Presión acústica del Agra a la refinería

Los edificios del Agra do Orzán que lindan con ronda de Nelle registran los mayores niveles del barrio - El Distrito 9, el de Mesoiro, es el menos 'ruidoso' de toda la ciudad

30.04.2017 | 19:39

El plan municipal contra el ruido analizó las fachadas de la ciudad para detectar aquellas en las que los decibelios suben más allá de los máximos aconsejables. En el centro pero también en los barrios y en los núcleos tradicionales. Salvo a las zonas más próximas a la refinería, el ruido industrial de los polígonos respeta la salubridad sonora. La principal fuente de contaminación acústica, al igual que en el corazón de A Coruña, es el tráfico rodado. En vías como la ronda de Outeiro a su paso por el Agra, se intensifica por la doble fila.

El Distrito 6, que se circunscribe al Agra do Orzán, tiene a un 75% de su población sometida a registros nocturnos superiores a los 55 decibelios. Los que mayor contaminación acústica soportan son los vecinos de los edificios que dan a ronda de Nelle y los de la rotonda de intersección con la avenida de Finisterre. Los registros en sus fachadas están entre los 65 y 70 decibelios, cuando los bloques de la ronda de Outeiro están entre 60 y 65.

Es el barrio con mayor densidad de población, un 12% de la ciudadanía coruñesa (29.000), con un desarrollo entre las décadas de los 60 y 70 sin planificación, con calles estrechas y casi sin zonas verdes. Según el mapa de ruido, las localizaciones más expuestas a la contaminación son la avenida de Peruleiro, Villa de Negreira y las vías de alta capacidad que la atraviesan, como la ronda de Outeiro, la ronda de Nelle y la avenida de Finisterre. Destacan también que la doble fila en la ronda de Outeiro ayuda a aumentar el ruido. Lo consideran un barrio ideal, de acuerdo el plan de movilidad de Busquets, para ensayar las supermanzanas (jerarquización y calmado del tráfico por secciones).

El Distrito 7 engloba varios de los barrios más populares de la ciudad más allá de la ronda de Outeiro: Os Castros, Castrillón, Elviña, Monelos, Barrio de las Flores, avenida de Oza, Os Castros, Castrillón, Segunda fase del polígono de Elviña, Matogrande, O Birloque, San Cristóbal, Someso y O Martinete.

De todos ellos, hay dos áreas en las que los registros nocturnos superan los 65 decibelios, alcanzando en algunas fachadas los 70. Se trata de los bloques de edificios en torno a la fuente de las Pajaritas que lindan con la ronda de Outeiro, con gran contaminación acústica a pesar de existir vías de servicio; y el inicio de A Pasaxe en la rotonda de Os Castros, principalmente los nuevos edificios de la salida del túnel. La calle Pérez Ardá (entre El Corte Inglés y la estación de buses) es otra de las vías señaladas, al igual que la avenida de Monelos, la ronda de Outeiro, la avenida de Oza y la de Salvador de Madariaga. Todas tienen el denominador común del tráfico.

El Distrito 8, aunque de gran extensión, solo alberga a 8.871 habitantes y solo un 48% están sometidos a niveles que superan lo aconsejado. Abarca Eirís, As Xubias, A Pasaxe, Santa Gemma, Palavea, Casablanca, Curramontes, Lamadosa, avenida de Montserrat, A Regueira y Pedralonga. Con cuatro edificios sensibles en su recorrido (cuatro sanitarios y uno educativo), la avenida de A Pasaxe es uno de los grandes focos de ruido. El eje de la avenida de Pedralonga-Montserrat-Monelos también tiene mediciones por encima de los 65 decibelios nocturnos, a lo que se une el tramo de Lavedra que le corresponde.

Solo un 36% de los 8.977 habitantes del Distrito 9 soportan contaminación sonora por encima de los 55 decibelios en horario nocturno. Y es que esta división censal tiene zonas de vivienda unifamiliar en urbanizaciones o núcleos tradicionales, a excepción del barrio más joven de la ciudad, Novo Mesoiro. Abarca además Elviña, A Zapateira, Mesoiro, parte de O Martinete, Pocomaco, As Rañas, Iglesario, Feáns y el polígono de Vío. Por tanto, el mapa de ruidos solo identifica como zonas problemáticas las que circundan la avenida de Alfonso Molina, concretamente, el tramo entre el campus de Elviña y la calle Berlín. Como Pocomaco está dedicada mayoritariamente al sector servicios, el ruido no se asocia a la actividad industrial sino a los automóviles. En general, concluyen los redactores, "este distrito no presenta una problemática relevante".

El principal núcleo poblado del Distrito 10 es O Ventorrillo. Incluye además A Grela, A Silva, A Moura, Cances, Fontenova, Bens, Comeanda, Penamoa, Nostián y San José. Según el mapa acústico, la zona que representa niveles acústicos más altos únicamente por la actividad industrial es el núcleo de Bens y las viviendas próximas a la refinería (en cuyo entorno está prohibido construir). Se añaden los tramos de ronda de Outeiro, Nelle y avenida de Arteixo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine