Hockey sobre patines OK Liga

Se repite el Cercedazo

El conjunto rojiblanco gana el derbi, el segundo en la historia que pierde el Liceo, con un partido muy intenso en el que sorprendió con un planteamiento ofensivo

21.03.2016 | 10:19
Se repite el Cercedazo

Se repitió la historia. La del Cercedazo. Porque el conjunto de Juan Copa calcó la gesta de hace dos años y volvió a ganar el derbi coruñés ante el Liceo. Con el mismo resultado de 5-4. Con idéntico partido de entrega y derroche y de nuevo con un Willy Domínguez como principal seguro para que los rojiblancos pudieran plantear un duelo de tú a tú entre un gigante y un modesto. Sí que cambió el guión, con dominio visitante solo los diez primeros minutos para el 0-2, pero remontada y mando local el resto. Les faltó aliento a los verdiblancos, con Josep Lamas y Toni Pérez en la grada -tampoco pudo jugar Artacho por el Cerceda- y no se sintieron cómodos sin la posesión de la bola. Se la quitó el Cerceda que sorprendió haciendo suyo el lema que la mejor defensa es un buen ataque. No se quedó en su cancha, viéndolas venir. Fue valiente, arriesgó y apostó por todo. Con premio. La victoria, la sexta consecutiva en el González Laxe, le permite tejer un colchón de cinco puntos con la zona de descenso. El Liceo, en cambio, se queda a nueve del liderato del Barcelona y dice prácticamente adiós a sus opciones de título.

Cada uno sabía lo que quería el otro. Es lo que tiene un derbi. Que de tanto ver al vecino te conoces todas sus costumbres. Al Liceo le gusta salir al sprint para coger renta y administrarla. El Cerceda quería llegar a los minutos finales con posibilidades y para ello era esencial no encajar en los primeros compases. Se cumplió lo esperado. Los verdiblancos movieron con velocidad la bola, intentando meter un último pase al segundo palo. Willy evitó que estas situaciones de superioridad se tradujesen en el primer gol visitante mientras que sus compañeros no corrían riesgos en ataque. Ya llegaría su momento.

El Cerceda defendía bien, pero no pudo lograr su objetivo. Payero cortó una contra de Jordi Bargalló y vio azul. Pau definió a la perfección la directa para el 0-1. El gol actuó como catalizador de los locales, que empezaron a mostrar las uñas. Y justo cuando peor lo estaba pasando el Liceo el capitán se inventó el 0-2. Dibujó la jugada y encontró el hueco. Ahí se apagó. Ya no volvería a sentirse cómodo. Una directa de Payero puso la primera piedra y el argentino continuó su show con un disparo marca de la casa. Solo Jordi Bargalló contestaba a los golpes. Se estrelló contra el palo. Payero tuvo la oportunidad de adelantar a los suyos pero no acertó la directa, lo mismo que Pau a falta de 19 segundos para el descanso.

Los vestuarios sentaron mejor al Cerceda en unos primeros minutos de la segunda parte frenéticos. En dos minutos, dos azules y otras tantas directas. La primera a Grasas, con fallo de la directa de Torres. El coruñés recibió la otra cartulina después de que Payero no acertara su ocasión a bola parada. El devenir loco continuó con la azul al capitán verdiblanco. Peli no acertó. Sin tiempo a la recuperación, Vives recibió otra azul. Paso adelante de Candamio, que anotó la directa. La ventaja en el marcador dejó al Cerceda en una posición de privilegio. Robaba y salía a la contra. Grasas dio el golpe y si el partido no se rompió antes fue por la directa convertida por Bargalló. Pero a la contra Mantiñán mató con el 5-3. Todavía habría tiempo para que Vives marcara casi sin querer en un error de cálculo de Willy. Eso prolongó el sufrimiento local y la esperanza visitante y los nervios sobre la pista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine