La Xunta mantiene la ría cerrada por toxina lipofílica durante más de un mes

El plan de dragado del estuario sigue pendiente de que el Ministerio de Medio Ambiente publique el proyecto final

01.10.2016 | 13:03
La ría de O Burgo, sin actividad.

La ría de O Burgo seguirá cerrada una semana más ya que los niveles de toxina lipofílica no bajan en los bivalvos que se crían en ella. La Xunta mantiene el veto a la extracción que impuso el 19 de agosto, ya que la presencia de toxinas es superior a la que marca la normativa como máxima para el consumo. Los mariscadores han perdido ya más de la mitad de los días de trabajo que tenían marcados en su plan de explotación para este año y han dejado de ganar más de 135.000 euros.

Y es que, la ría de O Burgo ha estado cerrada en cinco ocasiones en lo que va de año, algunas de ellas, coincidiendo con épocas en las que el marisco alcanza un buen precio en el mercado, como en los meses de verano. No todos los vetos a la extracción se produjeron, como el de ahora, por la alta carga de toxinas lipofílicas sino que también los provocaron los repuntes en la contaminación por hidrocarburos. Las toxinas se depuran solas, por lo que los mariscadores no pueden hacer nada más que esperar a que la ría las elimine de manera natural.

Esta situación, en la que los mariscadores no pueden faenar, se solapa con otra espera, a la que les somete el Ministerio de Medio Ambiente, y es que, en sus despachos, está el proyecto final del dragado de la ría.

El plazo de resolución de alegaciones y de redacción y presentación del documento definitivo expiró el 21 julio, aunque todavía no se ha dado a conocer el resultado del trámite de exposición pública.

El Ministerio de Medio Ambiente alega que, como el Gobierno está en funciones, este proceso está paralizado. Esta razón, sin embargo, no les vale a los mariscadores que tienen carné para faenar en O Burgo, ya que no entienden que el Ejecutivo estatal ampliase la concesión de Ence, en la ría de Marín, para que pueda seguir trabajando y no presente el proyecto definitivo de saneamiento y regeneración de la ría de O Burgo. El portavoz de la Agrupación de Mariscadores a Pé, Manuel Baldomir, indicó en declaraciones a este diario que no entienden por qué no se pone en marcha un proyecto que tiene una partida presupuestaria para ser ejecutado este año.

Al igual que los propios mariscadores, también la Cofradía de Pescadores está notando la falta de ingresos del sector, ya que se lleva una parte de las ventas en lonja. Además de los continuos cierres y de la paralización del proyecto de saneamiento, los mariscadores se han visto afectados también por la mortandad del marisco. Los días que pueden faenar, según explica Baldomir, no consiguen llegar ni a la mitad de los cupos máximos que tienen marcados, ya que hay poco producto y mucho está muerto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine