grupo d

Los checos piensan en los octavos

La República Checa apura sus opciones de clasificarse para la siguiente ronda del torneo ante una Turquía casi sin posibilidades de continuar en la competición

21.06.2016 | 00:57
Entrenamiento, ayer, de la República Checa.

La República Checa y Turquía se enfrentarán en el duelo de los equipos peor parados del grupo de España y apurarán sus opciones de alcanzar los octavos de final de la competición con un duelo a vida o muerte en el Stade Bollaert-Delelis.

De los dos, el equipo de Pavel Vrba es el que tiene más opciones de seguir adelante. El empate (2-2) que consiguió a última hora en el choque ante Croacia dio la vida a un equipo que parecía sentenciado para el último encuentro.

Una victoria dejaría a los checos con cuatro puntos en la clasificación y con bastantes opciones de ser uno de los cuatro mejores terceros de los seis grupos de la Eurocopa. Prácticamente, tiene en su mano el billete hacia la siguiente ronda. Depende de sí mismo.

Pavel Vrba no podrá contar con su máxima estrella. Tomas Rosicky, con una lesión muscular, no podrá disputar lo que queda de Eurocopa. El veterano jugador del Arsenal (35 años), se despidió de las grandes competiciones internacionales por la puerta de atrás.

Después de una temporada en la que apenas jugó por culpa de las lesiones, la puntilla definitiva le ha llegado en el peor momento, justo cuando parecía estar totalmente recuperado.

Josef Sural será su sustituto en la media punta y el resto del equipo, salvo sorpresa, será el esperado. Puede haber alguna duda, como en la delantera, pero es probable que de nuevo Tomas Necid se imponga al veterano David Lafata para salir desde el inicio en el partido más importante de la Eurocopa para el cuadro checo.

Enfrente tendrá a un equipo al borde de la eliminación. Turquía necesita un milagro para alcanzar los octavos de final. Después de sumar dos derrotas ante Croacia (1-0) y España (3-0), necesita ganar con un buen margen de goles y esperar otros resultados para poder seguir en la competición como tercero de grupo con tan solo tres puntos.

El equipo de Fatih Terim espera que sus dos mejores jugadores, Arda Turan y Hakan Calhanoglu, aparezcan de una vez por todas para intentar el milagro. La decadencia de ambos en la competición ha llegado acompañada de un bajón enorme en el juego otomano, que ha ofrecido una imagen muy mala en sus dos partidos.

Turan, pitado por su propio público durante el choque ante España, necesita reivindicarse para callar a una afición que ha elegido al jugador del Barcelona como máximo culpable de la situación de su selección. De momento, curiosamente, sólo ha recibido los aplausos de la hinchada española. Terim podría hacer algún cambio y contar con los más jóvenes.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine