Un juzgado avala la decisión municipal de adelantar el fin de la concesión del hotel Atlántico

El fallo, que no es firme, acepta que expira en agosto de 2018 y no de 2020 como defendía la concesionaria, que paga solo 2.600 euros al año

12.09.2017 | 12:21
Exterior del NH Atlántico.

Un juzgado considera que la concesión de cincuenta años de NH Atlántico expira en once meses, tras los que volvería a manos municipales. La sociedad concesionaria, Parisiana SA, llevó al Concello a los tribunales al entender que el hotel tiene que estar en sus manos hasta 2020. Para el magistrado no hay duda, los periódicos de la época atestiguan que ya estaba en funcionamiento en 1968. Fuentes municipales ven una "oportunidad" en la sentencia, aún recurrible. Aseguran que mantendrán usos hoteleros para que no se pierda trabajo pero sí pensarán en cómo compatibilizarlos con otros "de interés público"

El juzgado de lo Contencioso-administrativo número 1 de A Coruña avala la actuación municipal en la revisión de la concesión del hotel NH Atlántico. La Concejalía de Hacienda dictó el fin de la explotación de las instalaciones hoteleras de los jardines para agosto del próximo año y no para 2020 como defendía la concesionaria. La concesión está en manos de la sociedad Parisiana SA, que solo paga un canon de 2.600 al año por el inmueble, que le alquila a su vez la cadena hotelera NH por una cantidad mucho mayor que la empresa nunca ha confirmado. Fuentes municipales indican que el fallo debe ser acogido con cautela al no ser firme pero creen que, de confirmarse, sería una "oportunidad para la ciudad y los coruñeses".

La sentencia concluye que no hay duda de que el establecimiento comenzó a funcionar en 1968 y no en 1970 como sostuvo la empresa en su recurso contra la decisión municipal del 11 de mayo de 2016. Es la fecha clave, a partir de la cual se han de comenzar a contar los cincuenta años de duración máxima de la concesión establecida en los pliegos.

Parisiana SA esgrimió ante el juez un informe pericial que incluye un certificado, de fecha de 10 d enero de 1970, en el que el arquitecto José Luque Sobrini recoge que las obras fueron terminadas en esa fecha, "coherente con las dimensiones de la obra", recoge la sentencia emitida la pasada semana. El Concello respondió con periódicos de la época y la previsión del desarrollo de la obra.

Para el magistrado titular de la sala de lo Contencioso-administrativo de A Coruña número 1 de A Coruña, debe prevalecer la postura del Concello. En primer lugar, porque los periódicos son "sumamente ilustrativos del fin de la obra en 1968". "Incluso aluden a las visitas del ministro señor Fraga al hotel para su inauguración en la tarde del 21 de agosto de 1968 por las diversas dependencias, con ceremonia de bendición del párroco de San Jorge en uno de los salones", describe el juez en la sentencia, que añade que los rotativos recogen que "el hotel estaba perfectamente iluminado y adornado con profusión de banderas y tapices". El magistrado indica que las fotos que acompañan a las noticias constatan que el hotel no se encontraba en obras como afirmaba Parisiana.

La sentencia, que le impone a la sociedad costas de 700 euros, advierte a la concesionaria además que tenía "facilidad probatoria" para acreditar el comienzo de la actividad y sugiere que podrían haber presentado documentos como "los libros de registros de huéspedes o documentos fiscales". El magistrado también rechaza que exista falta de motivación y otras irregularidades administrativas, como aseguró la concesionaria en el juicio.

Fuentes municipales celebran con cautela la sentencia, al ser recurrible ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, pero ven en ella "nuevas oportunidades para A Coruña y su ciudadanía", teniendo en cuenta que Parisiana SA solo abona 2.600 euros anuales por un espacio que mantiene alquilado a la cadena hotelera NH por un importe mucho mayor.

Las mismas fuentes avanzan que toca ahora reflexionar, "abrir un periodo de estudio", sobre los posibles usos que se le puede dar al espacio aunque dejan claro que no se plantean prescindir del uso hotelero ni tomar medidas que supongan la pérdida de puestos de trabajo en el establecimiento. Sí piensan en "compatibilizar" la actividad turística con "otros usos de interés público", para "favorecer el bien común y la ciudadanía".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Envía tu pregunta sobre endocrinología a Teresa Martínez Ramonde, jefa del servicio de endocrinología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, que responderá a los lectores este viernes a las 11.30

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine