FÚTBOL. Europa League

El Athletic sufre para clasificarse ante el Olympique

Un gol de Sabin Merino en los últimos minutos permitió a los bilbaínos pasar a octavos de forma agónica (1-1)

25.02.2016 | 21:46
Aduriz y Merino celebran el gol de este último.

Un bonito gol de Sabin Merino en la parte final del partido, en el minuto 78, ha doblegado este jueves en San Mames a un espléndido Olympique de Marsella y ha clasificado al Athletic Club para los octavos de final de la Liga Europa.

Al final ha resultado decisivo el golazo de Aritz Aduriz en la ida, pero el Athletic ha sufrido lo suyo ante los de José Miguel González 'Michel', que han completado un primer tiempo primoroso que han terminado en ventaja por el gol de Michy Basthuayi que les ha adelantado en el marcador en el minuto 40.

Pero tras el descanso el choque se ha igualado y los de Ernesto Valverde han ido mejorando hasta volver a mandar en la eliminatoria con una jugada a la antigua usanza que ha sido el mejor homenaje que el equipo podía dar al legendario Rafa Iriondo: centro desde la derecha de Markel Susaeta y cabezazo en plancha de Sabin. Esa jugada la podían haber firmado Iriondo y su compañero de fatigas, el espléndido Telmo Zarra, porque acciones así firmaron a decenas, sino a centenares, durante su carrera.

Un remate cruzado de Nkoudou tras una buena contra visitante fue el primer trueno de los de azul, que no abrió el marcador al cuarto de hora de partido porque Herrerín se interpuso con una espléndida para a un balón despejado por San José que dio sorprendentemente en Batshuayi. El metal local fue lo más firme de su equipo en una primera mitad en la que estuvo totalmente superado y echó mucho en falta a los ausentes Beñat y Williams.

El Marsella fue arreciando su peligrosidad y Fletcher y Cabella se encontraron con Herrerín en dos remates, eso sí demasiado centrados.  Un remate alto de De Marcos a córner botado por Susaeta amagaba con unos mejores minutos rojiblancos antes del descanso, pero lejos de ello una mala defensa a un balón centrado desde la izquierda por Mendy significó el 0-1.

Etxeita no llegó al despeje, el balón rebotó en Laporte y el balón suelto que quedó lo estampó Batshuayi junto al larguero, imposible para el meta bilbaíno.

Mejoró el Athletic tras el descanso, que generó al menos tres ocasiones de gol en unos primeros veinte minutos igualados en el juego pero con más peligro ante Mandanda.

Primero, Raúl García cabeceó fuera por poco un centro a balón parado de Susaeta; después de nuevo Susaeta, también, en jugada de estrategia, obligó al portero visitante a una espléndida intervención cerca de la escuadra con un tiro directo; y finalmente San José no pudo enganchar bien la volea a un rechace dentro de la defensa local tras córner.

En medio de esas ocasiones, un centro chut de Mendy cayó sobre el larguero de Herrerín. Y después de ellas, con el Marsella recuperando cierro control, pero ya no tanto como en el primer tiempo, Fletcher no aprovechó tres balones de los que pudo hacer más.

Y ya en la parte final, llegó el gol de Sabin Merino. Precioso. Apertura a la banda de Muniain, centro de Susaeta desde la derecha y espléndido cabezazo de Sabin en plancha inapelable a la red.

De ahí al final, partido de ida y vuelta, insistencia marsellesa, contraataques desaprovechados por parte bilbaína, firmeza de Herrerín, un baluarte para su equipo, y final del partido con el Athletic en octavos de final.

Athletic Club de Bilbao: Iago Herrerín: De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga; San José, Iturraspe; Susaeta (Mikel Rico, m.88), Raúl García (Sabin Merino, m.75), Lekue (Muniain, m.57); y Aduriz.

Olympique de Marsella: Mandanda; Manquillo (Thauvin, m.84) Nkoulou, Rekik (Alessandrini, m.86), Mendy; Isla, Lass Diarra; Cabella, Fletcher, Nkoudou; y Batshuayi.

Goles: 0-1, m.40: Batshuayi. 1-1, m.78: Sabin Mderino.

Árbitro: Aleksey Kulbakov (BIE). Mostró tarjeta amarilla a los locales San José (38'), Aduriz (53), y a los visitantes Nkoulou (34), Mendy (38), Nkoudou (75), Diarra (93).

Incidencias: Partido de vuelta de dieciseisavos de final de la Liga Europa, disputado en San Mamés ante unos 40.000 espectadores. De ellos, más de un millar de seguidores visitantes. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria del legendario Rafa Iriondo, fallecido ayer a los 97 años de edad. Por el mismo motivo, los jugadores del conjunto bilbaíno portaron brazalete negro en señal de duelo. El capitán del equipo francés, el meta Steve Mandanda, realizó la ofrenda floral al busto de Pichichi de cada equipo que juega por primera vez en La Catedral. Antes del inicio del choque, se encendieron bengalas en la zona de aficionados del Marsella en medio de una gran pitada hacia ellos del resto de aficionados presentes en el campo de San Mamés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine