El Concello exige una evaluación ambiental completa de la planta de residuos de Arteixo

El Gobierno local presenta alegaciones al proyecto en las que reclama que se le consulte al ser una "administración afectada" por la ubicación del depósito a menos de un kilómetro de Novo Mesoiro

29.08.2017 | 09:03
Terrenos donde se proyecta instalar la planta de residuos, con la urbanización Sol y Mar y Sabón al fondo.

El proyecto de la planta de residuos de construcción que la empresa Gesmaga proyecta instalar en el lugar de Teixoeira-Santa Icía, en el municipio de Arteixo, debe ser sometido a un procedimiento de evaluación ambiental ordinaria, según el Concello coruñés, ya que solo se presentó un estudio de impacto ambiental simplificado. Así figura en el texto de las alegaciones a esta iniciativa presentadas el pasado día 18 en la Consellería de Medio Ambiente, en las que se detalla que esta exigencia tiene por objetivo garantizar "la adopción de la decisión más adecuada para el interés público y para la protección de la salud y el medio ambiente".

La reclamación efectuada incluye también la apertura del trámite de consultas al propio Concello acerca del proyecto para que emita un informe técnico, ya que se considera "administración afectada", puesto que la planta se situará en terrenos que se encuentran a menos de un kilómetro de distancia de núcleos de población coruñeses, como Novo Mesoiro y la Urbanización Breogán.

Las alegaciones plantean además que Gesmaga proporcione una "descripción completa" de su proyecto, en el que se detallen las instalaciones y las obras necesarias, así como los efectos ambientales que causará en el entorno, en especial a las entidades de población de los municipios de Arteixo y A Coruña.

Al justificar estas exigencias sobre el proyecto, el Concello recuerda que a pesar de la proximidad del lugar elegido para la planta de residuos a varios barrios coruñeses y a los "previsibles efectos negativos" en su entorno, el Servicio de Medio Ambiente municipal no fue consultado sobre la iniciativa de Gesmaga, cuando considera que la consulta a esta administración es un "trámite fundamental" en este caso.

El Gobierno local aprecia además "carencias" en el estudio de impacto ambiental simplicado presentado por la empresa, ya que asegura que "impiden evaluar correctamente" los efectos sobre los núcleos de población. Entre las deficiencias que destacan las alegaciones figura la ausencia de ubicaciones alternativas para la planta, que además se levantaría sobre suelo rústico de especial protección forestal. Para el Concello, el proyecto elude mencionar otros posibles emplazamientos y tan solo menciona la tecnología que empleará la empresa, lo que en su opinión afecta a la "eficiencia de los procesos" y no a los efectos ambientales que cause la actividad, ya que Gesmaga admite que el sistema elegido "presenta los mismos impactos ambientales en cuanto a ruido y emisión de polvo" que el que descarta, que genera más humos.

También considera insuficiente el Concello la información sobre los procesos de tratamiento de los residuos y la descripción de las instalaciones y las obras de urbanización necesarias, que califica de "prácticamente inexistente" pese a que aparecen en los planos. Según esta alegación, la necesidad de instalaciones y obras de urbanización "es un relevante criterio" al decidir si un proyecto de este tipo puede autorizarse en suelo rústico de especial protección forestal, lo que estima "imposible juzgar" ante la falta de información.

Paso de camiones

El estudio de impacto ambiental "minimiza" el impacto causado por el paso de camiones hacia la planta, que para el Concello dañará las pistas forestales de la zona que dan acceso a propiedades rurales y molestará a los vecinos tanto de Arteixo como de A Coruña. A pesar de que se considera como "uno de los principales impactos" del proyecto, el Gobierno local destaca que no figura en el estudio elaborado.

Tampoco aparecen en ese documento los posibles efectos sobre las poblaciones cercanas, lo que impide "una correcta valoración de las repercusiones de la planta", puesto que tan solo se mencionan impactos sobre aguas, flora y fauna, naturaleza, paisaje, ruidos y vibraciones.

La instalación se situará a 840 metros de la Urbanización Breogán, 855 de Novo Mesoiro y 1.525 metros de Feáns. También estará muy próxima a la autovía de Carballo, la carretera al puerto exterior, la de Fisterra, la vía del ferrocarril, el gasoducto y las líneas de alta tensión, así como a dos canteras y dos polígonos industriales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine