Condenado un conductor ebrio que se durmió tras chocar contra un coche en Nochebuena

Los agentes de la Policía Local lo despertaron al llegar al lugar del accidente, en la calle Chile - El imputado era incapaz de caminar hacia el vehículo policial y se caía

17.07.2017 | 02:06

Un hombre reconoció que a las ocho y media de la tarde de la pasada Nochebuena conducía tan ebrio por la calle Chile, cercana a la estación de autobuses, que perdió el control del coche, impactó contra otro que estaba aparcado y se quedó dormido. Los agentes de la Policía Local que se desplazaron al lugar del siniestro lo despertaron y, cuando intentó ponerse en pie, no podía. De hecho, tuvo que "apoyarse" para caminar hacia el vehículo policial y se cayó al suelo. "No mantenía la verticalidad del cuerpo", reflejaron los funcionarios en el atestado. En la prueba de alcoholemia cuadruplicó la tasa permitida

Un conductor ebrio que se quedó dormido al volante tras impactar contra un vehículo estacionado en la calle Chile aceptó ser condenado a cuarenta días de trabajos en beneficio para la comunidad y a un año de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores. El sospechoso, que cuadruplicó la tasa de alcohol permitida, reconoció que el día de Nochebuena del año pasado sobre las 20.30 horas circulaba ebrio por la avenida de Chile, cercana a la estación de autobuses, cuando perdió el control del coche e impactó contra otro que estaba debidamente aparcado. Los daños que le ocasionó al turismo no fueron tasados porque su dueño renunció a reclamar cualquier indemnización que pudiera corresponderle por estos hechos porque la compañía de seguros se hizo cargo de pagar los desperfectos.

Tras el accidente, se quedó dormido en el interior de su automóvil hasta que llegaron los agentes de la Policía Local y lo despertaron. Los funcionarios hicieron constar en el atestado que presentaba "evidentes síntomas" de encontrarse bajo los efectos del alcohol. El procesado, según el 092, "no mantenía la verticalidad del cuerpo", por lo que tuvo que apoyarse para caminar hacia el vehículo policial "y se caía".

El titular del Juzgado de lo Penal número 3 de A Coruña subraya en el fallo que la ingesta de bebidas alcohólicas disminuyó "de forma apreciable las facultades de atención y reflejos y la capacidad para el control y manejo de los mandos del vehículo" del conductor. En las pruebas de alcoholemia que le practicaron los agentes del equipo de atestados que se desplazaron hasta el lugar de los hechos arrojó un resultado de 0,97 y 0,99, cuando lo máximo permitido es 0,25 miligramos de alcohol por litro en aire espirado.

El representante del Ministerio público y la defensa del sospechoso, que tiene antecedentes penales, pero no computables en esta causa, llegaron a un acuerdo sobre la pena, por lo que el juicio no se celebró y el juez dictó sentencia oral en la sala. Contra el fallo no cabe recurso porque fue dictado bajo la conformidad de todas las partes implicadas en el proceso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine