Diego Utrera
Director del Hogar de Sor Eusebia

"Unos matones coartaron con formas fascistas el derecho de la gente a escuchar"

21.04.2017 | 02:50
Diego Utrera. | q./r.a.

"Prejuicios y desinformación". Esos son los ingredientes que alimentan la oposición vecinal a la instalación de Mi Casita en Eirís, en opinión del director del Hogar de Sor Eusebia, Diego Utrera. A su juicio, la
reunión informativa de este miércoles se frustró por la presencia de "matones con formas fascistas" que sabotearon el encuentro, impidiendo a la mayoría de los asistentes conocer los pormenores de la iniciativa de boca de sus promotores.
"En el entorno de Padre Rubinos o de la Cocina Económicos hay viviendas y no pasa nada, no hay más robos ni problemas de convivencia", asegura Utrera, que mantiene la esperanza de que las aguas puedan "volver a su cauce" y se llegue a un acuerdo. "Lo único que estamos haciendo con Mi Casita es promover la integración social, que es un servicio público", sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine