Crítica

Y, sin embargo, gallega

09.06.2017 | 02:07

En el salón de la Academia de Bellas Artes, cuya capacidad se vio desbordada por una alta asistencia de público, tuvo lugar la presentación del libro-cd sobre la compositora y pianista Eugenia Osterberger, de casada, Madame Saunier (1852-1932). A pesar de apellidos tan poco enxebres, nació en Santiago, hija de coruñesa y vivió durante años en A Coruña, donde participó activamente en la vida intelectual de la ciudad, relacionándose con Emilia Pardo Bazán; Fanny Garrido, esposa de Marcial del Adalid; los hermanos de la Iglesia; el naturalista Víctor López Seoane; el poeta Salvador Golpe; Juan Fernández Latorre, director de La Voz de Galicia? Debemos a las dos investigadoras, Beatriz y Rosario, la recuperación de la actividad compositiva de una mujer de tan eminente nivel intelectual. En el año 2014, se había realizado la presentación del libro, ilustrada también con un concierto de algunas obras de la compositora. Ahora, se han ampliado bastantes datos, en especial acerca de su estancia en Niza, donde se integró en la vida intelectual de la ciudad francesa. Las investigadoras hablaron con amenidad sobre Eugenia Osterberger. Y finalmente se ofreció un recital con algunas obras suyas a cargo de la soprano Susana de Lorenzo y la pianista Beatriz López Suevos. Interpretaron gratas canciones gallegas -entre ellas, la mélodie, Falas de nai-, una canción italiana, Ove sei?, de inspiración operística, y el estreno de la canción francesa, Les roses de Saadi. La pianista tocó una pieza para piano solo, Le rouet, de Grand Maman.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine