El Hogar expulsa de su residencia a dos jóvenes por la novatada en la Ciudad Vieja

El centro toma medidas por la broma violenta y machista del pasado septiembre en el casco histórico y suspende fiestas y excursiones

09.11.2017 | 09:49
Captura a través de móvil de los jóvenes provocando destrozos en la puerta de la residencia femenina.

El Hogar de Santa Margarita ha expulsado de su residencia de estudiantes a al menos dos jóvenes que el pasado 29 de septiembre, de madrugada, participaron en una tradicional novatada en la Ciudad Vieja que degeneró en actos violentos y expresiones machistas contra las usuarias y las religiosas de la residencia femenina María Inmaculada. Uno de los chicos ha sido apartado temporalmente y el otro, considerado el instigador de la novatada, se marchará de la instalación cuando encuentre un nuevo alojamiento, según afirman desde el Hogar de Santa Margarita.

La Policía Local identificó a cuatro jóvenes menores de edad del grupo de estudiantes que en la madrugada del jueves 29 de septiembre, vestidos solo con calzoncillos, causaron serios destrozos en piezas de mobiliario urbano, en las entradas a los garajes de un edificio y en un vehículo estacionado en la calle de los Ángeles, además de gritar graves expresiones machistas. Los agentes del programa Axente Titor del 092 hicieron desde entonces un seguimiento de los chicos implicados, sobre los que sus respectivas familias y sus responsables académicos tomaron decisiones posteriormente.

La residencia de estudiantes del Hogar de Santa Margarita, en la que se alojan algunos de los implicados, ha optado por expulsar a dos jóvenes después de hablar personalmente con las familias de los identificados, aunque desde la institución matizan que en la novatada de la Ciudad Vieja participaron también chicos ajenos a la residencia. La celebración de fiestas que habitualmente se organizan al comienzo del curso y la programación de excursiones optativas ha quedado suspendida por primera vez en el centro, añaden.

La grosera novatada de este año en la Ciudad Vieja fue condenada al día siguiente por la concejala de Igualdade y responsable de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, y por los vecinos del casco histórico. De la tradicional novatada de mal gusto pero inofensiva que hacen todos los años al inicio del curso estos estudiantes, que se llaman a sí mismos margaritos por referencia al colegio al que pertenecen, se pasó este año a una acción vandálica acompañada de lenguaje soez y ofensivo. En otras ocasiones las chicas de la residencia solían arrojarles cubos de agua desde las ventanas y después llegaba la Policía Local y los jóvenes se dispersaban.

Pero este año los chicos cogieron carrerilla bajando la cuesta de la calle Nuestra Señora del Rosario y con el impulso proyectaron las piernas contra la verja del garaje de las religiosas. Lo hicieron repetidas veces entre aplausos y gritos mientras unos chicos vigilaban en las calles cercanas y otros grababan los hechos con sus móviles.

El Colegio Mayor San Agustín, en Santiago, prohíbe en su reglamento la realización de novatadas y este curso ha expulsado temporalmente a ocho estudiantes por participar en estas prácticas tras las quejas transmitidas por ciudadanos y afectados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine