Presupuesto 2018 Los proyectos que introducen los coruñeses en las cuentas municipales

Los vecinos deciden que el Ayuntamiento ejecute un carril bici "por toda la ciudad"

Los coruñeses apuestan por crear una ruta del modernismo, la instalación de contenedores de aceite usado y la mejora del pavimento en el Barrio de las Flores

27.09.2017 | 09:31
Dos personas pasean por la calle Hospital, con decenas de árboles en las aceras.

El Ayuntamiento cierra la última fase del proceso participativo en el que ha ofrecido a los vecinos la posibilidad de elegir las propuestas a las que destinar tres millones de euros del presupuesto de 2018. Han sido elegidas cinco iniciativas para toda la ciudad -la recogida de aceite usado ha sido la que más apoyos ha recibido- y 41 divididas entre los diferentes distritos, algunos más implicados que otros. Es la segunda vez que se realiza esta votación y la acogida ha sido mayor, con un 60,08% más de participantes. En total, han valorado las ideas 3.144 vecinos, un 1,4% del censo con derecho a voto de la ciudad

El Concello ha puesto fin a la última fase de los Orzamentos Participativos, para los que destina tres millones de euros que los vecinos deciden en qué invertir. La recogida de aceite usado ha sido la propuesta más votada por los coruñeses, que este año se han implicado más que el curso pasado. Un 60,08% más ha participado en esta iniciativa, que pretende conocer los intereses de los ciudadanos y trasladar las propuestas al proyecto del presupuesto de 2018. En total han valorado las ideas 3.144 personas, lo que supone un 1,4,% del censo con derecho a voto.

Los participantes pudieron votar en dos categorías, por ciudad o por distrito. En el apartado general, al que se destina un millón de euros, la propuesta ganadora fue la instalación de puntos de recogida de aceite usado, que recibió 580 votos y tiene un coste de 14.250 euros. A continuación, figura la creación de carril bici por toda la ciudad, una idea muy repetida y que ya se propuso en los Orzamentos Participativos del año pasado. Recibió 555 apoyos, 18 más que la mejora del pavimento en las escaleras del Barrio de las Flores. Una reforma con un presupuesto de 400.000 euros.

La cuarta propuesta aceptada tras recibir 513 votos es la instalación de una rampa en el bloque 6 de la calle Margaritas, donde los vecinos lamentan que hace ocho años que se aprobó este acceso pero nunca se facilitó el paso a ancianos o carritos de bebé. El último de los proyectos que el Ayuntamiento incluirá en su proyecto de presupuesto de 2018 es crear una ruta de modernismo por la ciudad, indicando los edificios con baldosas. La iniciativa, que ya se ha llevado a cabo en Barcelona, cuenta con 492 apoyos. Se instalarían 30 placas identificativas en 30 edificios que conforman el patrimonio modernista coruñés. La propuesta, que también añade la posibilidad de complementar la ruta con un mapa o una aplicación móvil, servirá no sólo para aumentar el conocimiento de los vecinos sobre este tema sino también para mejorar el turismo. La inversión es de 10.000 euros.

Son cinco de las 46 ideas más votadas que el Concello considera viables. Las otras 41 propuestas de este proceso participativo se dividen por distrito, correspondiendo a cada uno un presupuesto de 200.000 euros.

Distrito 1. Solo hay una propuesta ganadora, con 9 votos, que es la plantación de árboles en el entorno de la playa de Bens. El objetivo no es solo ampliar las zonas de arbolado sino minimizar el impacto ambiental de la Refinería y la planta de residuos de Nostián sobre el arenal. El presupuesto es de 9.000 euros por lo que los 191.000 euros restantes han sido redistribuidos por el resto de distritos. El Concello propone la plantación de diez árboles.

Distrito 2. Ampliación de zonas de juego y zona acolchada infantil en la plaza Elíptica. Esta es la idea con más votos (40). Es la única que se pretende desarrollar en la zona pues cuenta con un presupuesto de 200.000 euros, el total disponible. La obra para instalar el suelo de caucho ya ha sido contratada, según el Ayuntamiento. Además de los juegos para niños, se propone la instalación de bancos, papeleras, fuentes y aparca-bicicletas en todo el parque.

Distrito 3. Aquí el presupuesto está más repartido. La propuesta con más apoyos (30) es la mejora del alumbrado en Silva-Cances-Penamoa. La actuación modernizaría energéticamente las instalaciones ya existentes y la implantación de luces led como refuerzo en algunas zonas. En esta misma zona se plantea instalar más banco, un total de 58 bancos según los cálculos municipales. Los vecinos también solicitan la mejora del camino que conecta Someso con la Universidad así como dotar de una parada de autobús decente al aparcamiento disuasorio de Lonzas. Otra de las propuestas es la instalación de wifi gratuito en el punto de encuentro de O Birloque.

Distrito 4. La propuesta que se lleva la mayor parte del presupuesto es la pista de patinaje, que tendría un coste de 150.000 euros. La más votada fue la instalación de la fuente en el campo de fútbol del pabellón de Novo Mesoiro. Los vecinos de esta zona y de Pocomaco también piden una base de Bicicoruña. Los usuarios proponen que se ubique en el parque entre las calles Illa de Sálvora e Illas Cíes. Por último, se solicita la instalación de máquinas biosaludables en el parque del centro cívico de Mesoiro.

Distrito 5. En A Zapateira piden arreglar las pistas deportivas de las calles Milán y Nápoles, idea que recibió 41 apoyos. Los vecinos del Castro del Elviña proponen la instalación de más puntos de reciclaje, mejorar el equipamiento del centro cívico y crear un área biosaludable para niños y adultos.

Distrito 6. Un total de 74 vecinos apoyaron la propuesta para poner huertas urbanas en el parque de Oza mientras que 68 personas solicitan un mayor número de árboles y bancos en el terreno contiguo al CEIP Fernández Latorre. Cerca de este centro educativo y de Carricanta se plantea elevar los pasos de peatones para garantizar una mayor seguridad tanto a los alumnos como a sus familiares. Para mejorar la movilidad, los vecinos solicitan una base de Bicicoruña y para los más pequeños, el acondicionamiento del parque infantil de Pedralonga.

Distrito 7. Matogrande pide más espacios verdes. En particular, en una plaza entre bloques de viviendas próximos a la avenida de Alfonso Molina. También vallar el parque infantil de la zona y mejora su iluminación. En el Barrio de las Flores, la propuesta más votada es la instalación de un parque biosaludable, seguida de una pista polideportiva. En el parque infantil de las Pajaritas, se plantea la sustitución del pavimento y de algunos elementos de juego que están deteriorados.

Distrito 8. Más de un centenar de vecinos votaron para que se coloquen jardines verticales bajo los viaductos de Alfonso Molina. Este es uno de los distritos que más zonas verdes solicita pues entre las propuestas aceptadas se encuentra la plantación de 15 árboles en la avenida del Ejército, entre la Casa del Mar y Tabacos. Otra de las ideas es reverdecer el barrio de Os Mallos, donde predomina el cemento. Sobre movilidad, los vecinos solicitan una estación de Bicicoruña en Cuatro Caminos y una senda peatonal que conecte A Falperra con la ronda de Nelle.

Distrito 9. Los árboles también son necesarios en el Agra do Orzán. Así lo piden los vecinos. También se solicita la plantación de estos en las zonas más alejadas de los parques o en plazas como la del Comercio, Conchiñas o la avenida de Finisterre. En el parque Adolfo Suárez, en Visma, los usuarios también reclaman más arbolado así como en la calle Alcalde Jaime Hervada. Más allá de las zonas verdes, un total de 52 personas votaron por la instalación de aparcamientos para bicicletas.

Distrito 10. La propuesta con mayor inversión, 102.876 euros, de este distrito es la creación de un espacio multifuncional en el mercado de San Agustín. Esta idea incluye el equipamiento de una cocina, mesas y sillas. Los árboles también son fundamentales para los vecinos de esta zona. Piden más verde en San Andrés y sus calles adyacentes, en el entorno de la playa de As Lapas, en Monte Alto y en Riego de Agua. En esta última calle, según explica un vecino, han quedado espacios vacíos tras la eliminación de los contenedores de residuos que se pueden aprovechar para estas plantaciones. La última de las propuestas, con 114 votos y un coste de 50.000 euros, propone que no haya ninguna calle sin aceras en Monte Alto. El usuario que ha publicado esta idea añade también un ejemplo, el de la calle Mondoñedo.


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine