ARTEIXO

Una juez investiga si un conductor ebrio que atropelló a su novia lo hizo a propósito

Los hechos sucedieron en Arteixo el 30 de enero - La mujer quedó inconsciente en la calzada - El imputado estuvo 13 años en la cárcel por intento de asesinato

17.03.2017 | 16:52

Las claves

  • Testigos. No hay testigos del atropello. Tras el alcance, numerosas personas rodearon a la víctima y alertaron a la Policía Local. Declararon que el acusado intentó levantarla de la calzada en dos ocasiones
  • Policía Local. Realizó las pruebas de alcohol y drogas al imputado. Dio positivo en estupefacientes y 0,85 y 0,77 en alcohol —lo máximo es 0,25—
  • Guardia Civil. Fue requerida por la actitud amenazante y agresiva del imputado, que también obstaculizó la asistencia sanitaria a la víctima. Los agentes tuvieron que emplear la fuerza para arrestarlo
  • Instrucción. La juez investiga si fue un accidente o si se trata de un caso de Violencia sobre la Mujer. Practicará más diligencias

Triplicaba la tasa de alcohol y había consumido drogas cuando atropelló a su novia el pasado 30 de enero en Vilarrodís (Arteixo). El sospechoso, que estaba en libertad condicional tras permanecer 13 años en prisión por delitos de robo e intento de asesinato, alega que no se acuerda "de nada". La juez instructora investiga si se trató de un accidente o si arrolló de forma premeditada a su pareja, lo que conllevaría que el caso fuese asumido por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer. El acusado tuvo que ser reducido por la Guardia Civil porque se enfrentó a los agentes y dificultó la atención sanitaria a la víctima

Un hombre de 47 años que atropelló a su novia de 43 sobre las siete y media de la tarde del pasado 30 de enero en la localidad de Vilarrodís (Arteixo) está siendo investigado. La juez instructora trata de dilucidar si se trató de un accidente o si arrolló a propósito a su compañera sentimental. El imputado estaba ebrio -triplicó la tasa de alcohol permitida- y dio positivo en drogas. En la declaración que prestó ante la magistrada alegó que no recordaba nada de lo sucedido, al tiempo que admitió que ese día había consumido alcohol y fumado porros. El hombre, vecino de Arteixo, estuvo en prisión desde 2003 hasta el pasado mes de septiembre, que salió en libertad provisional, por cometer delitos de robo e intento de asesinato.

La Policía Local de Arteixo fue alertada tras el atropello por ciudadanos que se congregaron alrededor de la víctima, que se quedó inconsciente y tendida en el suelo en el margen derecho de la calzada, pegada al carril de circulación de la carretera en sentido Arteixo-A Coruña. El sospechoso se encontraba, según indicaron los agentes en el atestado, "en estado de nerviosismo y con signos de haber consumido alcohol y otras sustancias psicotrópicas". En todo momento dificultó las gestiones de atención a la víctima, tales como controlar a la multitud, regular el tráfico o localizar a posibles testigos, según señalan los agentes en su informe, en el que destacan que les espetaba: "Es mi mujer y hago lo que me da la gana. Me da igual que seáis policías, yo no me aparto".

Los testigos indicaron que antes de la llegada de los funcionarios había levantado a la víctima de la calzada en dos ocasiones, lo que provocó que algunos de los presentes se enfrentasen a él. La última vez que intentó incorporarla, los testigos se lo impidieron y el acusado se cayó al suelo. El imputado, que tenía una herida en la frente, continuó con su actitud de aproximarse a su novia cuando llegó la ambulancia, por lo que fue apartado por un bombero. Los agentes de la Policía Local, ante el estado "desafiante" del sospechoso, alertaron a la Guardia Civil.

"Quítame las esposas, campeón, que eres un campeón, la brecha de la frente voy a decir que me la hiciste tú, yo ya estuve en prisión y se cómo va la movida, ya pagué 12 años y me da igual pagar 20 más. ¿Oíste, campeón?", amenazó a uno de los guardias civiles. Los agentes tuvieron que emplear la mínima fuerza imprescindible para reducirlo, pues se encaró con ellos y hacía aspavientos. Los funcionarios no lograron localizar a ningún testigo de los hechos, pues los presentes habían llegado cuando la mujer estaba tendida en el suelo.

En la diligencia de la Guardia Civil consta que se escucharon "comentarios" de que momentos antes del atropello el sospechoso y su compañera sentimental habían discutido, pero por el momento no se localizó a ningún testigo que lo corrobore. El caso, no obstante, está en fase de instrucción, por lo que todavía quedan diligencias documentales y testificales por practicar.

Por el momento, a la espera del resto de pruebas, el fiscal imputa al vecino de Arteixo un delito de atentado, otro contra la seguridad del tráfico, en el que concurre la agravante de reincidencia, y un delito de lesiones imprudentes. Si a lo largo de la instrucción hay indicios de que se trate de un atropello premeditado, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer se hará cargo de caso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine