Baloncesto

Un final tan inesperado como merecido

Un Básquet Coruña muy ambicioso fue capaz de superar numerosos obstáculos para encandilar con su juego y hacer historia llegando a las semifinales del 'play off'

23.05.2016 | 11:50
La plantilla del Básquet Coruña agradece el apoyo del público en el último partido en Riazor.

Lo que mal empieza, bien acaba. El Leyma Básquet Coruña ha reeditado el dicho para adaptarlo a su situación. Fue hace seis meses cuando el conjunto que dirige Tito Díaz solo acumulaba una victoria en ocho jornadas disputadas en LEB Oro. Un inicio desastroso que puso en duda el estilo de juego y los nuevos fichajes. Era cuestión de tiempo que todo cambiase, pero nadie podría imaginar una evolución tan radical. Se convirtió en el segundo equipo más anotador de la categoría, solo superado por el Melilla, y prolongó su sueño naranja hasta las semifinales de play off.

Adaptación. Hasta siete jugadores se estrenaron con la camiseta naranja esta temporada. Tito Díaz consiguió mantener del curso anterior a la columna vertebral: Larry Abia, Beqa Burjanadze, Jesús Castro y Ángel Hernández. La adaptación fue dura. Algunos de los nuevos no conocían ni siquiera el baloncesto español. Los números hablan por sí solos: una victoria y siete derrotas en el arranque de la liga. Junto con la temporada, fue el tiempo que necesitó el cuerpo técnico para rehacer el grupo e imponer sus ideas. Tito Díaz nunca dudó. Su equipo perdía pero competía hasta el bocinazo final. Por eso los resultados llegaron. Tarde pero efectivos. El punto de inflexión fue el 28 de noviembre, con la visita del Cocinas.com (95-83). Ese triunfo motivó a un Leyma que hizo del Palacio su fortaleza.

Victorias. El Básquet Coruña consiguió finalizar 22 partidos con una celebración. Su ambición le llevó a adjudicarse finales de infarto. El técnico lucense siempre insistió en que si nunca bajaban los brazos, alguna vez el marcador acabaría a su favor. Y así fue. En liga regular logró 17 victorias, mientras que en los play off de ascenso se impuso en cinco partidos. En la segunda vuelta, solo Palencia, Ourense, Castellón, Oviedo y Navarra fueron capaces de ganarle. Además, el equipo herculino superó los 90 puntos en ocho ocasiones.

Lesiones. No faltaron las bajas. La temporada se hizo larga y las molestias lastraron a los coruñeses. La peor ausencia, la de Jesús Castro. El capitán tuvo que ser operado del menisco de su rodilla izquierda y, aunque volvió en la recta final, no logró llegar a su mejor versión. Ni cerca estuvo. En la fase de ascenso apenas aportó. Otro que se vio obligado a parar fue Ángel Hernández. Sufrió una luxación en la rótula de su rodilla izquierda, aunque pudo evitar el quirófano. Se recuperó antes de tiempo y en las semifinales del play off contra Melilla dio la talla. Sergio Olmos y Ben Stelzer también sintieron molestias en los últimos partidos. El pívot alicantino tuvo que jugar infiltrado algún partido.

Cambios. La plantilla del Leyma no fue siempre la misma. Sufrió algunos cambios que la debilitaron por momentos. En diciembre, el club y Volodymyr Orlov rescindieron de mutuo acuerdo el contrato del ucraniano, que apenas tuvo peso en el equipo. Llegó Sergio Vidal para reforzar al grupo y ayudarlo en los entrenamientos mientras Castro y Ángel estuvieran lesionados. El último en llegar fue Dago Peña, pero no pasó desapercibido. Su desparpajo sorprendió al Palacio.

Afición. Si en algo ha insistido Tito Díaz es en que el mayor premio que se ha llevado el Básquet Coruña es el apoyo de sus seguidores. El equipo naranja ha conseguido enganchar a miles de personas y el Palacio de los Deportes de Riazor se llenó en los partidos del play off. Lo nunca visto. Según confesó el entrenador, ese era uno de sus objetivos. El Leyma necesitaba una afición fiel, entregada e ilusionada. Y este año la ha conseguido. El baloncesto ha conseguido florecer en A Coruña, aunque es solo un pequeño paso. Ahora toca seguir caminando. Grada y equipo se han dado la mano para evolucionar. La pasión naranja ha estado presente a pesar de los kilómetros. Más de 1.000 personas acompañaron al equipo en Lugo y las redes sociales ardieron con el último partido de semifinales del play off, en Melilla.

Futuro. Una vez terminada la temporada, toca pensar en el futuro. Tito Díaz espera la llamada del club para conocer el proyecto de la próxima campaña. Sin embargo, no sabe qué banquillo ocupará. Escuchará la oferta del Básquet Coruña pero tras una temporada espectacular, seguro que su teléfono sonará durante todo el verano. Lo que está claro es que A Coruña ha disfrutado y quiere seguir haciéndolo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine