Conchita Martínez Capitana de Copa Davis y Copa Federación

"Los jugadores forman un equipo y han de dejar los egos en la puerta"

11.12.2015 | 01:19
Conchita Martínez, con el consejero delegado de la Nafta, Miguel Ángel Sainero.

-Concluye un año atareado para usted, combinando capitanía de Copa Federación y Copa Davis.

-No estaba previsto. Surgió lo que surgió, decidí hacerme cargo también del equipo masculino y eso acarrea unos ciertos viajes. Pero ha sido una experiencia muy buena. Me llevo muchas cosas positivas, con momentos de alegría y tristeza.

-¿Su renovación está hecha?

-Está hablada, acordada. Solo falta firmarlo.

- Se entiende que, pese a las complicaciones, le agrada.

-La experiencia ha sido fantástica. Son cargos compatibles por fechas. Tristemente los dos equipos están en Segunda. En Copa Federación se juega en febrero y abril; en Davis, en julio y septiembre. Hay Olimpidas de por medio y siempre hacen ilusión. Será la primera vez que vaya sin ser jugadora. Un año duro, con mucho trabajo, pero que afronto con ganas. Estoy contenta de aportar mi granito de arena.

-En perspectiva, su nombramiento para sustituir a Gala León en la Davis fue un golpe maestro. Alguien de prestigio y a la vez mujer, para acallar las acusaciones de machismo.

-No sé si fue un golpe maestro. Del pasado no voy a hablar. Todo el mundo conoce qué sucedió. Ser capitana de la Copa Federación es un orgullo y también de la Davis, a la vez que una experiencia nueva. A veces da vértigo pero ya dentro, si cojo un trabajo, es para hacerlo bien. Esa era mi duda. ¿Estoy capacitada? ¿Me veo con fuerzas? Pues adelante. Y después que decidan los chicos.

-¿Cómo gestiona su condición de pionera? Porque en el deporte español sigue siendo infrecuente que una mujer sea responsable técnico de un equipo masculino.

-Estoy ahí, tras dos eliminatorias. Mantengo la experiencia del circuito y mi experiencia como comentarista de tenis masculino y femenino. Eso me beneficia. Estoy al tanto de las dos especialidades. Una vez empiezas, es un trabajo. No es tan diferente. Hay que poner toda la carne en el asador y eso es lo que hago.

-Pidió en una carta pública la unidad del tenis español. Y el ambiente se ha relajado.

-Lo importante es que se hable de tenis y haya tranquilidad. No siempre tendrás a todos los jugadores en Copa Federación o Copa Davis. Pero lo fundamental es que exista ese compromiso, esa implicación de todos en el equipo. Si no, solo jugarían cuatro siempre. Todos son importantes. Vamos a formar equipos competitivos para intentar cumplir el objetivo que, de momento y en ambos casos, es el ascenso.

-Inició su trabajo en la Federación Española bajo el mandato de Escañuela. Y es Fernández-Ladreda quien la nombra para la Davis.

-El trabajo es el trabajo. Me centro en lo deportivo. No me meto en la política. Si me dejan trabajar, estar pendiente de los jugadores y jugadoras, si se me facilita todo eso, puedo ir haciendo. Otra cosa es si sufres zancadillas, entonces se hace incómodo. Lo importante es lograr esa unión. Este año es importante y ojalá lleguen los triunfos.

-En lo que pasó con Gala León, también hay quien cree que se le otorgó un excesivo poder a los jugadores. ¿Es difícil trazar la línea entre la autoridad y la flexibilidad?

-Lo importante es que la comunicación sea constante con jugadores y jugadoras, que la Federación, yo y todos estemos cercanos y vayamos a una. Así no sucederá que aparezca una noticia y de repente explote todo. Tienes que estar comunicándote muchísimo para ver, por supuesto, la opinión de los jugadores. Es importantísima. Tienen que estar cómodos. Si no lo están, saltarán chispas. Puede pasar. No se pide mucho. Si están cómodos, no crearán ningún problema.

-Cuando figuras como Nadal o Ferrer no acuden a una eliminatoria, se critica que se están borrando. Se ha de compaginar su calendario personal con el del equipo. Es una problemática particular para el capitán de la Davis.

-Y no es nada fácil. Mi trabajo o de otros compañeros no es fácil, cuando te encuentras con el no de muchos jugadores. Debes ir lidiando con ello e intentar conseguir el mejor equipo posible, el más competitivo, para ganar esa eliminatoria.

-Pienso también en el que sí va y sabe que no jugaría si otros hubieran acudido, en cómo debe manejar usted todos los egos.

-Por eso digo que al final los jugadores conforman un equipo y han de dejar los egos en la puerta. No es fácil, pero todo el mundo tiene que ayudar cuando le toca. Si juega el mejor en el ranking o el que el capitán decide, el otro no debe tomárselo a mal. Hay momentos para todos. Son importantes todos. Esa es la labor de la comunicación.

-Derrota ante Rusia. Victoria ante Dinamarca. ¿Y ahora?

-Poco a poco. Hay que estar concienciado de lo que se quiere hacer. A los jugadores tampoco les hace ninguna gracia estar en Segunda. No va a ser fácil. Hay Olimpiadas de por medio. El calendario estará incluso más apretado. No podremos contar con según qué jugadores, no lo sé, falta mucho tiempo. Entre todos debemos formar ese equipo competitivo con garantías para pasar las eliminatorias.

-Ahora mismo una de las grandes preocupaciones nacionales es si Nadal recuperará su mejor nivel.

-El final de temporada ha sido positivo, recuperando buenas sensaciones. Pueden pasar muchas cosas, también que otros bajen su nivel. Yo veo bien a Nadal. Es una preocupación impresionante cuando no gana todos los torneos, pero él está haciendo buenos resultados. Ya consiguió acabar ganando a Wawrinka o Murray. Si las lesiones se lo permiten, empezará bien en 2016.

-Se fueron relevando Bruguera, Costa, Corretja, Berasategui, Moyá, Ferrero, Ferrer, Nadal... Ahora puede producirse un vacío de grandes figuras masculinas, como sucedió cuando Arantxa y usted se retiraron hasta Carla Suárez y Garbiñe Muguruza.

-Tenemos que esperar. No puedo saber si habrá un vacío. Yo también veo los nombres, jugadores que realmente no están llegando. Es una preocupación. Vamos a trabajar. Lo que se ha conseguido en este país con el tenis es impresionante. A veces pueden producirse esos vacíos.

-Garbiñe y Carla, con mil matices técnicos, recuerdan a usted y Arantxa. Al menos en el físico.

-Están ahí. Garbiñe ha llegado a número tres del mundo y Carla se metió este año entre las diez primeras. Es una ilusión para los fans que aman el tenis. El fenómeno Garbiñe está arrasando. Muchos más seguidores se pueden aferrar a alguien para seguir partidos y torneos. Entre ellas dos se forzarán a mejorar. Constituirán una motivación para las que llegan de abajo.

-¿Ser capitana de Davis y Federación le supone una limitación como comentarista en Eurosport?

-Llevando solo Copa Federación no había tenido la oportunidad de hacer muchos partidos de las chicas. Sí partidos de Nadal o Ferrer antes de ser capitana en la Davis. Yo creo que no me limitará.

-Usted, por cierto, ya encadena tres años dirigiendo al equipo femenino. En el masculino, por contra, los mandatos suelen ser breves. ¿Por qué?

-No lo sé. Como capitana de Copa Federación también he ido renovando año a año. Ya me hubiese gustado haber tenido un proyecto a medio o largo plazo. Podrías plantearte otras cosas. Es según la política que elija cada presidente. Si se ha hecho bien y hay ganas por parte de jugadores y capitán?

-Galicia no tiene un referente masculino en el circuito profesional masculino desde Burrieza; en mujeres, solo Lourdes. ¿El clima?

-Bueno, el clima es importante. Creo que Lourdes se fue a Barcelona. También las instalaciones, no sé cómo las tenéis. Y después que tengas mucha gente para poder jugar, entrenar y mejorar. Por cierto, lo que ha hecho Lourdes es grande y sigue ahí, a su edad, entre las cien primeras o cerca. Es para estar orgullosos de ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine