ciclismo

Gustavo Veloso, profeta en su tierra

El ciclista gallego, recientemente vencedor de la Volta a Portugal, fue recibido por un pasillo de compañeros ante las puertas del consistorio de Vilagarcía

15.08.2015 | 00:58
Veloso posa con los trofeos ante el consistorio.

Recién llegado de tierras portuguesas, Gustavo César Veloso recibió un homenaje en su tierra tras haber sumado su segundo entorchado en la Volta a Portugal. A lomos de la bicicleta con la que consiguió vencer en la crono entre Pedragão y Leiria, la penúltima etapa de la Grandíssima, cruzó un pasillo que le hicieron integrantes de los clubes ciclistas de la comarca de Arousa, muchos de los cuales fueron testigos, en su día, de sus primeras pedaladas como ciclista amateur y profesional.

A ellos y a todos los que se concentraron ante el Ayuntamiento de Vilagarcía, Veloso les agradeció el apoyo mostrado durante las once duras jornadas que le permitieron ganar su segunda Volta a Portugal. Entre ellos, se encontraban integrantes de la corporación, encabezada por Alberto Varela, el alcalde de Vilagarcía, que fue el encargado de entregarle un pequeño regalo y agradecerle el hecho de llevar el nombre de la ciudad por el mundo.

Con ocho kilos menos que en el mes de enero y todavía en una burbuja por sumar su segundo triunfo consecutivo en el país luso, Veloso reconoció durante su intervención que pese a lo que pueda parecer, "no fue un triunfo fácil, más bien resultó estresante por las bonificaciones en meta, que nos obligaban a estar delante en cada etapa, metiéndome en sprints y corriendo muchos riesgos, pero que sirvió para que cogiésemos 31 o 32 segundos de diferencia".

Atrás quedan muchos meses de preparación en la que jugó un papel fundamental "nuestro director deportivo, que realizó una preparación espectacular para que los nueve integrantes del equipo estuviésemos en nuestro pico de forma durante la Volta, con concentraciones en altura -el propio Veloso llegó a estar concentrado 30 días en la alta montaña- y a la unión que existía en el grupo". Esa preparación se notó, con un W52-Quinta da Lixa dominando el pelotón en los tramos finales de cada etapa, lo que les permitió alcanzar la primera plaza de la clasificación por equipos.

Veloso no dudó en reivindicar el papel de la Volta a Portugal. "Es cierto que, en los últimos años, con los triunfos de corredores gallegos, se ha destacado a nivel de público, pero esta prueba, tras las tres grandes (Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España) es una de las más importantes del circuito internacional; hay tres grandes vueltas y después está la Grandíssima, que en los últimos años se ha destacado como territorio proclive para los ciclistas gallegos, con David Blanco, Álex Marque o yo mismo", afirmó.

Antes de valorar el futuro, Veloso se va a tomar un pequeño descanso, pero no cierra ningún tipo de puertas al futuro. "Soy consciente de que tengo 35 años, y esa edad, para un equipo grande es muy alta, por lo que veo difícil esa opción, aunque no cierro esa puerta, ya que por veteranía, podría ser un buen puntal para trabajar para otros ciclistas; eso fue lo que hice durante toda mi vida de ciclista", explica. Ejerció de líder del W52-Quinta da Lixa en la Volta a Portugal, pero Veloso asegura que "nunca" le "caerán los anillos a la hora de trabajar para otro ciclista". "Soy incapaz de inculcar a los corredores jóvenes valores de trabajo y compañerismo y no predicar con el ejemplo". Esa posibilidad es algo que aguarda, aunque pueda resultar complicado ya que "como ciclista ya me siento totalmente realizado, disfruto de esto y no me mueven ni la ambición ni el dinero, así que podría trabajar para otro corredor sin ningún tipo de problema", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine