El Agra clama por una zona verde

La asociación de vecinos envía al Concello un informe con sus demandas - Denuncia que la estrechez de las aceras obliga a peatones con carros de niños a bajar a la calzada

13.11.2017 | 15:25

Las claves

  • Calles. Los vecinos reclaman más papeleras y que se renueven y amplíen las aceras. Además, denuncian la falta de limpieza y piden que se sancione a los dueños de perros que no recojan sus defecaciones
  • Espacios. Exigen que se construya una zona verde y que se incorporen árboles en las calles. Piden mejoras en la plaza de As Conchiñas
  • Movilidad. La asociación demanda mejoras en el servicio de autobuses, especialmente en las líneas que unen el barrio con los centros de salud. También pide una parada que comunique con la universidad
  • Molino. Los residentes en el Agra do Orzán insisten en su demanda de que el molino de A Gramela se reconstruya en el parque del Observatorio

"El drama es que el barrio fue hecho pensando en los especuladores y los diferentes Gobiernos locales no le ponen remedio", denuncia el presidente de la Asociación de Vecinos del Agra do Orzán, Ricardo Seixo, quien subraya que el "único espacio" disponible para albergar la zona verde "prioritaria" para el barrio es el parque del Agra. El dirigente vecinal exige que se prohíba construir viviendas, al tiempo que denuncia que es "el único barrio" de la ciudad que carece de un área verde. La asociación analizó más de treinta calles y envió un informe al Gobierno municipal con sus demandas para el próximo año

Los vecinos del Agra do Orzán apuntan a la falta de una zona verde como el principal problema del barrio. La asociación de residentes en la zona, tras analizar más de treinta calles, envió al Ayuntamiento un informe sobre las necesidades que deberían resolverse el próximo año, entre las que también figuran la ampliación de las aceras o la mejora de la limpieza y la seguridad. De entre todas las demandas, el presidente del colectivo, Ricardo Seixo, denuncia que es "prioritario" habilitar áreas verdes y de esparcimiento. "Debemos ser el único barrio de A Coruña que no tenemos ni una zona verde. Nuestros espacios de ocio son la plaza de As Conchiñas y las calles, sobre todo la Barcelona, porque es peatonal", señala el presidente de la asociación de vecinos, quien advierte de que la creación de un área verde en el Agra do Orzán es una "deuda histórica" de la ciudad con el barrio.

El dirigente de la entidad advierte de que el parque del Agra, un proyecto urbanístico aprobado hace once años en el entorno del edificio del Observatorio, es "la única zona que se puede aprovechar para hacer algo". La exigencia de los vecinos supondría que la reordenación del área que va a llevar a cabo el Gobierno municipal prohibiría el levantamiento de las promociones inmobiliarias que refleja el proyecto inicial. La asociación insta al Concello a que negocie una compra o una permuta con los propietarios de los terrenos en los que construirían los nuevos edificios. Los residentes en el Agra entregaron el pasado mes de abril 1.300 firmas contra la edificabilidad en el polígono.

"Si esa zona se construye, ya decimos 'hasta luego', el problema no se resolverá nunca, estaremos condenados a no disfrutar de una sola zona verde", lamenta Seixo, quien subraya que el urbanismo del barrio se hizo "pensando en los especuladores". La única esperanza que tienen los vecinos es que se prohíba construir en el parque del Agra y se convierta en un área verde. "El drama es que el barrio fue hecho pensando en los especuladores y los diferentes Gobiernos locales no le ponen remedio", insiste el portavoz de la asociación.

La renovación de las calles y ampliación de las aceras es otra de las peticiones que los residentes en la zona enviaron al Ejecutivo local. En el informe señalan que hay vías en las que "personas en sillas de rueda y familias con carros de niños" se ven obligados a bajar a la calzada para poder transitar. En algunas calles también detectaron barreras arquitectónicas para personas con discapacidad.

El Concello debería, según el documento, resolver la deficiencia de alumbrado y de papeleras de muchas vías del Agra do Orzán. Los vecinos se quejan de la falta de limpieza viaria y exigen que se realicen campañas de sensibilización y que se impongan sanciones a los dueños de los perros que no recojan sus defecaciones. La reconstrucción en el parque del Observatorio del molino de A Gramela, que fue desmontado hace más de treinta años y cuyos restos se amontonan en una nave de A Grela, es otra de las peticiones históricas de los vecinos.

El colectivo, además, propone al Ayuntamiento que le dedique una calle a X. Manuel Cambón por el trabajo que realizó en la asociación, sobre todo en su reivindicación de una normativa que facilitara la instalación de ascensores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine