. A finales de ese año, también tuvo parada cautelarmente su actividad, después de que la empresa de seguridad que contrató abandonase las instalaciones por impagos, cuestión que se subsanó posteriormente.

Los empleados señalan que la concesionaria está teniendo "grandes dificultades para la puesta en marcha del proyecto industrial, de forma que el futuro de la actividad productiva y de los puestos de trabajo sigue lleno de incertidumbre". Según Riobóo, que fue elegido presidente del comité el pasado 15 de julio, ahora mismo son 125 los operarios de la factoría de Pedralonga. Recuerda que ya solicitaron una reunión con las administraciones, junto a la empresa, en diciembre y espera que, terminadas las elecciones, el Concello promueva una reunión conjunta con la dirección de la empresa, el comité, Defensa, la Delegación del Gobierno, el conselleiro de Economía y el alcalde para coordinar actuaciones.

El balance anual de la fábrica de armas que dirige Ramón Mejuto revela también que el año pasado sus responsables generaron una deuda a corto plazo de 989.000 euros, de los que 700.000 euros corresponden a entidades financieras.

La gestión de Hércules siempre ha sido cuestionada por los anteriores trabajadores vinculados a UGT, quienes cada viernes protestan ante la Delegación del Gobierno para reclamar una revisión de la concesión por supuestas irregularidades de la empresa en el proceso del concurso público. El antiguo comité denuncia también impagos con la Seguridad Social, Hacienda y con la plantilla actual. La Valedora do Pobo, Milagros Otero, solicitó en más de una ocasión informes sobre la gestión de la fábrica a la Consellería de Economía e Industria.

A inicios de verano, Hércules de Armamento todavía no había reiniciado la producción de material bélico a pesar de haber repuesto por aquel entonces el servicio de vigilancia en la factoría, cuya marcha por impago a la empresa que lo prestaba motivó la retirada por el Ministerio de Defensa de la autorización para elaborar estos productos. El ministerio confirmó en aquel momento a este periódico que la firma ha restablecido la presencia de guardas jurados en las instalaciones, pero que todavía no le ha solicitado un nuevo permiso para producir armas, trámite al que debe seguir la realización de comprobaciones, de cuyo resultado dependerá el otorgamiento de la autorización.

Defensa prohibió el pasado 25 de noviembre a Hércules de Armamento que continuara elaborando material con fines militares ante el abandono del complejo por parte de la compañía de seguridad, a la que se le adeudaban cuantiosas cantidades. El director de la factoría, Ramón Mejuto, restó entonces importancia a la decisión del ministerio porque, según sus palabras, esta línea de productos suponía solo el 20% de su facturación.

En numerosas ocasiones, fuentes de la dirección de la empresa informaron de la inminente entrada de un nuevo socio capitalista en el accionariado de Hércules de Armamento aunque por el momento no ha habido ningún tipo de novedad a este respecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

La nueva estación promete tardes de cine, meriendas con amigos y mucha moda por estrenar

 

La presentación del coleccionable de LA OPINIÓN sobre los 110 años del Deportivo une en Riazor a la familia blanquiazul

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine