El Concello permite reformar cinco edificios protegidos tras exigir el cambio del proyecto

Otorgará licencia para la reestructuración de tres inmuebles de la calle Santa Lucía y dos de Fernández Latorre anexos al Camino inglés, en Cuatro Caminos, que reducirán alturas y mantendrán las fachadas

06.09.2017 | 10:04
El Concello permite reformar cinco edificios protegidos tras exigir el cambio del proyecto

El Gobierno local concederá una licencia a una promotora inmobiliaria catalana para la reestructuración de cinco edificios protegidos en dos calles de Cuatro Caminos donde prevé habilitar 20 viviendas después de exigirle a la empresa que corrigiera el proyecto de ejecución, que recoge la reducción de las alturas inicialmente previstas y la conservación de las fachadas históricas principales. Los inmuebles, deshabitados y con andamios y redes desde hace años, están en la avenida Fernández Latorre y en la calle Santa Lucía. Todos tienen protección ambiental, por lo que el Concello demandó a la empresa que modificase el proyecto de reforma para ajustarse a la catalogación señalada en el plan general. El presupuesto de la ejecución es de 1,5 millones de euros

El Ejecutivo de Marea aprobará este viernes en la Junta de Gobierno Local la concesión de una licencia urbanística acorde con el nivel de protección señalado en el planeamiento municipal a una promotora inmobiliaria catalana para reestructurar y ampliar en altura cinco edificios de la zona de Cuatro Caminos anexos a la ruta inglesa del Camino de Santiago. El Concello otorgará esta autorización después de exigir a la empresa que modificase el proyecto básico y de ejecución de la reforma, que tiene un presupuesto de 1,58 millones de euros.

Tres de los inmuebles tienen su fachada principal en la calle Santa Lucía y dos en la avenida Fernández Latorre, con sus muros traseros enfrentados y un patio interior de por medio entre ambos. Todos tienen categoría de protección ambiental en el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), de manera que con el nuevo proyecto de reestructuración y ampliación tendrán una edificabilidad menor de la inicialmente prevista por la promotora y mantendrán las fachadas históricas que dan a las dos calles, acordes además con las de otros inmuebles de cada vía.

Las edificaciones están deshabitadas desde hace varios años, con andamios y redes o lonas delante de las fachadas, elementos derruidos y accesos tapiados con pintadas y grafitis, como se ve en los muros de los números 28-30 y 32-34 de la avenida Fernández Latorre, en los que la promotora prevé cuatro alturas y un bajo cubierta. En Santa Lucía, justo detrás, los inmuebles son los números 9, 10 y 11, para los que están previstos cuatro plantas y bajo cubierta. La empresa proyecta la construcción de 20 viviendas entre los dos edificios.

El Gobierno local abordó en junio de hace dos años el expediente presentado por la empresa Sabadell Real Estate Development para la ejecución de una obra que el nuevo equipo de gobierno consideró desproporcionada, por lo que denegó el permiso al no cumplir con los requisitos reflejados en el plan general aprobado en 2013 y carecer de las autorizaciones correspondientes de la Comisión Territorial de Patrimonio Histórico.

El proyecto reformado corrió a cargo de los arquitectos que habían diseñado la propuesta original, Jorge Nimo y Carlos Mezquita, y plantea la reestructuración general de todos los edificios y su ampliación en altura en dos plantas en consonancia con la norma de aplicación del PGOM que describe el tipo de obras permitidas con un nivel III de catalogación, de carácter ambiental.

La intervención autorizada consistirá en el vaciado interior de los inmuebles con la conservación de todas la fachadas principales, para a continuación ejecutar plantas sótano desde Fernández Latorre que abarcan la totalidad de las parcelas catastrales con la adición de dos alturas en cada una. El plazo del inicio de las obras es de seis meses y el de ejecución, de 36.

Con el proyecto reformado, las obras darán más ligereza a los edificios de Fernández Latorre y eliminarán algunas terrazas y barandillas en los de Santa Lucía.

EDIFIFIOS TAPIADOS Y CON PINTADAS

Los números 28-30 y 32-34 de la avenida Fernández Latorre, en Cuatro Caminos, llevan varios años desocupados, tapiados y con grafitis y carteles pegados. El proyecto original de la promotora inmobiliaria pretendía unificar los dos inmuebles con un aspecto arquitectónico similar y con ocho alturas, incluido el bajo cubierta. El proyecto básico y de ejecución reformado permite planta baja y cuatro alturas, dos más de las que tienen los dos inmuebles, y las fachadas tendrán que conservar su aspecto actual.

TRES INMUEBLES EN LA CALLE SANTA LUCÍA

Los números 9, 10 y 11 de la calle Santa Lucía, construidos a finales de la década de los años cincuenta, hoy tienen andamios y están abandonados. La promotora proyectaba en principio el mismo número de alturas para cada uno, cinco con entreplanta y bajo cubierta, pero la corrección a la que le obligó el Gobierno municipal rebaja el proyecto a cuatro plantas y bajo cubierta, con un inmueble más elevado que los otros dos. Las fachadas deberán mantenerse por la protección ambiental que tienen los edificios, anexos a la ruta inglesa del Camino de Santiago.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine