Una licitación queda desierta al renunciar las cuatro empresas aspirantes

22.09.2017 | 01:56

La renuncia, una tras otra, de las cuatro empresas aspirantes ha obligado al Ayuntamiento a declarar desierto el concurso convocado para contratar el servicio de vigilancia y de funcionamiento de los centros cívicos de Labañou, Os Mallos y Sagrada Familia. El acuerdo lo adoptará hoy la Junta de Gobierno Local.

Al concurso, convocado hace un año, se presentaron cuatro empresas. La primera propuesta de adjudicación fue para CLN Incorpora. Tras su renuncia, la propuesta recayó en Atlantic Ponte 2.000, que un mes después retiró su oferta, por lo que la adjudicación se traspasó a Alianzas y Subcontratas. En junio, a los seis meses de aportar la garantía del contrato, presentó su renuncia "al no poder asumir la subrogación del personal" que presta el servicio en la actualidad por discrepancias con el Concello. La cuarta adjudicataria, Servicios Securitas, no ha llegado a aportar la documentación que le requirió el Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine