El pleno municipal

Idilio a propósito de las cuentas

El apoyo plenario del PSOE a los dos últimos cambios en el crédito refuerza la buena sintonía reciente con el Gobierno local, clave para la elaboración del próximo presupuesto

19.09.2017 | 09:26
Escaños ocupados por ediles del PSOE y Marea ayer en el salón de plenos.

Las dos alteraciones más recientes en el presupuesto municipal han tenido un efecto conciliador en las dos fuerzas políticas con más necesidad de entenderse desde que comenzó el mandato de Xulio Ferreiro, Marea Atlántica y PSOE, que hasta comienzos de este verano habían protagonizado muchos más enfrentamientos que alianzas. Con el apoyo que al final del pasado curso político y en el arranque del nuevo los socialistas han dado en sendos plenos a las modificaciones en las cuentas, por las que podrán incorporar proyectos propios al presupuesto de este año y verán atendidas algunas de sus demandas, los dos grupos parecen asentar una relación de cordialidad y entendimiento que no dudan en expresar, aunque sin olvidarse cada uno de la fragilidad que en política tienen las sintonías que tardan en alcanzarse.

En el pleno ordinario de este mes se aprobó de forma definitiva -inicialmente se había hecho en la sesión de julio- la incorporación al presupuesto de 3,6 millones de euros procedentes de los beneficios de Emalcsa, de los que un tercio será para iniciativas de carácter social y deportivo propuestas por los socialistas. Ayer se dio luz verde a otra modificación por valor de 3 millones que, entre otras consecuencias, permitirá aumentar la aportación municipal a entidades asociativas de la ciudad. El PSOE votó a favor de los dos cambios promovidos por el grupo del Gobierno de Marea, mientras que el BNG se abstuvo en las dos ocasiones y el PP votó en contra en el primer cambio y optó por la abstención en el segundo.

Las dos modificaciones fueron pactadas por Marea y el PSOE con reuniones de sus concejales celebradas desde un mes antes de cada pleno. No hubo grandes diferencias en cada encuentro, por lo que los cambios prosperaron. Todos contentos: el Ejecutivo local porque necesita cuadrar sus cuentas mientras las aplica y para ello precisa del respaldo seguro del PSOE; los socialistas porque con el apoyo otorgado ven cumplidas iniciativas que defienden desde su trabajo en la oposición a lo largo del mandato.

"Esto es concertación política. Al objeto de poder conciliar un planteamiento conjunto, ambas formaciones dejan atrás apriorismos sobre determinadas políticas y confluyen en un planteamiento común, que así es como nosotros entendemos que tiene que desarrollarse la política", defendió ayer en el pleno el portavoz socialista, José Manuel García.

De esta relación amable y de momento provechosa que ahora muestran el PSOE y Marea desconfía la portavoz popular, Rosa Gallego, molesta por que, gracias a ella, salgan adelante propuestas ajenas: "Dos modificativos pactados con el grupo socialista, luego nos tenemos que creer que le van a pedir explicaciones para otros asuntos. No nos parece de recibo que nos enteremos de los pactos por la prensa. Veremos cómo acaba esto".

Este clima de entendimiento se pondrá a prueba en otro escenario inmediato, las negociaciones del Gobierno local con la oposición para elaborar el presupuesto de 2018, que empezarán este mes, y para las que el PSOE será el primero con quien comenzar a hablar, como avanzó ayer el alcalde. "Se han mostrado proclives a llegar a un acuerdo y evidentemente empezaremos con quienes se ofrecieron para llegar a ese acuerdo", dijo Xulio Ferreiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine