Bocados con impacto en el paladar

El jurado del concurso de tapas Picadillo recorre los locales que preparan las diez creaciones que participan en la fase final del certamen, en su categorías tradicional y creativa

06.10.2016 | 16:08
El jurado, en el local Boca Negra.

Muchos habrían querido ayer formar parte de la comitiva de cinco personas encargada de recorrer los locales finalistas del concurso de tapas Picadillo para seleccionar cuál de sus creaciones merecerá los galardones en las modalidades tradicional y creativa. Los cocineros Alberto González (Silabario), Héctor López (España), Beatriz Sotelo (A Estación) y Fernando Agrasar (As Garzas) dejaron los fogones de sus restaurantes gallegos con Estrella Michelin y, acompañados por Javier Ozores, vicepresidente de la Academia Galega de Gastronomía, degustaron una a una las diez tapas finalistas y solicitaron a sus creadores detalles sobre su elaboración y composición para puntuarlas de forma adecuada, aunque habrá que esperar al día 20 para conocer los ganadores.

"Hay un buen nivel, aunque hay tapas un poco chocantes y otras muy positivas", confesaba Ozores durante la ruta. A pesar de la brevedad de una tapa, este gastrónomo cree posible apreciar en ella los valores de un buena obra culinaria. "Lo que es importante en una tapa es la primera impresión, porque la gente cuando va a picar no va con la misma solemnidad que a una comida, lo que se quiere es algo que impacte en el momento", explicó Ozores.

En su opinión, uno de los factores decisivos de la tapa es que case bien con el vino, por lo que Ozores califica de muy interesante la iniciativa introducida en el concurso para que se analice el maridaje entre el vino y la tapa. Pese a que una de las categorías del certamen es la tapa tradicional, piensa que también ahí se puede innovar. "Los marinados de pescado antes no existían o solo se hacían con salmón, pero ahora se emplean con jurelos o chinchos, a los que les va muy bien porque hacen unas tapas muy simpáticas", explica. Concursos como el de Picadillo tienen además repercusión en la hostelería, según advierte, como ha sucedido en ciudades como Valladolid.



Local: Restaurante Arcade (Hotel Plaza, Latorre, 45)
Tapa: Mandarina con foie con tosta de pan rústico de Cea


Local: La Taberna del Arriero (Troncoso, 19)
Tapa: Arroz con setas y cerdo alimentado con castañas


Local: Boca Negra (Riego de Agua, 33)
Tapa: Langostino gallego-tailandés


Local: O Fieital (Juan Díaz Porlier, 22)
Tapa: Relleno de mejillón en concha de vieira


Local: La Granera (Plaza de la Fábrica de Tabaco, 1)
Tapa: Empanada de xouba ahumada


Local: O Fieital (Juan Díaz Porlier, 22)
Tapa: Vaca vieja, patatas bravas y aceite de carbón


Local: O Lagar da Estrella (Estrella, 14-16)
Tapa: Gilda de pescado del día


Local: Oído Cocina (Avenida de la Marina, 3)
Tapa: Mejillón tigre


Local: Surrey (Calle de la Barrera, 20)
Tapa: Mar de fondo


Local: Gastroteca (Hotel Hespería, Calle Médico-Rodríguez, 3)
Tapa: Mi huerto

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine