Dimisión del último referente activo del 'vazquismo'

Mar Barcón pone fin a casi dos décadas de carrera política tras la victoria de Pedro Sánchez

Renuncia al acta de concejal y abandona la actividad institucional - Entró de la mano de Vázquez en 1999 y llegó a secretaria de Organización del PSdeG

16.06.2017 | 12:28

La concejala socialista Mar Barcón clausuró ayer casi dos décadas de actividad política institucional en el mismo punto en el que la había comenzado: la planta noble del Palacio Municipal de A Coruña. Allí, en los pasillos del Ayuntamiento, el entonces alcalde, Francisco Vázquez, la presentó en 1999 como una de las novedades de su candidatura. Y allí, en el despacho del Secretario General del Pleno, entregó ayer su renuncia al acta de edil y puso fin a casi dos décadas de carrera política. Dimite en víspera del congreso del PSOE que, este fin de semana, encumbrará como secretario general a Pedro Sánchez, vencedor en las primarias en las que Mar Barcón apoyó a Susana Díaz.

La mayoría de su carrera, más de quince años, la desempeñó en el Ayuntamiento de A Coruña, con un paréntesis de dos años y medio en la dirección del PSdeG y como diputada autonómica. Durante casi cuatro años compaginó Ayuntamiento y Parlamento. Fue concejala de Servicios Sociales, Infraestructuras, Medio Ambiente y Urbanismo, con Vázquez y con Javier Losada como alcaldes. Su marcha certifica también el fin de los referentes vazquistas en cargos públicos, aunque su mentor, al que volvió a reivindicar en su salida, ya se había distanciado de ella antes.

La renuncia de Barcón pone el epílogo a una salida escrita por capítulos desde la noche electoral de mayo de 2015, que dio un vuelco a la política coruñesa y señaló el camino que ha terminado por recorrer la edil socialista: expulsó al PP del poder en el Ayuntamiento, encumbró a Marea Atlántica y frustró las esperanzas socialistas de recuperar la Alcaldía, con una debacle al caer de ocho a seis concejales. Desde entonces, Mar Barcón fue apartándose poco a poco de la primera línea pública del PSOE coruñés, aunque manteniendo hasta ahora su influencia dentro del grupo municipal y del partido en la ciudad.

Primero, en julio de 2015, cedió la portavocía municipal a José Manuel Dapena, después de haber asumido en el pleno, como líder electoral de los socialistas, el apoyo sin condiciones del PSOE a la investidura de Xulio Ferreiro como alcalde. Dapena asumió la portavocía del grupo municipal, pero el liderazgo señalaba aún a Barcón. Su reunión con el alcalde a espaldas de Dapena llevó a éste a dimitir como portavoz el pasado 12 de enero al considerarla una injerencia en su labor. Un día después, Barcón dimitió como secretaria general de la Agrupación Socialista Coruñesa para que, argumentó, "nuevos compañeros conduzcan" la renovación que encaraba el PSOE. Una comisión gestora, presidida por el exedil Florencio Cardador, se ha asentado al mando de los socialistas coruñeses, tras un tambaleante arranque al censurar los críticos a Barcón que nacía ceñida a la ex secretaria general.

"No sé si acabaré el mandato como concejal; seguiré mientras crea que tengo algo que aportar", afirmó Barcón en una entrevista en LA OPINIÓN la semana de su dimisión orgánica. Seis meses después, tras dos años de mandato, Barcón abandonó ayer con un escrito oficial al secretario municipal, una comunicación al alcalde, un mensaje de whatsApp a los concejales y asesores del grupo municipal, información a la dirección local del partido y una carta abierta a los militantes y los medios de comunicación.

En la misiva, Barcón reivindica el legado de los gobiernos socialistas en la construcción de la ciudad, con mención expresa a los alcaldes Vázquez y Losada, y agradece las colaboraciones y las críticas, sin entrar a explicar los motivos de la renuncia. "Se trata de una decisión meditada, con la que pongo fin a mi actividad política; una decisión que cierra una etapa de mi vida en la que he tenido el honor de poder trabajar cada día por y para nuestra ciudad y por la que me siento profundamente agradecida", escribe a los militantes socialistas.

Desde su entrada en la política municipal, Barcón fue adquiriendo más competencias en los gobiernos de Vázquez y de Losada, quien la convirtió en uno de sus pilares fundamentales, junto a Carmen Marón. Su gestión al frente del área municipal de Urbanismo le ha generado las críticas más fuertes desde los rivales políticos, al igual que su presencia en el consejo de administración de Caixa Galicia y luego de Novacaixagalicia, en representación de la Coral Polifónica de Betanzos. Dimitió como consejera de la entidad financiera en octubre de 2011 tras conocerse las indemnizaciones recibidas por algunos de los directivos que abandonaron la entidad, al considerar que "no hay nada que lo explique". Barcón alegó que desconocía las condiciones pactadas en los contratos blindados de altos ejecutivos.

Durante la ola buena del socialismo gallego, con Emilio Pérez Touriño en la Presidencia de la Xunta, Barcón ganó poder orgánico hasta situarse como la número tres del PSdeG, a los mandos de la Secretaría de Organización. La pérdida de la Xunta la devolvió a la política municipal en las elecciones de 2011. La dimisión de Javier Losada tras perder los comicios ante el popular Carlos Negreira la aupó como cabeza visible del socialismo coruñés. Su salida obliga al PSOE local a recomponerse de nuevo.

En el grupo municipal, su sustituta, a falta de confirmación oficial hoy, será Pili Neira, vinculada al movimiento deportivo coruñés y muy próxima tanto personal como políticamente a Barcón. Fue la número 7 de la lista del PSOE de A Coruña. Ayer admitía que está dispuesta a aceptar el puesto en el grupo municipal socialista "prácticamente al cien por ciento". Y se mostraba aún "superada" por la despedida de su "gran amiga" pese a saber que iba a ser ayer cuando comunicaría su renuncia a la dirección local del partido

Pili Neira, que en las municipales de 2011 había sido candidata por el BNG, fue futbolista y entrenadora de fútbol y es una gran defensora de la igualdad en el deporte. Preside la Asociación de Mulleres Deportistas Galegas (Mudega).

Neira entrará a formar parte de un grupo municipal fracturado. El portavoz, José Manuel García, apuesta personal de Barcón en las últimas municipales y afiliado después al PSOE, pierde su principal sostén político. Se queda también sin uno de los tres ediles que le apoyaron para asumir la portavocía. Los otros, además de Barcón, fueron Fito Ferreiro y él mismo. Los tres, defensores de la candidatura de Susana Díaz en las primarias. Las concejalas Silvia Longueira y Yoya Neira, enfrentadas todo el mandato a Barcón, se han visto reforzadas por la victoria de Pedro Sánchez, al que apoyaron sin reservas en las primarias socialistas. José Manuel Dapena, que apoyó a Patxi López, se sitúa entre ambos bandos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine