Cuando la venta ambulante se convierte en un modo de vida

La historia de Massamba Djitte como vendedor ambulante en las calles de A Coruña forma parte del documental Kër de la directora coruñesa Diana R. Mata

25.03.2017 | 18:47
Mussamba Djitte y Diana R. Mata, en la calle Barcelona.

'Kër' significa casa en wólof, una de las lenguas de Senegal, y es también el título del documental de la directora Diana R. Mata que cuenta la historia de tres senegaleses que hablan de su experiencia como vendedores ambulantes en las calles de A Coruña. Cuentan cómo llegaron, cómo ven esta actividad comercial y también qué esperan del futuro.

Massamba Djitte dice de él que es "senegalego" desde que, hace seis años, siguiendo la estela de su primo, recaló en A Coruña. Es licenciado en Turismo pero, como casi todos sus compatriotas, al llegar a la ciudad se dedicó a la venta ambulante, a recorrer las calles y, básicamente, a ser ignorado. Su historia, como la de otros dos jóvenes inmigrantes forma parte del documental Kër, de la directora coruñesa Diana R. Mata, que llegó al Ágora la pasada semana.

" Kër es mi Trabajo Fin de Grado, yo estudio en Valladolid y me llamó la atención que allí no hay comercio ambulante como aquí", explica la directora Diana R. Mata, que, en la cinta pone el foco en la visión de los inmigrantes, en cómo ellos se sienten al ser considerados "como mobiliario urbano" de la ciudad. "No quería contar lo que veía la gente que pasaba por la calle, sino qué era lo que veían ellos y cómo los trataban", comenta Diana R. Mata.

Massamba Djitte dice que su historia no es la habitual porque vino con un visado y porque tenía familia ya en A Coruña, pero los primeros meses fueron "muy malos" para él. No era por la gente ni por el ambiente ni por el clima o por haber dejado atrás su país sino porque no era capaz de comunicarse. Lo pasó fatal hasta que asumió que tendría que "empezar de cero", que su vida, tal y como la había conocido, se había acabado y que tenía que forjar los cimientos de otra nueva.

"Tenía claro que ahora estaba aquí y que tenía que aprender el idioma para poder hablar, porque es una impotencia muy grande no poder preguntar, no sabía decir ni hola, la gente me hablaba y no entendía nada", relata Djitte que se vale de su experiencia para aconsejar a sus compatriotas, desde la asociación SOS Racismo Galicia, que no se pasen el día viendo la televisión senegalesa en casa y que salgan a la calle para integrarse en la sociedad a la que en ese momento pertenecen. Tan claro lo tiene, que Massamba Djitte es socio del Dépor y dice que su segundo equipo es el Celta, porque cuanto mejor vayan estas formaciones, mejor les irá a todos, aunque, eso sí, que "gane el Dépor".

Kër significa casa en wólof, el idioma de Senegal más allá del francés, que es la lengua oficial y Diana R. Mata la eligió porque considera que representa muy bien la vida de los protagonistas que tienen como nexo la venta ambulante, aunque Djitte ya no la ejerza. "Casa es lo que dejan en su país, pero también lo que vienen buscando se van", comenta.

La presentación en el Ágora contó, además de con la proyección del documental, de 16 minutos, con una charla en la que intervinieron Zorahaida Casales, de SOS Racismo Galicia; Diana R. Mata, la directora; Massamba Djitte -uno de los protagonistas, junto a Moo y Abdou- y la concejal de Igualdade e Diversidade, Rocío Fraga.

Pero ¿por qué los inmigrantes se dedican a la venta ambulante? Djitte lo tiene muy claro: "No hay otra opción" si no quieren enfrentarse todavía a más problemas de los que ya tienen. Es la alternativa "menos mala", la que conlleva menos riesgos, aunque sea una actividad ilegal. "En Europa, si no tienes papeles eres un cero en la población, no cuentas para nada, siendo un cero lo único que puedes hacer para sobrevivir es vender, no hay otra salida, te puedes meter en otra cosa, pero puedes tener muchos líos, en la venta ambulante hay líos, pero los mínimos", relata Djitte.

Para la directora del documental, era también importante relatar que no es una actividad que los inmigrantes "hagan por gusto" sino porque es su medio de vida. "Conozco gente a la que le molesta que, cuando está en un bar, alguien le ofrezca una pulsera o un mechero. Es que la sociedad y el Gobierno no les deja hacer otra cosa y nosotros formamos parte de esa sociedad y votamos a ese Gobierno", reivindica Dianra R. Mata que, en principio, solo pretendía hacer el trabajo que le habían encomendado y darle voz a sus protagonistas, que la gente les escuchase, que se pusiesen en su lugar pero ahora, a ser posible, quiere también modificar la conducta de quienes lo ven.

Djitte se define como una persona positiva, así que, cuando ve algún comportamiento que no le gusta procura quedarse con lo bueno, si de diez personas, nueve le contestan bien y una mal, a la que eligió el enfrentamiento prefiere olvidarla. "Es desconocimiento e ignorancia. Si no hay conocimiento siempre van a tener miedo", resume. Y eso lo aplica a todos los aspectos de su vida y procura "rechazar lo malo" de su país y del que le acoge y quedarse solo con lo bueno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine