Al menos 60 alumnos de Infantil irán a un centro que no fue la primera opción de sus familias

La baja natalidad de 2014 provoca que los colegios tengan menos lista de espera que en ejercicios anteriores - Santa María del Mar, el centro con más solicitudes, 93 para 75 plazas

21.03.2017 | 11:25
Alumnos de Infantil y Primaria, durante su primer día de clase.

A falta de datos definitivos, hasta 64 alumnos de Infantil empezarán su vida escolar en un centro que no fue elegido por sus familias como primera opción. A medianoche se cerró el plazo de solicitud de plazas en Educación Infantil. Como todos los años, hay colegios que tienen más demanda que oferta, como el Santa María del Mar o el Fernández Latorre y otros que se enfrentan al nuevo curso sabiendo que parte de su alumnado no habría cruzado sus puertas si les hubiesen aceptado en otros centros. Las listas provisionales saldrán antes del 25 de abril, después, las familias tendrán cinco días para realizar alegaciones y, antes del 15 de mayo, se publicará la relación de admitidos y de no admitidos ya definitiva

El periodo para solicitar plaza en los centros de Educación Infantil se cerró ayer con más de medio centenar de pequeños que no podrán iniciar su etapa escolar en el centro que sus padres habían elegido como primera opción para ellos. En total, 64 alumnos primerizos tendrán que cambiar de planes. La demanda para iniciar los estudios escolares en los colegios coruñeses no se revela, a falta de que se cierren los datos definitivos, tan elevada como otros años, con un 2014 con escasos nacimientos en la ciudad.

Estas cifras responden a los registros provisionales facilitados por 28 de 42 centros, tanto públicos como privados, pendientes de que llegasen las solicitudes de última hora por registro, que pueden tardar hasta una semana, o bien por la aplicación web, que permitía formalizar la demanda de plaza hasta medianoche. Sin contabilizar estas peticiones tardías, el centro público en el que más alumnos se quedan a las puertas de entrar es en el público Labaca. Y es que, para optar a tener plaza en esta entidad educativa hacen falta catorce puntos, algo que ha disuadido a muchas familias de entregar sus solicitudes, al no alcanzar dicho mínimo. Por las 25 plazas que ofertaban, en la conserjería del centro contaban ayer cuarenta candidaturas a convertirse en nuevos alumnos. Es una tendencia a la que los trabajadores del centro están acostumbrados, ya que siempre tienen más solicitudes de entrada que sillas en el centro para ofertar a estos pequeños que comienzan su vida escolar.

En el colegio Montel Touzet, que oferta veinte plazas, aseguran que están todas cubiertas, aunque no ofrecen datos de cuántas solicitudes recibieron de más. En el Manuel Murguía, también público, ayer tenían encima de la mesa justo 25 candidatos a formar parte de su comunidad escolar el próximo año, la misma cifra que plazas disponibles, aunque fuentes del centro apuntaban ayer que preveían que este número aumentase, ya que había familias que les habían manifestado su intención de matricular a sus niños en el colegio, pese que aún no habían formalizado la petición de plaza.

Entre los colegios concertados que han facilitado sus datos, el que más peticiones ha recibido ha sido el Santa María del Mar, que contó 93 solicitudes frente a las 75 plazas que oferta para el próximo curso. En la misma línea está el Compañía de María, que recibió 87 peticiones de entrada para cubrir 75 plazas.

Las cifras son provisionales y podrán cambiar además según las circunstancias, ya que cada una de las clases de 25 alumnos tiene tres plazas reservadas para niños con necesidades especiales, pero si nadie las reclama pueden ser adjudicadas a menores que no precisen este tipo de atenciones.

No es un año de demanda elevada, ya que el 2014 fue un mal ejercicio en cuanto a nacimientos. Según consta en el Instituto Galego de Estatística (IGE), hubo 1.891. Es la cifra más baja desde 2004, cuando se registraron 1.875 bebés. El próximo año, los centros prevén que la tendencia se mantenga, ya que hubo 1.907 nacimientos en 2015, solo dieciséis más que en 2014.

El colegio de Educación Infantil y Primaria Manuel Murguía, por ejemplo, es uno de los que notan el descenso de propuestas para entrar en el colegio, ya que, históricamente, siempre ha tenido más peticiones que plazas. Es el que presta servicio a los vecinos de Novo Mesoiro, el único barrio donde la pirámide poblacional es más ancha en la base. Este año, sin embargo, a falta del recuento final, había empate técnico entre oferta y demanda. En la misma situación cerró ayer la persiana la secretaría del colegio San Francisco Javier, que justo cubrió sus cincuenta plazas. Zalaeta recibió 22 solicitudes para la 22 vacantes con las que cuenta.

Con saldo negativo bajaron ayer la ventanilla al menos 16 centros escolares, que no consiguieron cubrir todas las plazas que ofertaban, alguna solo por la mínima, como el Ramón de la Sagra, que de 50 plazas recibió documentación para cubrir 49, o el Rosalía de Castro, que tuvo 24 peticiones para 25 plazas. Otras, sin embargo, se quedaron muy lejos de alcanzar el objetivo marcado, como el Hogar de Santa Margarita, que cuenta con 75 plazas, pero solo cincuenta familias lo eligieron como primera opción.

Antes del 25 de abril se publicarán los listados provisionales de admitidos y habrá un plazo de cinco días hábiles para presentar reclamaciones. Antes del 15 de mayo se publicarán ya las listas definitivas y las familias tendrán que formalizar la matrícula del 20 al 30 de junio.


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Especial

Su objetivo es educar para proteger la fauna silvestre y conservar la naturaleza en un amplio espacio boscoso, junto al Río Miño y habitado por multitud de animales
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine