ciclismo / dauphiné

Aru sorprende en la tercera etapa y Contador conserva el liderato

Un ataque lejano permitió al italiano conseguir la victoria en la tercera etapa y conquista su primer triunfo de la temporada

09.06.2016 | 00:52

Un ataque lejano y decidido condujo al italiano Fabio Aru (Astana) al triunfo en la tercera etapa del Dauphiné, disputada ayer entre Boën-sur-Lignon y Tournon-sur-Rhône, de 187,5 kilómetros, en la que el español Alberto Contador retuvo el maillot amarillo de líder.

Aru, de 25 años y ganador de la Vuelta a España 2015, se probó con un resultado inesperado, ya que la etapa estaba diseñada para un sprinter. Pero su valentía y su calidad le permitieron atacar a 12 kilómetros de meta y hacer inútil la inmediata persecución del pelotón, quien no pudo evitar que el ciclista de Cerdeña levantara los brazos en solitario.

Unos minutos de indecisión castigó a los equipos de los velocistas. Aru no perdonó. El noruego Alexander Kristoff (Katusha) entró en meta con el gran grupo a 2 segundos, destrozado por la impotencia y la oportunidad perdida. La tercera plaza para el italiano Niccolo Bonifazio (Trek).

Un final rápido, intenso y emocionante al que se unió Contador, que tuvo un problema mecánico y hubo de utilizar la bicicleta de Kreuziger. Superado el susto, el madrileño cruzó la raya sin cambios. Siguió de amarillo, con 6 segundos de ventaja sobre el australiano Richie Porte (BMC), y 13 sobre el británico Chris Froome (Sky); todos pendientes de las etapas de montaña del fin de semana.

Trío controlado en todo momento por el pelotón, donde los hombres del Cofidis y Katusha mostraron su intención de propiciar un sprint para Bouhanni y Kristoff, antes de que la montaña castigue a los velocistas. Atacó a 15 de meta Tony Martin, pero sin fortuna, ya que hicieron lo propio Mikel Landa y Fabio Aru, que a su vez se llevaron a rueda a 9 corredores.

Una pequeña sorpresa guardaba la etapa. Aguantó en cabeza Fabio Aru, el ciclista que ganó la Vuelta, con dos podios en el Giro y la ilusión del Tour. El jefe del Astana se la jugó a una carta en solitario con el pelotón desatado a una decena de segundos. Todos contra uno, pero ajeno a la desigualdad, Aru se jugó el chasis sacando rentabilidad máxima de un puñado de segundos.

"No me imaginaba que pudiera ganar, pero la prueba salió mejor de lo esperado", indica el italiano a su llegada. Sin riesgo no hay paraíso. Su sonrisa juvenil inundó el podio. Hoy se disputa la cuarta etapa entre Tain L'Hermitage y Belley, de 176 kilómetros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine