La Xunta requiere a Albada que selle dos vasos del vertedero de Nostián antes de fin de mes

La empresa asegura que contestará a la Consellería de Medio Ambiente "por vía administrativa" si "ha lugar" - El Tribunal Superior rechazó en noviembre su solicitud de suspensión cautelar de la orden

08.06.2017 | 16:57
La planta de residuos de Nostián, con los depósitos de rechazos detrás.

Claves

  • 2010. La planta de tratamiento de residuos de Nostián recibe la autorización para ejecutar las obras de sellado de dos vasos del vertedero, inoperativos desde 2008
  • 2014 y 2015. La Xunta decide que el Concello tiene que realizar las obras de sellado. Hasta en dos ocasiones entran en los presupuestos municipales, pero la partida no se ejecuta
  • 2016. Con la llegada de Marea Atlántica a María Pita, el Concello presenta un recurso y la Xunta decide que es la empresa la responsable de las obras y que las tiene que hacer en un año

El plazo que la Xunta le dio a Albada para la ejecución de las obras de sellado de dos vasos del vertedero de la planta de Nostián expira el 30 de junio. La Consellería de Medio Ambiente se lo recordó ayer a la empresa, ya que no tiene constancia de que se hayan iniciado las obras. La Xunta ha enviado un requerimiento a la empresa para la realización de los trabajos a través de la Secretaría Xeral Técnica. La empresa aseguró ayer a este diario que no tenía "nada que comentar" sobre esta situación y tampoco aportó datos sobre si comenzarán las obras en el plazo establecido. La empresa recurrió ante los tribunales la decisión de la Xunta de ser ella quien se hiciese cargo de los trabajos de sellado. El Tribunal Superior rechazó su solicitud de suspensión cautelar del sellado

La Consellería de Medio Ambiente requirió ayer a Albada, la empresa que gestiona la planta de tratamiento de residuos de Nostián, a que acometa las obras de sellado de dos vasos del vertedero antes de que finalice este mes, ya que el 30 de junio se acaba el plazo para ejecutar esta medida. Preguntada por este diario, la empresa que explota la planta aseguró ayer que no tenía "nada que comentar" y que, "si ha lugar" contestará "por vía administrativa" a la Xunta, "como lo ha hecho siempre", pero que no lo hará a través de los medios de comunicación. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia desestimó en noviembre pasado la solicitud de la empresa de suspensión cautelar de la orden de sellado hasta que se resolviera su recurso judicial.

La Xunta ha trasladado a la empresa, a través de la Dirección Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático, un escrito en el que le recuerda la fecha límite de ejecución de las obras -el 30 de junio- y que el incumplimiento de la medida "está tipificada como una infracción administrativa", de acuerdo a lo establecido por la ley de prevención y control de la contaminación, y que podría dar lugar "a la imposición de sanciones".

En febrero de 2016, la Xunta resolvió que la empresa encargada de la explotación de la planta de Nostián tenía un plazo de un año para ejecutar "el proyecto de sellado" así como "las modificaciones precisas" en Nostián. Esta resolución vino después de que el Concello hubiese recurrido la primera decisión autonómica, que responsabilizaba a la Administración local de la realización de unos trabajos valorados en 3,5 millones de euros.

La empresa interpuso un recursos contencioso-administrativo contra la resolución de la Xunta que la convierte en responsable de ejecutar el sellado. El Tribunal Superior, según consta en la orden emitida ayer por la Xunta, denegó el pasado 16 de noviembre la solicitud de Albada de suspensión cautelar de la ejecución de la orden autonómica, "por lo que la obligación del sellado es plenamente ejecutiva dentro del plazo establecido", según expone la Xunta en su requerimiento.

La empresa tiene ahora que hacerse cargo de estas obras en un plazo máximo de 22 días. Y es que la Xunta dio el permiso en 2010 para el sellado de los dos vasos de Nostián que están llenos de residuos desde hace ocho años.

A pesar de que Gobiernos locales anteriores, llegaron a consignar presupuesto para el sellado de estos vertederos, la obra nunca se llegó a ejecutar. Con la llegada de Marea Atlántica a María Pita, la Concejalía de Medio Ambiente recurrió la decisión de la Xunta de que fuesen las arcas municipales las encargadas de sufragar las obras, un recurso que fue tenido en cuenta por la Administración autonómica y que acabó con la resolución de junio de 2016 de modificar la Autorización Ambiental Integrada (AAI) para la planta de tratamiento de residuos urbanos.

Albada, según recuerda la Consellería de Medio Ambiente, presentó un recurso Contencioso-administrativo contra esta resolución, que fue denegado y también fue rechazada la "solicitud de medida cautelar de suspensión de la ejecución", por lo que, según defiende la Xunta, "la obligación de sellado es plenamente ejecutiva dentro del plazo establecido, sin que, hasta el momento, se tenga constancia del inicio de los trabajos dirigidos al cumplimiento de esta obligación". Esto implica que tiene que realizar las obras antes del 30 de junio.

Albada no contestó ayer a la pregunta directa formulada por este diario de si van a empezar los trabajos de sellado de los vasos antes de que finalice este mes ni de si hay un plan para ello.

El Concello recibió con "satisfacción" la resolución de la Xunta, que imponía a la empresa que explota la planta de residuos la ejecución de las obras. Para entonces, confiaba en que los trabajos se desarrollasen en el plazo marcado de un año, aunque no se han ejecutado. La Xunta se centra en que el sellado de los vasos que ya no están operativos es una manera de "evitar o disminuir" el riesgo medioambiental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine