HOCKEY SOBRE PATINES

Las difíciles matemáticas del grupo D

La igualdad entre Liceo y Oliveirense provoca que pueda darse la posibilidad de que tengan que jugar un partido de desempate para dilucidar la primera posición

19.01.2016 | 11:01
Jordi Bargalló, en el partido en el Palacio contra el Oliveirense.

El Liceo y el Oliveirense son los claros dominadores del grupo D de la Liga Europea. Ambos ya clasificados para cuartos de final, queda por discernir en la última jornada quién lo hará como primero y se cruzará con el Barcelona; y quién como segundo, con el Porto esperándole como rival. Un empate (si gana o también empata el Oliveirense) y una derrota dejarían por detrás al Liceo. Pero siempre y cuando los dos equipos se impongan en sus encuentros, las probabilidades son favorables a los coruñeses, que se proclamarán campeones de esta primera fase regular si ganan al Basel suizo -el 6 de febrero- por un gol o más de diferencia que lo que lo haga el Oliveirense ante el Viareggio italiano. Salvo que encaje más de cinco tantos. Entonces, puede ser segundo o, incluso, verse obligado a jugar un desempate.

Igualados a 12 puntos, el Oliveirense llega a la jornada de clausura al frente de la clasificación merced a su mejor golaverage. Tiene +11 por los +10 del Liceo. La clave será ganar por dos o más goles de lo que lo haga el Oliveirense. Esa hipótesis siempre daría la primera plaza a los coruñeses. Donde se complica la ecuación es ante el escenario de que la victoria verdiblanca sea solo un gol superior a la de los de Azemeis.

Cuando hay empate a puntos, el reglamento establece diferentes métodos para deshacerlo. El primero y el segundo no servirían. Porque en primer lugar habría que mirar los puntos en los enfrentamientos directos y en segundo, el golaverage en los mismos. Es exactamente igual. El Liceo ganó en el Palacio por 5-3 (3 puntos, +2 en goles) y el Oliveirense, en Portugal por 4-2 (3 y +2). El tercer punto es el golaverage general. Si el Liceo gana de solo un gol más que el Oliveirense, de nuevo habría un empate.

Lo siguiente a lo que acudir es al coeficiente. Casi todos los casos favorecen al Liceo -ahora lleva 24 goles a favor y 14 en contra; por los 30 y 19 del Oliveirese-, pero algunos, en los que el Liceo encaja más de cinco goles, provocarían que cayera a la segunda posición o que el coeficiente siguiera dando empate. Entonces habría que mirar el último punto, el que haya marcado más goles. Y aún con todo eso, podría seguir dando empate a todo y Liceo y Oliveirense estarían condenados al desempate. Sería en los siguientes casos:

Un 7-5 en A Coruña y un 1-0 en Portugal. El golaverage sería de +12, el coeficiente de 1,6316 y el total de goles marcados, 31.

8-6 en el Liceo-Basel y 2-1 en el Oliveirense-Viareggio. +12 de golaverage, coeficiente de 1,6 y 32 goles a favor.

8-5 a favor de los verdiblancos y 2-0, de los lusos. Diferencia de goles de +13, coeficiente de 1,6842 y 32 goles a favor.

9-6 para los coruñeses y 3-1 para los portugueses. Misma diferencia de goles de +13, mismo coeficiente de 1,6500 y mismos goles a favor: 33.

El Liceo gana por 10-7 y el Oliveirense, por 4-2. Igualdad de +13 en el golaverage, en coeficiente (1.6190) y y en goles (34).

Un 9-5 en el Palacio y un 3-0 en Oliveira de Amezeis. Se repetería el empate a +14, 1,7368 y 33 goles a favor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine