Alberto Ruano Médico investigador del Laboratorio de Radón de Galicia

"Hay relación directa entre radón y cáncer de pulmón y hay interacción con el tabaco"

"Habría que hacer casas a prueba de radón. Prácticamente todos los países del entorno lo tienen regulado en los códigos de edificación. Y hay medidas sencillas y baratas"

11.09.2017 | 09:09
El médico, profesor e investigador Alberto Ruano.

Medir. Eso es lo primero que deben hacer los ciudadanos preocupados por vivir o trabajar en lugares sospechosos de acumular altas concentraciones de radón, según recomienda el médico e investigador especialista Alberto Ruano. "Como es un gas tiende a ir hacia arriba, liberarse. Si encima de estas rocas colocamos la vivienda o el lugar trabajo, lo que puede ocurrir es que se alcancen concentraciones elevadas y afecte a la salud". En concreto, hay relación entre el radón y el cáncer de pulmón, apunta. Otra medida preventiva que recomienda el experto es evitar el tabaquismo, que interactúa con el efecto del radón

- ¿Cuáles son las consecuencias del radón para la salud?

-El radón es un carcinógeno humano. Fue declarado por la OMS en 1988. Y hoy por hoy se sabe que influye en la aparición de cáncer de pulmón. Lo que ocurre es que la presencia de radón no es homogénea en todos los lugares. Depende de la concentración o cantidad de uranio que haya en las rocas de la corteza terrestre. Galicia es una zona con elevada presencia de radón. No es la única de España. Hay otras que también tienen elevadas concentraciones, como el norte Madrid, el sur y el oeste de Castilla y León.

- ¿Y qué les puede pasar a los habitantes de zonas con mayor concentración?

-El radón está vinculado con el cáncer de pulmón porque es un gas radiactivo. Cuando se transforma en otros elementos, estos, los verdaderamente peligrosos porque tienen una vida muy corta, emiten radiación alfa, y cuando es inhalada durante un tiempo muy largo puede aparecer el cáncer de pulmón. Todos los cánceres de origen ambiental necesitan un periodo de inducción largo. El principal factor de inducción cáncer pulmón es el tabaco y el segundo, el radón. Y el primero en gente que no ha fumado nunca.

- ¿Deben preocupares los que vivan en zonas con altos niveles?

-Hay que hacer muchas matizaciones. Porque el radón pesa más que el aire y como viene del subsuelo, aquellas viviendas que tienen menos altura van a tener más concentración, es menos probable en un piso alto.

- ¿Qué se puede hacer?

-Somos el segundo laboratorio de España que más mediciones de radón ha hecho y participamos en el libro sobre radón y salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2009 y una de las cosas que se proponen en este libro es establecer niveles de acción: hay radón en todas partes, usted lo esta respirando ahora mismo, y yo a pesar de que estoy en la playa también, pero puede ser un problema cuando se concentra en espacios interiores. No hay concentración cero de radón, pero hay concentraciones que no se deberían superar.

- ¿Cuáles?

-En la línea de una directriz europea que se debe aplicar el año que viene, tanto en viviendas como en lugares de trabajo, no se deberían exceder los 300 bequerelios por metro cúbico, o sea, la emisión de una partícula alfa en un metro cúbico de aire en un segundo. En Galicia hay bastantes puntos que lo superan. Otros países con su propia legislación, como Reino Unido, Estados Unidos o Irlanda, tienen niveles inferiores. Estados Unidos marca un máximo de 150 bequerelios por metro cúbico desde hace años. Canadá, Reino Unido e Irlanda, 200.

- ¿Y por qué en la UE menos?

-No lo sé. Porque además lo que se dice en este documento de la OMS de 2009 se basa en el estudio más grande realizado sobre radón y cáncer de pulmón y lo que se observó, con 21.000 personas, fue que había relación directa entre radón y cáncer de pulmón. Por cada 100 bequerelios que aumenta el radón en una casa, el riesgo de cáncer sube un 16%. Propone el documento 100 bequerelios por metro cúbico y en ningún caso superar los 300. Y hay países que consideran importante tener concentraciones menores.

- ¿Porque afecta a la salud?

-En Galicia hemos hecho cuatro estudios sobre radón y cáncer de pulmón. Y ya en el primero encontramos una relación directa. Y el último ya lo hicimos con gente que no ha fumado nunca. También en esta gente hay riesgo de cáncer de pulmón a partir de los 200 bequerelios.

- ¿Los ciudadanos más expuestos pueden notar síntomas?

-El ciudadano no nota nada. El radón es incoloro, inodoro e insípido. No se sabe que está. Hay gente que lo llama el enemigo invisible. Lo que puede ocurrir es que alguna personas podrían desarrollar cáncer pulmón. No se nota nada más allá de los síntomas típicos de cáncer de pulmón cuando éste ya está establecido. Dicho esto, es un riesgo como otro cualquiera y hay que comunicarlos, saber que están, comenzar a actuar, pero de manera tranquila. Hay que destacar que la asociación entre radón y cáncer de pulmón está demostrada y es probabilística. No toda persona expuesta lo va a desarrollar.

- ¿Quién puede desarrollarlo?

-Según las tablas de riesgo americanas, de cada 100 personas con concentraciones altas, entre 5 o 7 podrían tener un cáncer de pulmón. Mucho menor de la que existe entre el tabaco y el cáncer de pulmón. A gente preocupada lo primero que le decimos es si fuma alguien en su casa. Lo primero que tienen que hacer es dejar de fumar. Es un tema muy serio pero me hace gracia que hay gente preocupada por radón en su casa cuando fuma. En estudios, salvo en los sin tabaco, hay mucha interacción, entre 50 y 60% más probabilidades de cáncer de pulmón si fuma y está expuesto a radón que si no fuma. El riesgo se multiplica.

- ¿Qué se puede hacer?

-Actualmente hay una preocupación de la Consellería de Sanidade, con la cual trabajamos. Pero hay mas aún por hacer a nivel estatal. Prácticamente todos los países del entorno tienen regulado el radón en los códigos de edificación. Habría que hacer casas a prueba de radón.

- ¿Y no es complicado?

-Se puede hacer fácilmente y es muy barato en obra. En el caso de viviendas o lugares de trabajo construidos, y digo lugares de trabajo porque son importantes ya que en algunos hay concentraciones bastante altas y una persona pasa 7 horas y media o 8 en un lugar de trabajo que podría tener mucho radón. En los lugares de trabajos sí hay un poquito más de legislación estatal, además de la que va a venir de la UE. En cualquier caso hay medidas que pueden reducir la concentración y no muy caras, como la aireación del subsuelo y otras. Un falso mito es el de la ventilación.

- ¿No funciona?

-Funciona en circunstancias muy concretas. Si tengo mucho radón en mi casa y abro una ventana no va a ser efectivo porque para eliminar ese radón lo que necesito es que se recambie la totalidad del aire de mi casa, para lo que tengo que tener una corriente que esté renovando el aire y necesito que las ventanas estén abiertas y corra el aire quizá 3 o 4 horas. En verano se calienta toda la casa y invierno se enfría. Hay medidas más eficientes y sencillas. En una casa construida hay láminas a prueba de radón que se pueden instalar e impiden que el gas pueda entrar. Y hay otras muchas medidas. Sobre esto está casi todo descubierto. Se declaró en 1988 carcinógeno. Y desde ese momento en Norteamérica y Escandinavia se construyen viviendas y edificios a prueba de radón.

- ¿Y los ciudadanos a título individual pueden hacer algo?

-Si alguien está preocupado lo que tiene que hacer es medir. En las zonas de más concentración puede haber viviendas con una concentración aceptable, sin problema para la salud. Y puedo vivir en A Coruña, que está relativamente bien, y mi vivienda tener alta concentración.

- Dos facultades coruñesas presentaron altos niveles.

-Lo que hay que hacer es acudirá alguien que sepa medir y utilice lo que recomienda la OMS. Hay gente que está midiendo radón y no con la técnica recomendada.

- ¿Fue el caso de estos dos centros universitarios?

-No sé. Nosotros no lo medimos.

- Y son ustedes la entidad más cualificada de Galicia, entiendo.

-Por experiencia científica y volumen de mediciones, de largo somos el que mas experiencia tiene. A nivel internacional somos punteros en la relación de radón y cáncer pulmonar. Y en la relación entre radón y otras enfermedades.

- ¿Hay conexión entre el radón y otras dolencias?

-Hoy por hoy no existe relación ni incidencia entre el radón y otras enfermedades. Al gran público hay que trasladarle que es un factor importante de cáncer de pulmón, hemos convivido con él, que haya más desconocimiento no quiere decir que no esté ahí y haya que actuar. No hay que actuar inmediatamente pero sí paulatinamente. No se debe perder de vista. Si alguien está preocupado, lo primero es que no haya fumadores en casa. Y que contacte con alguien que haga mediciones de calidad.

- ¿Hay que estar atento a alguna señal? ¿Ir al médico?

-No. Estamos colaborando con neumólogos y oncólogos. Trabajamos con 10 hospitales españoles, todos los gallegos y alguno portugués y los propios médicos empiezan a ser conscientes de que son importantes para prevenir e informar a la población. El cáncer pulmón es fundamentalmente ambiental. Una persona que no ha fumado nunca ni trabajado en ocupaciones de riesgo de cáncer pulmonar, si lo desarrolla seguramente aquí el radón juegue un papel relevante. No hay genes que influyan sobremanera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine