El futuro del litoral coruñés La Solana

Medio Ambiente da vía libre al trámite del Concello para que La Solana sea suelo público

La Consellería demanda concreciones en la propuesta municipal, iniciada con el aval del Pleno para evitar que la Autoridad Portuaria vendiese las instalaciones

01.11.2017 | 11:03
Instalaciones de La Solana y el hotel Finisterre.

Cronología

  • Febrero 2017. Un mes después de su aprobación en el Pleno, el edil de Rexeneración Urbana firma un decreto para iniciar los trámites para que el suelo de La Solana vuelva a ser público
  • Junio 2017. El Concello envía a la Xunta el documento de modificación para su evaluación ambiental, un trámite que tienen que pasar todos los cambios en planes generales
  • Octubre 2017. Medio Ambiente indica que la evaluación ambiental no es necesaria y agiliza el trámite. Un mes antes, Núñez Feijóo anunció que La Solana no se venderá al Concello

El Gobierno local inició en febrero un trámite para modificar el plan general cuando aún no tenía garantías de que la Autoridad Portuaria pondría freno a la subasta de La Solana. La intención municipal era incorporar las instalaciones deportivas al patrimonio municipal por su precio de tasación. La Xunta, que tiene que evaluar este tipo de cambios, concluye que no hay incidencias ambientales en la alteración del documento urbanístico, en una resolución que llega cuando el contexto ha cambiado: el pacto de Puertos y Xunta ha vetado la compra municipal del complejo, aunque finalmente no se venderá

La Consellería de Medio Ambiente descarta que el cambio de calificación del suelo de La Solana de privado a público necesite una evaluación ambiental. Así, se agiliza la modificación puntual del plan general promovida por el Gobierno local de A Coruña para evitar la venta de la zona deportiva, que podrá seguir avanzando.

El departamento autonómico indica, en un comunicado, que es un espacio "totalmente antropizado", por lo que el desarrollo de esta propuesta "no prevé efectos significativos sobre el entorno". La consellería incorpora a esta resolución, que rubricó ayer, indicaciones de varios departamentos que se pronunciaron durante el periodo de consultas que incluye la tramitación. Entre ellos, la Dirección Xeral de Ordenación do Territorio, que pide al Concello más concreción sobre el plan para la zona, de 29.000 metros cuadrados.

"La mayor parte de las observaciones", explica la consellería, "se refieren a la necesidad de concretar la superficie del ámbito de esta modificación, así como incorporar la cartografía correspondiente". La Administración autonómica señala "la importancia de establecer una evaluación de los costes de ejecución y realizar la tramitación urbanística de la modificación de acuerdo a la normativa vigente en materia de suelo de Galicia".

En su informe de agosto, incorporado esta resolución de Medio Ambiente, el departamento de Ordenación do Territorio y Urbanismo demanda al Concello más detalles de sus planes. En concreto, advierte que debe prever la obtención del suelo una vez que este sea público según las modalidades que posibilita la Lei do Solo: por expropiación forzosa, por convenio entre la administración y el propietario o por permuta forzosa con terrenos del patrimonio público municipal del suelo.

También demanda una "evaluación del coste de ejecución" de los sistemas generales y de las actuaciones previstas, además de definir si la iniciativa tendrá financiación pública o privada. Esto requiere, por tanto, que "revise" también, dentro del plan general, no solo la calificación del suelo, sino también la Estrategia de actuación y el estudio económico del plan general. Por otra parte, el departamento detectó un error en la suma de las superficies del ámbito que se quiere transformar, percibiendo que se extiende "a terrenos en los que se sitúa el hotel Finisterre, cuestiones que deben de justificarse o subsanarse".

El "cambiazo"

El Concello ha promovido esta modificación para que el suelo de La Solana vuelva a tener calificación de público. En 2012, poco antes de la aprobación provisional del documento, el Gobierno anterior alteró el documento [con un rotulador rojo] para convertirlo en suelo "dotacional privado". Esta operación fue calificada de "cambiazo" por el BNG, que opinaba entonces que la razón oculta era la venta de las instalaciones deportivas y del complejo hotelero. La tramitación excluye al hotel Finisterre, que sí podría ser vendido como pretenden Puertos del Estado, Xunta y Autoridad Portuaria y como rechaza la Plataforma pola defensa do común.

Con estos trámites, el Concello cumple lo aprobado por la Corporación en las mociones del Pleno de enero, para parar la venta de las instalaciones deportivas. El Concello preveía comprarlas, intenciones que han sido rechazadas tras el pacto con de la Xunta y Puertos del Estado sin el Ayuntamiento. La Solana no se venderá pero se quedará de momento en manos de la Autoridad Portuaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine