El mobiliario y el espacio para los peatones, escollos en la regularización de las terrazas

Los hosteleros propusieron al Concello un catálogo homologado de muebles y defienden ganar metros para mesas y sillas si solo ocupan un lateral de la calle

27.09.2016 | 14:42
Una terraza con clientes en una calle peatonal del centro de la ciudad.

Claves

  • Mobiliario. Los hosteleros propusieron tres modelos de mobiliario para que el Concello homologase uno, pero no se pronunció y ahora pone reparos a muebles ya comprados
  • Espacio peatonal. Es 1,5 metros en calles peatonales del centro. El Concello lo sitúa en el centro de la vía sin que los locales puedan ganar metros aunque haya una sola terraza en la calle
  • Marcas. El Gobierno local instalará antes de final de año un sistema de marcadores delante de los locales de hostelería de la ciudad con los que se delimitará el espacio de las terrazas

El área municipal de Mobilidade Sostible y los hosteleros de la ciudad mantienen dos discrepancias principales sobre la reglamentación de las terrazas, que están retrasando la concesión de licencias: la falta de un catálogo homologado de mobiliario que satisfaga a los empresarios y la delimitación concreta del espacio destinado a los peatones en las calles del centro urbano sin tráfico rodado donde se instalan terrazas a uno o a ambos lados.

Estas dos cuestiones, apuntadas por el presidente de la Asociación Provincial de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, son las que en la actualidad demoran una concesión de permisos que debería haber quedado resuelta tras la aprobación de la ordenanza municipal de terrazas en mayo de 2013 y con el proceso de su regularización iniciado a comienzos del año siguiente. La mayor parte de estas instalaciones en la ciudad no cumplen los requisitos de la ordenanza, por lo que se encuentran en una especie de limbo legal que el Gobierno local de Marea está intentando cubrir desde finales del año pasado.

El sector hostelero, agrupado en la asociación que preside Cañete, propuso hace meses al departamento de Mobilidade tres modelos de mobiliario de distintos precios para que escogiese uno con el objeto de homologarlo y facilitar así las inversiones de los propietarios, que adquirirían sillas, mesas, toldos y otros elementos acordes con los que establece la ordenanza municipal. El Ayuntamiento no respondió a los hosteleros en su petición y desde entonces cada vez que la Administración local examina la documentación presentada por cada empresario y analiza las condiciones del mobiliario es frecuente que surjan reparos desde Mobilidade y se rechacen las propuestas escogidas por los hosteleros, según señala el presidente del colectivo. "Esto ha enfadado mucho al sector porque los profesionales han pagado por sus licencias y han invertido en muebles y luego ni se les han concedido ni mesas o sillas ya compradas han superado el criterio del Concello", explica.

El cambio de criterio en la delimitación del espacio destinado a las terrazas y a los peatones en la misma calle es el otro punto de discordia, y afecta principalmente a los locales del centro urbano, un ámbito incluido en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) de Pescadería. Cuando el Gobierno local empezó a reglamentar las terrazas a comienzos de año estableció que el paso peatonal en una vía con terrazas debería ser de un mínimo de 1,5 metros, de manera que si hay instalaciones solo en un lado de la calle el dueño de ese establecimiento podría ocupar más superficie con mesas y sillas siempre que respete ese metro y medio para viandantes, que caminarían más arrimados a una de las fachadas.

Pero ha habido un reciente cambio de criterio, indica Cañete, y el Concello fija ahora que ese 1,5 metros para los peatones tiene que discurrir por el centro de la calle, con independencia de que haya terrazas en un lateral o en los dos de la vía. Si hay solo una, el hostelero tendría que conformarse con el espacio de su lado para instalar su terraza, pero no podría disfrutar de más superficie hacia el otro lado ya que los peatones tiene que caminar por el centro de la calle.

Con esta modificación en el criterio, hay empresarios que se sienten perjudicados porque pierden espacio para colocar más mesas, lo que ha motivado que en las últimas semanas se produjesen quejas por el retraso en la concesión de autorizaciones de acuerdo con las disposiciones de la ordenanza.

Una razón de la demora que sufre el proceso de regularización de terrazas en la vía pública es la falta de personal suficiente en el ayuntamiento para tramitar los pasos que deben seguir los hosteleros, como admitía ayer el alcalde, Xulio Ferreiro. "Se ha reforzado la cuestión en los últimos meses y ahora se delimitará claramente con marcas el espacio que podrán ocupar las terrazas para que pueda haber luego una inspección rápida y los vecinos sepan el paso del que disponen para caminar", comentó.

Cuando Mobilidade Sostible empezó a requerir documentación a los locales de la calle Franja a finales de 2015, y posteriormente a otros a través de la asociación de hostelería, solo contaba con un funcionario para realizar los trámites. Ahora se encarga de ello otra persona y con refuerzo, como apuntaba el alcalde, con el fin de agilizar el proceso.

El Gobierno local instalará antes de final de año un sistema de marcadores en los frentes de los locales de hostelería de la ciudad con los que se delimitará el espacio de las terrazas. De este modo, pretende facilitar el control a los agentes de policía y al sector del uso que se hace del espacio público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine