El mapa de la fauna y flora coruñesa supera las 1.300 especies registradas a dos meses de su final

El estudio suma en octubre un ave muy difícil de observar y con solo siete referencias anteriores en Galicia, un papamoscas papirrojo, que estaba en el bosquete de As Lapas

22.10.2016 | 13:09

El Mapa da Biodiversidade va creciendo con el paso de las estaciones y los meses. Tanto, que ya ha superado los 10.000 registros, esto es, cada vez que se tiene constancia de la aparición de una especie concreta en un lugar y en una fecha determinada. Desde el mes de agosto, se han incorporado unas 200 especies nuevas, lo que hace subir a más de 1.300 el registro de especies diferenciadas que hay en toda la ciudad.

Y es que, el Mapa da Biodiversidade, según explica el presidente del Grupo Naturalista Hábitat, Santiago Vázquez, se va nutriendo día a día con las aportaciones, no solo del equipo técnico encargado del proyecto -realizado por encargo de la Concejalía de Medio Ambiente-, sino también gracias a los voluntarios que les mandan información de un pájaro, un insecto o una planta que no conocen pero que les llama la atención. En el aumento de especies, en los meses de septiembre y octubre, cobran especial protagonismo los hongos, que se pueden ver, sobre todo, tras el verano. Es además una parte en la que ha empezado a trabajar el micólogo Saúl de la Peña.

El coordinador del proyecto, Cosme Damián Romay, explica que, tal y como habían previsto, acabarán esta foto fija de la ciudad que representa el Mapa da Biodiversidade con unos 15.000 registros. "Estamos avanzando, además, a muy buen ritmo en los datos históricos, que nos hablan de una A Coruña completamente diferente, en la que los montes no tenían pistas, en los que te podías encontrar media docena de ciervos volantes -vacalouras o escornabois- a la vez, cuando ahora son escasísimos", explica Cosme Damián Romay.


Un cuco urbanista. Críalo europeo o ´cuco grallo´. Esta especie apareció en el monte de San Pedro, en julio de 2016. Es un ejemplar juvenil.

Vázquez insiste en que este Mapa da Biodiversidade es solo "un primer ladrillo" sobre el que la ciudad puede construir "un edificio" de conocimiento sobre su naturaleza. Y es que en el documento se recogen tanto las especies foráneas como las autóctonas como las que aparecen por sorpresa, como el faisán que se paseó por el jardín de la escuela de idiomas y el Muncyt hace apenas unos días. Y constituye también los cimientos sobre los que se podrá analizar la evolución de las especies en la ciudad si se continúa realizando año tras año una experiencia similar.


Una libélula en Feáns. Tizón de Bolton o ´Quitaollos común´. Esta libélula fue registrada en Feáns, en el mes de julio. Indica la calidad del agua de los ríos.

Entre las especies que entraron en el catálogo en los meses de mayo a agosto, destacan la aparición de un ejemplar juvenil de cuco grallo -críalo europeo, en castellano-, en el monte de San Pedro, así como un macho de ciervo volante, en Fonteculler y un Tizón de Bolton, en Feáns, que es una libélula cuya presencia indica la buena calidad del agua de los ríos y los regatos de la zona. Fuera de este periodo, ya en octubre, entró en el documento un ave rarísima. "Hay solo siete registros previos en Galicia y no es frecuente en España tampoco", explica Cosme Damián Romay.


Un ave rara en As Lapas. Papamoscas paporrubio. Ave migratoria que cría en el este de Europa y que se desplaza al sur de Asia para pasar el invierno. As Lapas, octubre.

Es un papamoscas paporrubio -papamoscas papirrojo, en castellano-, un ave que come insectos y que es migratoria y que fue captada el 12 de octubre, en el bosquete que hay en las inmediaciones de la Torre de Hércules y del arenal de As Lapas. Los miembros del equipo del Mapa da Biodiversidade acudieron allí para ver a otro ejemplar, también raro pero no tanto, un picafollas bilistado, mosquitero bilistado, en castellano, que había sido visto por la zona, cuando apareció este ave que, si es difícil de ver, mucho más lo es de fotografiar.


Digitales. ´Estalote´. Es una especie común en buena parte del Concello de A Coruña, según recoge el Mapa da Biodiversidade. Identificado en Feáns, en julio.

Sobre cómo ha influido en los resultados obtenidos el hecho de que este verano haya sido muy seco y que tarden en llegar las lluvias, tanto Romay como Vázquez dicen que han estado atentos a esa circunstancia y que se armaron de "paciencia" para no perderse la floración de algunas plantas y los cambios en la vegetación.


La especie del año en As Mariñas. ´Vacaloura´ o ciervo volante. El ´escornabois´ se pasa años oculto comiendo madera podrida hasta que se convierte en adulto, se reproduce y muere. Fonteculler.

Hábitat finalizará la recogida de datos el 31 de diciembre. Para entonces, habrá pasado un año entero desde que empezó el proyecto y comenzará la clasificación de todo el material obtenido, que no terminará hasta aproximadamente el mes de marzo.

Vázquez hace hincapié en que el mapa es un trabajo colectivo, de toda la ciudad, por lo que anima a los vecinos a colaborar con sus avistamientos. "No importa que no sepan clasificar las plantas o los animales que vean, eso ya lo hacemos nosotros, pero sí que agradecemos que nos manden sus fotos o que nos den información", dice Vázquez. Los interesados en participar en el estudio pueden enviar su información al correo habitat@gnhabitat.org.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine