Tenis Roland Garros

Djokovic, en la tierra de sus fantasmas

El número 1 del mundo celebró ayer su cumpleaños a la espera de su estreno en París, donde todavía no logró vencer - Rafa Nadal también debutará mañana

23.05.2016 | 01:29
Djokovic, en la tierra de sus fantasmas

Novak Djokovic cumplió ayer 29 años velando las armas de Roland Garros, el escenario que centra sus sueños y sus pesadillas, el torneo que guarda las llaves de la gloria y encierra el fondo de sus fantasmas.

El único Grand Slam que resta en el impresionante palmarés del serbio es ya una cuestión personal. La barrera que separa a su carrera de convertirse en el octavo tenista que logró los cuatro grandes o en otro de los grandes jugadores de la historia que dejaron el tenis con el borrón de no ganar en París.

Nole se convertiría en este segundo caso en el que más cerca habría pasado de vencer sin conseguirlo y el suyo sería el currículum en el que más sorprendería la ausencia de la Copa de los Mosqueteros. El nuevo asalto de Djokovic a Roland Garros llega tras haber perdido tres finales (2012, 2014 y 2015), cuatro semifinales y dos cuartos de final en once presencias.

Otros, como Roger Federer, necesitaron solo tres finales, una semifinal y un cuarto para lograr, finalmente en 2009, el título que faltaba en su florido palmarés.

Entre los ganadores de los otros tres Grand Slam que fracasaron en Roland Garros, Stefan Edberg fue el único que llegó a la final, en 1989. John McEnroe, Pete Sampras, Boris Becker y Jimmy Connors nunca superaron semifinales.

Además, Djokovic afronta el desafío como indiscutible número uno del mundo, sin ningún rival que le haga sombra desde que abolió el dupolio Federer-Nadal.

Si el próximo 5 de junio venciera, habría ganado todos los Grand Slam desde el pasado Wimbledon, lo que supondría que encadenaría los cuatro en dos temporadas.

Ningún tenista ha conseguido hacerlo desde que en 1969 lo consiguiera el australiano Rod Laver, en su caso en la misma temporada.

El dato muestra que Djokovic reina sin oposición en el circuito actual y pondría en perspectiva la repercusión que tendría una nueva derrota en París.

Fruto de la inflación que sufre el mundo del tenis, su rosario de victorias han hecho del serbio el tenista que más dinero se ha embolsado en premios y está a las puertas de superar los 100 millones de dólares.

Pero es que, además, a diferencia de algunas de las leyendas del tenis que dejaron la raqueta sin ganar en París, el serbio está lejos de ser un mal tenista sobre tierra batida, como ponen de manifiesto sus resultados en esa superficie.

Desde que existen estadísticas unificadas, Djokovic ha ganado casi el 80% de sus duelos en arcilla, lo que le convierten en el quinto jugador de todos los tiempos con mejor ratio de triunfos por detrás de Rafa Nadal, Björn Borg, Ivan Lendl y Guillermo Vilas.

Un porcentaje de victorias que se incrementó de forma impresionante desde que en 2011 accedió al número 1 del mundo: 87 triunfos en 100 partidos.

A Djokovic, el hombre desacomplejado que se convierte en un robot de sangre fría cuando comienza el partido, le sobran los argumentos para optar, más que nadie, a conquistar la Copa de los Mosqueteros.

Quizá demasiados y demasiado evidentes en su búsqueda de la leyenda que le iguale con los Fred Perry, Donald Budge Rod Laver, Roy Emerson, Andre Agassi, Roger Federer y Rafael Nadal.

Maduro, más asentado que nunca en el cenit de su carrera, el serbio afronta con 29 años recién cumplidos el precipicio que le separa de esa gloria. Un pasito que, de momento, se le ha hecho demasiado grande.

Debutará mañana ante Yen-Hsun Lu , como Rafa Nadal que lo hará contra Samuel Groth. El manacorí solo se encontrará con el serbio en semfinales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine