James Bond contra Raúl González

23.10.2015 | 01:11

Aveces creo que el mundo del espectáculo debería estar sometido a reglas confucianas, sobre todo a la idea de que hay un rito, una forma para todo cuya observación precisa no sólo ayuda a mantener el orden, sino que invita al individuo a comportarse bien. Por ejemplo, cuando un actor abandona un personaje que le ha dado fama y dinero o un futbolista cambia de equipo o decide poner fin a su carrera, lo armónico es ser agradecido con el personaje y con el equipo, con el cine y con el fútbol. Olvidar el rito, la etiqueta, las formas, la ceremonia convierte a los actores y futbolistas en bárbaros maleducados. ¿Cuál es la gran diferencia entre Daniel Craig, el actor que ha encarnado a James Bond en las últimas entregas de la serie, y Raúl González, el futbolista que sin hacer nada especialmente bien siempre lo hizo todo muy bien y que ahora cuelga las botas? Vamos a verlo.

"He tratado de salir de esto desde que empecé, pero no me han dejado ir". ¿Esta frase es de Daniel Craig o de Raúl González? Por supuesto, de Daniel Craig. ¿Alguien se imagina a un futbolista como Raúl escupiendo a la cara de los aficionados este desprecio por su profesión? ¿Qué fue lo que le impidió a Craig dejar a James Bond y dedicarse a interpretar a Shakespeare? ¿Un contrato? No me lo creo. "La decisión de retirarme no ha sido sencilla, porque (?) ha formado parte de mi vida durante mucho tiempo". ¿Lo dijo Daniel Craig, agradecido a un personaje tan famoso como el agente 007 con licencia para matar? ¿O lo dijo Raúl González, agradecido a una profesión que le ha permitido ganarse bien la vida, recorrer el mundo e incluso que un club alemán retire la camiseta con su número? Lo dijo Raúl, claro. "Antes rompería este vaso y me cortaría las venas. Lo único que espero es pasar página". ¿Son palabras de Daniel Craig ante la posibilidad de volver a participar en otra aventura de James Bond? ¿O es lo que dijo Raúl González cuando le preguntaron si algún día volvería a jugar al fútbol? En efecto, otra vez Daniel Craig demostrando su odio al personaje que le permitió dejar de ser un actor del montón. ¿Les cabe en la cabeza que Raúl González pudiera declarar que sólo ficharía por otro equipo por dinero? Pues no. Sin embargo, Daniel Craig dijo alto y claro que si hiciese otra película de James Bond, sería sólo por dinero. Qué bárbaro. Qué poco confuciano.

Si Daniel Craig quiere ir de neopunki por la vida, debería haber dicho estas cosas hace mucho tiempo, no en el momento del adiós o puede que del "hasta luego" si le pagan una pasta por volver. Claro que se puede ser rebelde, antisistema, malote y provocador, al estilo del gran Eric Cantona. Sí, se puede, pero a su tiempo. Es decir, antes de poner fin a la carrera, no en momento del punto final. Si Daniel Craig odia tanto a James Bond, debería haber renunciado a la pajarita hace muchos años. Nadie entendería que Raúl González se dedicara ahora a hablar mal del Real Madrid en particular y del fútbol en general. Son las formas, amigo Craig. Es la oportunidad, el momento, la ocasión. Es el rito, la ceremonia, la etiqueta. No entiendo cómo es posible que un señor que lleva años interpretando al rey de la etiqueta no haya aprendido nada acerca de las formas. Supongo que para eso hay que ser un tipo tan confuciano como Raúl, que sabe que la manera de irse dice mucho de la forma en la que se ha estado. Supongo que Craig no entiende la relación entre la ética y la estética. Y es que no es lo mismo ser James Bond con licencia para matar que ser Raúl González con licencia para rematar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine