Crítica

Bandas sonoras

26.09.2016 | 00:25

Este nuevo ciclo de música de cine, que lleva a cabo la Sinfónica de Galicia no ha podido empezar con mejor pie. Auditorio del Palacio de la Ópera, abarrotado; bandas sonoras muy conocidas, versiones espléndidas de nuestra orquesta dirigida por la batuta hiperactiva, ideal para este repertorio, de un excelente maestro, José María Moreno? Y un público inusual en que hubo una asombrosa presencia de niños. Asombrosa no solo por su número, sino también por haber mantenido un comportamiento modélico, a pesar de que el concierto se programó sin interrupción y duró casi dos horas. Toda una prueba de resistencia para nuestros aficionados más jóvenes que son el futuro público de la Sinfónica, el relevo generacional. Se acompañó el acto musical con proyecciones sobre un ciclorama, sobre techo y paredes. Algunos figurantes disfrazados como personajes de la Guerra de las Galaxias amenizaban la impresionante música de Williams. También son de Williams las bandas para E.T, y Parque Jurásico. Otros grandes momentos fueron Bailando con lobos, de Barry, y Piratas del Caribe, de Badelt. Enorme entusiasmo y reiteradas ovaciones. Funcionó maravillosamente toda la orquesta; pero hay que destacar a David Bushnell (trompa) y John Aigi (trompeta) por sus difíciles y numerosas intervenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine