El Tribunal de Cuentas cuestiona los irreales ingresos previstos para financiar Langosteira

El organismo fiscalizador advierte de que la dársena exterior ha sumido a la Autoridad Portuaria en una "delicada" situación financiera y aprecia una desviación del 27% en el coste de las obras

14.06.2017 | 09:29
Un buque mercante, en el muelle principal del puerto exterior de punta Langosteira.

El informe elaborado por el Tribunal de Cuentas sobre la ejecución de las obras del puerto exterior destaca el incumplimiento de las previsiones de ingresos efectuadas en 2004 por la Autoridad Portuaria para financiar este proyecto, lo que deriva en la compleja situación económica que atraviesa en la actualidad el organismo. El examen realizado por el organismo de las actuaciones desarrolladas por el Puerto incluye reproches por el sobrecoste del 27% sufrido en el presupuesto de los trabajos, el exceso de contrataciones directas y la falta de transparencia en algunas de ellas. A continuación se exponen los argumentos del tribunal sobre estos y otros aspectos del proyecto, además de las alegaciones presentadas por la Autoridad Portuaria. El informe del Tribunal de Cuentas, desvelado ayer por Europa Press, fiscaliza la ejecución del puerto exterior entre los años 2012 y 2014. El pleno del Tribunal lo aprobó el pasado 30 de mayo.

EPlanificación. El estudio de viabilidad financiera del puerto exterior presentado en 1997 preveía que el coste total del proyecto sería de 630 millones. La venta de muelles proporcionaría hasta 238 millones, el tráfico portuario durante las obras otros 90 millones y el generado en Langosteira hasta 2026 otros 80 millones, a lo que se sumarían cuatro millones más por la generación de energía eólica en el puerto exterior, de forma que todo ello alcanzaba los 430 millones de ingresos. Pero en 2009 el coste de las obras, adjudicadas por 370 millones, aumentó hasta 589 millones y se preveía precisar 200 más. El Puerto solo contaba con 268 millones de ayudas europeas y esperaba obtener otros 200 con la venta de los muelles, aunque contaba con un crédito del Banco Europeo de Inversiones de 130 millones. Puertos del Estado le concedió en 2011 un préstamo de 250 millones, de los que no utilizó 50 millones. Para el Tribunal de Cuentas, "las previsiones no se han cumplido", ya que los muelles no se han vendido y los tráficos de mercancías no generaron mayores ingresos, ya que hasta 2015 no se superaron las cifras de toneladas manipuladas alcanzadas en 2008. En sus alegaciones, el Puerto elude referirse a este último aspecto y solo menciona la necesidad de que se cumpla el acuerdo para vender los terrenos portuarios, ante la negativa mostrada por el actual Gobierno municipal. En otra de sus conclusiones sobre esta materia, el tribunal destaca que los resultados económicos de Langosteira tras su apertura obligan a reflexionar sobre la "necesidad de planificar adecuadamente la estrategia de desarrollo portuario a nivel nacional", ya que los nuevos puertos construidos cerca de los antiguos generan "infraestructuras infrautilizadas" que no generan tráficos ni ingresos acordes con la inversión realizada durante el proceso de construcción. Pese al "gran esfuerzo" realizado por el Puerto para la "contención y reducción de costes", ve la situación financiera del mismo "delicada" por los datos evaluados hasta 2015. En concreto, apunta que soporta "un volumen excesivo de endeudamiento".

EContratación. De los 99 contratos suscritos por la Autoridad Portuaria entre 1997 y 2010 para este proyecto, 35 se adjudicaron de forma directa y otros 24 mediante un procedimiento negociado sin publicidad, según el Tribunal de Cuentas. Algunos de estos contratos motivaron que la Unión Europea no financiara 328.000 euros de gastos efectuados con ellos. El Puerto niega haber hecho un "uso abusivo de la contratación directa", ya que solo el 4% del coste de las obras se adjudicó de esa forma. En cuanto al contrato principal del proyecto, el tribunal recuerda que se licitó por 503 millones y que la unión temporal de empresas que ganó el contrato presentó una oferta de 506 millones que incumplía las condiciones y que luego se rebajó, lo que en su opinión "afectó al principio de igualdad de trato y de transparencia". La Autoridad Portuaria replicó que la cantidad mencionada por el tribunal figuraba en un documento técnico y no en la propuesta económica presentada y que la adjudicación fue correcta, ya que los representantes de la Administración General del Estado en el consejo del Puerto no mostraron disconformidad con este acuerdo. También discrepan ambas partes en el sobrecoste de las obras, que el tribunal calcula en un 27% por 78,7 millones de aumento por revisión de precios y 99,2 por modificaciones del contrato principal. Para el Puerto el exceso es solo del 8,7% debido a un aumento del gasto de 43,8 millones.

ETransparencia. El informe del tribunal señala que al analizar las ofertas económicas en el concurso convocado para adjudicar el control de las obras, "no se otorgó una puntuación equitativa" para el coordinador de esta actividad y recuerda que la Comisión Europea rebajó su ayuda en 509.000 euros para este contrato porque la adjudicación "adolecía de falta de transparencia". La Autoridad Portuaria negó que haya evidencias de una puntuación no equitativa en esa adjudicación y aseguró que la retirada de la ayuda europea se debió a que había una "insuficiente separación de criterios de selección y adjudicación". El Tribunal de Cuentas también destaca que en 2007 se aumentó la asistencia técnica para dirigir las obras, labor que hasta entonces realizaba un técnico del Puerto que volvió a ejercer ese trabajo "debido a que aparecieron críticas en la prensa local", aunque en realidad se contrató a un trabajador para ese puesto "sin publicidad ni concurrencia" y que a la misma empresa se le aumentó el presupuesto un 10% sin justificación. El Puerto justificó estos aspectos por una "ampliación de las funciones contratadas en concepto de dirección técnica de obras" y en la necesidad de "servicios adicionales" en la obra surgidos con "carácter sobrevenido". Otro caso mencionado es el de la redacción del pliego de bases para licitar las obras del puerto exterior, ya que el contrato se adjudicó "con posterioridad a la aprobación" de ese documento, a lo que se suma que la empresa que realizó ese trabajo fue luego contratada por las constructoras ganadoras del concurso, lo que para el tribunal "soslayó la limitación" impuesta por la Ley.

EAccesibilidad. El tribunal prevé que Langosteira no tenga enlace ferroviario antes de 2021, diez años después de su apertura, y que tendrá que ser financiado por el Puerto al rechazar hacerlo la Unión Europea y el Ministerio de Fomento.

ERefinería. También advierte el informe que todavía no se ha conseguido el principal objetivo del proyecto, el traslado del puerto petrolero a Langosteira y que solo hay acuerdo para el 60% de su actividad en los muelles interiores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine