Uno de cada cinco avisos a vehículos por no respetar la zona azul acaba en multa

El Gobierno local asegura que las denuncias efectivas se limitan a los conductores reincidentes, una situación que se mantendrá hasta la aprobación definitiva de la nueva ordenanza de la ORA

13.10.2016 | 09:32
Una trabajadora de la ORA, comprueba el tique de un coche.

A pesar del cambio de etapa en la gestión de la ORA, no todos los avisos por el uso indebido de la zona azul acaban con una multa en el buzón de correos. Se transforman en denuncia y sanción uno de cada cinco, según los datos recopilados por el Gobierno local desde que se inició la tramitación la pasada primavera. Corresponden a reincidentes, asegura el Ejecutivo, a la espera de que se apruebe de manera definitiva, un año después de que Setex relevase a la judicializada Vendex, la ordenanza que permita a los conductores anular la pena económica de 60 euros con un recargo mínimo. La nueva norma tendría que suponer el inicio del fin de un mal endémico del servicio. Ya en 2004, antes de la llegada de Vendex, solo un 2% de los avisos se procesaban por vía ejecutiva

Con la ordenanza que permita anular las multas de la ORA, aún en trámites para su aprobación definitiva, únicamente se convierte en denuncia poco más de un 20% de los avisos en la zona azul. Se dirigen exclusivamente a conductores reincidentes, según asegura el Gobierno municipal.

La tramitación de las denuncias en la nueva etapa tras el cambio de concesionaria y de sistema comenzó la pasada primavera. Desde entonces, explica el Ejecutivo, los trabajadores de la ORA han puesto cerca de 74.000 avisos a automóviles, por excederse en el tiempo pagado o, directamente, por carecer de tique.

Medio año en el que la mayoría de avisos no ha acabado en denuncia y su correspondiente sanción económica. En total, señalan desde el Concello, se remitieron 15.500 denuncias a infractores. El Gobierno municipal afirma que este 20,9% corresponde a conductores que son detectados en más de una ocasión haciendo un mal uso de los lugares de aparcamiento señalizados como ORA.

La situación seguirá así hasta que se de luz verde de manera definitiva a la nueva ordenanza para la zona azul, que permitirá la anulación automática de las sanciones durante un tiempo determinado a través del pago de un recargo, una prestación nueva tras el cambio de la concesionaria del servicio, Setex Aparki, hace un año.

La nueva ordenanza de la ORA se aprobó de manera inicial el pasado agosto, exclusivamente con los votos a favor de Marea Atlántica y la abstención del resto de grupos, que han presentado una serie de alegaciones a la modificación de la normativa. El Ejecutivo municipal necesita del apoyo al menos del PSOE para poder ratificarla y que entre en vigor.

Cuando esté aprobada la nueva ordenanza, el Ayuntamiento permitirá a los conductores sancionados en la ORA anular las denuncias si abonan un recargo antes de sesenta minutos. El cambio de la ordenanza que regulará esta novedad distingue entre los infractores que excedan el tiempo y aquellos que no hayan pagado previamente un tique o que carezcan de autorización para estacionar en esta zona.

Según la propuesta municipal, la primeros deberán pagar un recargo del doble de la tarifa máxima de la ORA general en los sesenta minutos siguientes a la finalización de su tiempo autorizado. Para los segundos, el recargo sería de cinco veces el importe máximo y el tiempo comenzará a contar en el momento de la imposición de la denuncia.

La tarifa máxima de la ORA en zona general, en la actualidad, es de 1,30 euros, por lo que el recargo sería de 2,60 euros si se excede el tiempo y de 6,5 euros si la denuncia se emite por carecer de tique o autorización. Ese recargo, según el Ayuntamiento, es el que se aplicará siempre, con independencia de que la denuncia se haya impuesto en la ORA general, en la de corta duración o en la exprés. La multa por aparcar de forma indebida en la ORA es de 60 euros.

Con la entrada de la nueva concesionaria, es la Policía Local la que ha comenzado a tramitar las denuncias realizan los controladores de la empresa, que hasta entonces no convertía en sanción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine