Manual para el buen uso del móvil

La Fundación María José Jove y la Asociación Participa imparten un programa de entrenamiento digital saludable a más de 3.000 adolescentes. "Tiene que haber un control", destaca la coordinadora, María Lemos

15.11.2017 | 20:53
Una clase del curso de redes sociales en la pasada edición.

Más de 3.000 alumnos de siete centros educativos de la ciudad reciben formación para un uso responsable de los dispositivos móviles y las redes sociales. Los impulsores de esta iniciativa también han creado una web para añadir contenido específico y que "educadores, jóvenes y familias" se impliquen en este entrenamiento. La coordinadora del proyecto, María Lemos, considera que "lo que ocurre con las aplicaciones es que primero se compra el coche y luego se saca el carné". Su recomendación, que los padres "pacten con el menor cuándo, cuánto y cómo va a utilizar el móvil"

"Una cosa es que tú utilices mucho algo, y lo que está por ver es que lo uses bien", manifiesta María Lemos. Es la coordinadora del programa de entrenamiento digital saludable que imparten la Fundación María José Jove y la Asociación Participa a más de 3.000 adolescentes para que tengan un uso responsable y seguro del móvil y las redes sociales.

Las sesiones de la iniciativa Actúa, de formato taller, se iniciaron esta semana y se desarrollarán en siete centros educativos de la ciudad. Como novedad en esta quinta edición, además de las clases presenciales, hay también una formación a distancia para familias, jóvenes y educadores que quieran profundizar en estos contenidos. La web también servirá para que tutores y padres continúen con la formación en el día a día. "En una sesión o dos es imposible cambiar una conducta. Sí que puede centrarles o despertarles la curiosidad", explica Lemos, que añade que este programa es "dinámico, creativo y participativo". "Trabajamos con publicidad o canciones, cosas significativas porque para un joven es mucho más fácil que hables del riesgo de la privacidad con una canción de su grupo favorito a que le cuentes las estadísticas de nuestro país", señala.

En ediciones anteriores, la Fundación María José Jove y la Asociación Participa se centraron en "el buen trato, las formas de violencia psicológica, el control o el uso saludable de las redes sociales". Ahora han ido un paso más allá y prestan ayuda "en el entrenamiento digital". "Lo que ocurre con las aplicaciones es que primero compramos el coche y después sacamos el carné", expone como metáfora. A María Lemos le preocupa esa falta de información previa al uso de los dispositivos móviles. "Los padres cuando regalan una bicicleta a sus hijos, bajan con ellos a estrenarla, les enseñan, les agarran e incluso les ponen ruedines. Pero con el acceso a los dispositivos, no se hace. Se les regala un teléfono y no somos conscientes de la dimensión de las posibilidades que pone a su alcance. En internet, se puede acceder a todo", comenta preocupada, y aporta el dato de que los menores empiezan "cada vez antes" a usar móvil. "En España hay niños de 10 años que ya tienen uno", añade.

Por motivos como este se les considera nativos digitales, aunque Lemos considera que esta definición tiene "muchos matices". "Es cierto que lo son, pero tiene que saber usar esas nuevas tecnologías". En las sesiones, los alumnos también aportan información sobre cómo usan sus móviles. La coordinadora del programa destaca que "cada grupo es diferente" por lo que los contenidos se desarrollarán en función de las conductas de los participantes. Muchos de estos, no son conscientes ni siquiera del número de horas que pasan con el teléfono al día. "Las estadísticas dicen el uso medio en menores es de 3 y 4 horas al día. Eso es tecnoadicción", destaca. "Una primera parte es identificar el problema y ser conscientes de algo tan tonto como cuántas horas al día dedicas al teléfono. Si tú no percibes que estás en riesgo, no te vas a proteger".

Además, a los impulsores de esta iniciativa les preocupa el "peligro" que puede haber en las redes sociales y la "inocencia absoluta" de sus usuarios más jóvenes. "Crees estar hablando con una chica de 14 años de Cataluña y resulta que es un hombre de 70 de Murcia", pone como ejemplo.

Esta "falta de entrenamiento" del uso del móvil, según Lemos, se debe a que "la venta y la distribución ha ido por delante e la conciencia de riesgo que supone". Critica que, hoy en día, para descargar una aplicación basta con contestar la pregunta de si eres mayor de edad. "Es un control muy bajo, por no decir nulo. Cualquiera puede acceder. Las aplicaciones tienen colgados unos declaratorios muy extensos sobre lo que se recomienda y lo que no, pero nadie los lee", denuncia.

Además de este programa, que se desarrolla en varios centros educativo, María Lemos pide "la complicidad de la familia" para que el entrenamiento sea efectivo. "Tiene que haber un control", señala. Esta responsable del entrenamiento digital saludable indica que "no se puede determinar una edad idónea" para tener móvil porque "las circunstancias pueden ser distintas". Lo que sí es conveniente es tener "una preparación". María Lemos recomienda a los padres que "pacten con el menor cuando, cuánto y cómo va a utilizar el móvil".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine