La Xunta pide al Concello que concrete su plan para La Solana antes de permitir que sea pública

El Gobierno local, que tramita un cambio en el Plan General para evitar la venta de la zona deportiva a un inversor privado, pretende incluir esta área en el acuerdo global con Puertos del Estado y el Puerto por el litoral

16.09.2017 | 12:56
Instalaciones del centro deportivo, con el hotel al fondo.

Medio Ambiente exige que especifique cómo prevé obtener los terrenos una vez que dejen de ser suelo privado

Los planes del Concello para que el suelo de La Solana pase de privado a público para evitar su venta pasan en estos momentos por la Consellería de Medio Ambiente. El cambio en el plan general que se necesita para ello tiene que tener el visto bueno de la Xunta, que ha emitido recientemente un informe en el que insta al Concello a concretar y justificar más sus planes para la zona: cómo prevé obtener el suelo, cuánto le va a costar la adquisición de esta zona y su transformación y cómo lo va a pagar. Asimismo, ha advertido un error en la superficie delimitada afectada por la modificación urbanística.

El Concello ha promovido un cambio en el Plan General de Ordenación Municipal para que el suelo de La Solana vuelva a tener calificación de público, después de que en 2012, antes de la aprobación provisional del documento, el Gobierno anterior modificase el documento para convertirlo en suelo "dotacional privado". Cumple también así lo aprobado por la Corporación en las mociones del pleno de enero.

Pero, por ley, cualquier modificación en el PGOM tiene que pasar por una evaluación ambiental, que tiene un plazo de consultas para que quien quiera presente alegaciones en contra de la iniciativa y para que distintos departamentos autonómicos den su visto bueno a la operación. El pasado día 21 se cerraba el trámite de consultas y el área de Ordenación do Territorio y Urbanismo, también dependiente de Medio Ambiente, emitía su dictamen.

En el informe, el departamento advierte que existe, a su entender, en el expediente de municipal, una serie de carencias. Concretamente, señala que el Ayuntamiento debe prever la obtención del suelo una vez que este sea público según las modalidades que posibilita la Lei do Solo: por expropiación forzosa, por convenio entre la administración y el propietario o por permuta forzosa con terrenos del patrimonio público municipal del suelo.

También indica que la modificación debe contener una "evaluación del coste de ejecución" de los sistemas generales y de las actuaciones previstas. Ha de indicar, en este sentido, si la iniciativa tendrá financiación pública o privada. Debe justificar las previsiones de lo que tengan que hacer con recursos propios del Concello. Esto requiere, por tanto, que "revise" también, dentro del plan general, no solo la calificación del suelo, sino también la Estrategia de actuación y el estudio económico del plan general.

El informe de Ordenación do Territorio, firmado por la directora xeral, Encarnación Rivas, detecta además un error en la suma de las superficies del ámbito que se quiere modificar e indica que no se limita al parque deportivo de La Solana sino que se extiende "a terrenos en los que se sitúa el hotel Finisterre, cuestiones que deben de justificarse o subsanarse".

En la documentación que el Concello envió a la Xunta, incluía una inversión de 1.387.419,63 euros para adquirir La Solana y preveía que el coste anual de mantenimiento deportivo de La Solana fuese de 120.000 euros. En todo caso, el Concello entiende que el futuro de la Solana, cuya subasta abrió la Autoridad Portuaria en dos ocasiones y paró otras tantas, se debe incluir en un acuerdo general por los muelles. Tanto en María Pita como en el Puerto llevan meses esperando por el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, como tercera pata de la negociación para definir el futuro de esa zona y del litoral. Ambas administraciones afirman que están intentando "cuadrar agendas".

Novo Mesoiro y Cuatro Caminos

El Boletín Oficial de la Provincia publicó ayer otros dos cambios en el plan general cuya tramitación ha concluido y permitirán desarrollar un proyecto educativo y otro vecinal en la ciudad. El primero prepara los terrenos que cederá el Concello en Novo Mesoiro para que la Xunta construya el colegio demandado durante tantos años por los vecinos. El colegio que construirá la Consellería tendrá 12 aulas de Primaria y 6 de Infantil, y costará 4 millones de euros. El Gobierno gallego contrató la redacción del proyecto hace un año pero aún no las obras.

La publicación en el BOP ha permitido entrar en vigor además el cambio del plan general necesario para instalar un quiosco para usos cívicos y culturales en Cuatro Caminos, en la sede de la antigua cafetería El Remanso, con una obra menor y más económica que la prevista por el Ejecutivo anterior. No se derribará, solo se reformará, y la inversión baja de 1,1 millones de euros a 220.000.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine