Detenidos por extorsionar y romperle las piernas a un empresario que debía dinero

Dos acreedores vigueses encargaron a los tres arrestados el cobro de la deuda que había contraído un promotor coruñés - Lo agredieron con una barra de hierro

04.08.2017 | 09:39

Las claves

  • Deuda. La compañía del promotor coruñés quebró por la crisis inmobiliaria y la vendió a un fondo buitre. Entre sus acreedores estaban dos empresarios vigueses
  • Cobro. Los hermanos dueños de la carpintería Las 5 Jotas contrataron a tres residentes en Vigo para que extorsionasen al coruñés. Uno de ellos le rompió las piernas en Os Mallos
  • Prisión provisional. El juzgado coruñés decretó el ingreso en prisión sin fianza para dos detenidos. La defensa de las víctimas lo reclama también para el tercero

El vender la empresa a un fondo buitre no fue suficiente para que uno de los acreedores de un promotor coruñés acuciado por las deudas en plena crisis inmobiliaria desistiese del cobro. Los dos hermanos encargados de la carpintería Las 5 Jotas, con sede en Vigo y condenados a penas de prisión por un fraude fiscal de 100 millones, presuntamente encargaron a tres hombres que extorsionasen e intimidasen al promotor coruñés de 67 años. Uno de ellos lo atacó el 14 de febrero del año pasado en su garaje de Os Mallos y le rompió las piernas. Un mes después agredió a su mujer en el portal de su casa con una barra de hierro

Dos empresarios vigueses a los que un promotor inmobiliario de A Coruña les debía dinero encargaron a tres hombres que lo intimidasen, según fuentes de la investigación. Las amenazas telefónicas se hicieron realidad el 14 de febrero de 2016, cuando uno de ellos atacó con una barra de hierro y robó al empresario coruñés de 67 años en su garaje del barrio de Os Mallos. Le rompió las piernas, por lo que permaneció varias semanas hospitalizado. Un mes después, presuntamente el mismo hombre, con residencia en Vigo, regresó a A Coruña y abordó a la mujer del promotor inmobiliario, de 65 años, cuando regresaba de la compra en el portal de su edificio de Os Mallos. Le dio una paliza con la misma barra de hierro. La Policía Nacional inició entonces una investigación que terminó con los tres vecinos de Vigo detenidos como sospechosos de delitos de extorsión, lesiones, robo con violencia, amenazas y pertenencia a grupo criminal. Dos de ellos están ingresados en prisión provisional sin fianza. El abogado de las víctimas, el penalista coruñés Diego Reboredo, solicitará prisión para el tercer implicado en la trama, que está en libertad.

Los arrestados, según fuentes de la Policía Nacional, intentaron cobrar primero la deuda en Guadalajara, pues el empresario coruñés, acuciado por las deudas en plena crisis del sector inmobiliario -solicitó un crédito de un millón de euros-, había vendido la empresa por un euro a un fondo buitre de Castilla-La Mancha. Los compradores se deshicieron del material y de la maquinaria que todavía tenía la empresa, pero los acreedores se quedaron sin cobrar. Entre ellos, según fuentes de la investigación, figuraban los dos hermanos vigueses que dirigían la carpintería Las 5 Jotas.

Fuentes cercanas al caso sostienen que la investigación apunta a que fueron los dos hermanos los que contrataron a los tres detenidos para extorsionar e intimidar al empresario coruñés y al responsable del fondo buitre de Guadalajara para que uno u otro les abonasen la deuda que había contraído la promotora coruñesa con la carpintería de Vigo. En Castilla-La Mancha, dos de los detenidos, presuntamente abordaron a la madre del hombre que adquirió la empresa con sede en A Coruña y la rociaron con gasolina.

El detenido que le rompió las piernas al promotor coruñés y que agredió a su esposa admitió los hechos durante la declaración que prestó en el juzgado y desveló la operativa del grupo, según fuentes judiciales. Los tres sospechosos fueron detenidos en Ponteareas, Cangas y Valencia.

El que estaba en la Comunidad Valenciana, según las mismas fuentes, ya estaba siendo investigado porque presuntamente planeaba el secuestro de una familia que tenía deudas relacionadas con el narcotráfico. El único de los tres que permanece en libertad es el dueño de una constructora de Moaña. El hombre, según fuentes judiciales, fue el primero que intentó de forma telefónica que el coruñés abonase la deuda.

La investigación está dirigida por el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de A Coruña, pero el magistrado planteó una cuestión de competencia ante el Tribunal Supremo, pues considera que debe hacerse cargo del caso un juzgado de Guadalajara, que es el primer lugar donde actuaron los arrestados para cobrar la deuda. El asunto puede tramitarse todo en una misma unidad o separarse por piezas en diferentes juzgados. El alto tribunal será el que determine quién asume la instrucción de la causa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine