Los alcaldes del PP en el Consorcio se unen a la reclamación a Núñez Feijóo para que impulse el área

Los regidores de Abegondo y Carral llevarán a sus plenos la Declaración de María Pita para iniciar la construcción del ente, que en A Coruña no se aprobó por los reparos de populares y socialistas

03.06.2017 | 12:13
Alcaldes de Arteixo, Sada, Bergondo, Abegondo, Carral, Cambre, A Coruña, Oleiros, Betanzos y Culleredo.

Un paso adelante para el área metropolitana de A Coruña. Se suman de manera activa a su construcción los dos alcaldes del PP que están en el Consorcio As Mariñas, el abegondés José Antonio Santiso y el carralés José Luis Fernández Mouriño. El viento ha ido virando en siete meses para el proyecto. Los dos regidores habían dado plantón en octubre al inicio del proceso abierto por el Gobierno de la ciudad. Con ellos, el regidor popular de Arteixo, Carlos Calvelo, actualmente en trámites de divorcio con el ente comarcal. Tras una reunión mantenida ayer, el Consorcio avanza que, "unánimemente", ha decidido "reclamar a la Xunta que se implique e impulse el área metropolitana de A Coruña".

El Consorcio anuncia además que los concellos que tenían pendiente refrendar la creación del área, los del PP, llevarán el asunto a sus plenos. "Se constató el interés común en la constitución del área metropolitana junto con A Coruña. Como reclamó el Consorcio durante muchos años, la integración de la ciudad es fundamental para ofrecer en conjunto servicios de calidad y responder las demandas de la ciudadanía en temas que requieren una coordinación", secundaron en un comunicado. Por ello, acordaron solicitar a la Xunta "que adopte las medidas oportunas para impulsar" el plan. Además de Abegondo y Carral, firman Sada, Betanzos, Culleredo, Bergondo, Oleiros y Cambre. El alcalde de Arteixo no asistió al encontrarse en capilla para independizarse del Consorcio.

De la 'contracumbre' al acuerdo

En octubre, el alcalde coruñés, Xulio Ferreiro, convocó a los regidores del Consorcio. Les planteó que, tal y como habían demandado durante años, A Coruña se integrase en un ente común. Lo articularían a través de una ley como la que el Parlamento gallego había aprobado ese mismo verano para Vigo. El impulso al proceso se ratificaría en la llamada Declaración de María Pita.

En un primer momento, todos los alcaldes celebraron este paso al frente. "Es una buena noticia", decía el abegondés José Antonio Santiso, "será necesario estudiar con detenimiento todo lo que implica". Pero solo dos días después, cuando tocaba escenificar la puesta en marcha del proyecto, los regidores del PP daban plantón a la foto. No solo eso, sino que su presidente provincial, Diego Calvo, decidía convocar a sus alcaldes y sus portavoces en la comarca a una contracumbre de urgencia a la misma hora que la firma en María Pita.

El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, era el más contundente en sus críticas y señalaba a dos responsables: Calvo y la portavoz popular Rosa Gallego. Auguraba que se acabarían sumando al no quedar "más remedio". El PP buscó una contrapropuesta y sugirió que la ciudad se integrase en la mancomunidad, figura administrativa que el propio Calvo rechazaba en 2013 por "las dificultades" que generaba e ir en contra de "racionalizar".

El Consorcio se encontraba, y encuentra, en una encrucijada. La Ley de Racionalización de la Administración local les imposibilita seguir con la misma figura administrativa. Los alcaldes decidieron convertirse en mancomunidad como mal menor. Hasta que A Coruña abrió las compuertas del nuevo plan. Ya entonces Santiso, que había defendido en muchas ocasiones la inclusión de la ciudad, preveía que acabaría firmando, pero "sin prisas". Dos meses más tarde, en diciembre, los tres alcaldes del PP se incorporaban a la mesa de trabajo para realizar aportaciones, aunque sin garantizar su apoyo.

El pasado febrero, el presidente de la Xunta recibía a Xulio Ferreiro por los cien primeros días de mandato autonómico, con el área metropolitana encima de la mesa. El proyecto debe tener el soporte del Gobierno gallego porque se desarrolla a través de una ley autonómica aprobada por el Parlamento, en el que el PP tiene mayoría.

Pendiente en A Coruña

Si Abegondo y Carral ratifican en sus plenos el inicio de la creación del ente, quedaría pendiente la aprobación por mayoría absoluta de la Corporación coruñesa, asunto que naufragó en una votación en noviembre por los reparos de los populares y los socialistas en la ciudad, manteniendo el grupo del PSOE, por tanto, una posición diferente en A Coruña a la del resto de sus compañeros de la comarca. El asunto saldría adelante si Marea y socialistas logran acercar posturas y/o si el grupo del PP sigue la estela de sus alcaldes vecinos.

El PSOE se encuentra en un nuevo escenario tras la victoria de Pedro Sánchez, también la ciudad. Esta misma semana, el alcalde de Culleredo y presidente provincial de los socialistas, Julio Sacristán, confiaba en que los cambios permitiesen desbloquear la situación.

Auditoría a la basura

Además del acuerdo por el área, los regidores del Consorcio acordaron ayer la licitación y contratación "inmediata" de la auditoría del servicio de recogida y tratamiento de basura para analizar el funcionamiento del servicio y "tomar las medidas oportunas que mejoren todos los aspectos necesarios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine