La instrucción por el supuesto soborno a un funcionario de Urbanismo se prorroga un año

La Fiscalía solicitó la ampliación del plazo porque tiene que elaborar un informe - El sospechoso declaró en el juzgado como investigado por un delito de cohecho

13.10.2016 | 14:30

Las claves

  • Denuncia. Una funcionaria comunicó el presunto delito a sus superiores después de que un vecino le protestase por haber pagado a uno de sus compañeros para evitar la caducidad de un permiso
  • Reacción. El Concello informó a la Fiscalía tres días después, que abrió diligencias y remitió el asunto al juzgado. Comenzó la investigación
  • Instrucción. La juez practicó todas las diligencias necesarias. Por el momento, si no surgen nuevas pruebas, la investigación concluirá cuando la Fiscalía presente un informe
  • Prórroga. El Ministerio público solicitó la ampliación del plazo el pasado mes de septiembre. La juez se lo concedió, lo que implica que la causa es más compleja de lo habitual

La instrucción de un supuesto soborno por parte de un vecino de A Coruña a un funcionario del departamento de Urbanismo del Ayuntamiento para que impidiese que le caducase una licencia se amplió un año. La Fiscalía solicitó el pasado mes de septiembre la prórroga del plazo de investigación porque no ha concluido el informe sobre el caso que debe remitir al juzgado. La instructora ya practicó todas las pruebas documentales y testificales, por lo que está a la espera de recibir el documento del Ministerio público para cerrar la investigación. El presunto soborno fue denunciado en noviembre de 2015

El Juzgado de Instrucción número 6 de A Coruña acordó prorrogar, a petición de la Fiscalía, un año la investigación sobre el supuesto soborno a un funcionario del departamento de Urbanismo del Concello. La instructora ya realizó todas las pruebas documentales y testificales necesarias, según fuentes judiciales, y está pendiente de un informe del Ministerio fiscal para dar por concluida la investigación. El sospechoso, que fue destinado a otro departamento en cuanto el Ayuntamiento tuvo conocimiento del caso, prestó declaración en dependencias judiciales en calidad de investigado por un delito de cohecho -soborno o aceptación de soborno-.

La juez también interrogó a testigos, entre ellos la compañera del acusado que puso los hechos en conocimiento de sus superiores después de que un vecino de A Coruña le protestase por haber pagado a un funcionario de su departamento para evitar que un permiso le caducara. La trabajadora comunicó el presunto delito a sus superiores el 3 de noviembre de 2015. Tres días después, el Ayuntamiento informó de los hechos a Fiscalía, que abrió las diligencias que supusieron el arranque de la investigación judicial.

El Concello se personó en el procedimiento como acusación particular. "En cuanto detectamos, ya en noviembre, que había indicios de una actuación irregular que podría llegar a ser delictiva, remitimos el asunto a Fiscalía, que algo debió ver porque lo remitió al juzgado", explicó el alcalde, Xulio Ferreiro, el pasado mes de mayo. El regidor incidió entonces en la sospecha lanzada por el concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela: "Lo que parece es que estamos ante una práctica que venía de atrás".

La prórroga de la instrucción solicitada por la Fiscalía en septiembre supone que la causa es más compleja de lo habitual, pues con la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal, que entró en vigor en 2015, el plazo de investigación de los casos simples se redujo a seis meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine